publicidad
El presidente Hugo Chávez hace campaña rumbo a los comicios generales del 7 de octubre.

Chávez levanta una 'marea roja' en su primer acto electoral en Caracas

Chávez levanta una 'marea roja' en su primer acto electoral en Caracas

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, levanta una 'marea roja' en su primer acto electoral en Caracas, rumbo a las elecciones generales.

El presidente Hugo Chávez hace campaña rumbo a los comicios generales de...
El presidente Hugo Chávez hace campaña rumbo a los comicios generales del 7 de octubre.

Primer acto electoral

CARACAS, Venezuela - "Llevo esperando a Chávez desde el 92", dijo a la AFP Yahaira Renjifo, una de los miles de 'chavistas' que acompañaron  al presidente venezolano en su primer acto electoral en Caracas, en las calles del único de los cinco municipios en manos del oficialismo.

Chávez, que llegó democráticamente al poder en Venezuela seis años después de capitanear en 1992 un fallido golpe de estado, recorrió desde lo alto de un camión las calles de la parroquia El Valle, en el municipio caraqueño de Libertador, acompañado por varios ministros y saludando y lanzando besos a las miles de personas que se abalanzaban contra los cordones de seguridad.

Horas de espera 

Yahaira y su hermana Edilma, ambas sobre los cincuenta años y vestidas de rojo oficialista, esperaron durante horas la llegada de su líder a esta deprimida parroquia del sureste de Caracas, de cuyos encrespados cerros bajó la multitud en 2002 para pedir la liberación del mandatario retenido por militares tras un golpe de estado -también fallido- urdido en su contra.

publicidad

"Y lo esperaría muchos años más", añadió sonriente y ajustándose su gorra roja, en la que podía leerse uno de los lemas de la popular revolución bolivariana: 'Pa'lante comandante'.

Pero no le hizo falta esperar tanto. Pocos minutos después, el presidente salió del 4x4 de fabricación venezolana con el que llegó al inicio de la caravana y, entre el griterío, se acercó a la valla de seguridad en la que las hermanas Renjifo esperaban junto a una multitud de manos que querían tocarlo y pasarle pequeños papeles con mensajes pidiéndole ayuda para mejorar sus vidas.

"Yo hasta el 2021 con mi comandante", le lanzó una anciana apoyada en unas muletas en un rincón, mientras el mandatario, que se recupera de un cáncer del que no se conoce ni la naturaleza ni su ubicación, subía al camión con el que inició la caravana.

El recorrido 

"El comandante nos dio los médicos a este barrio", dijo un señor de unos 60 años que portaba una gran bandera del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV, en el poder), refiriéndose a la Misión Barrio Adentro, de atención sanitaria, uno de los tantos programas sociales estatales con los que el mandatario aspira a conquistar votantes.

El recorrido de 1.5 km por la avenida Intercomunal duró poco más de media hora, pero al mandatario, que el 7 de octubre medirá sus fuerzas con el candidato opositor Henrique Capriles Radonski, le bastó para constatar que el amor que profesa al pueblo venezolano es correspondido.

"A mí me conmueve profundamente el desbordamiento del amor del pueblo y le digo 'Dios Mío, dame fuerza, dame vida, dame salud para seguir sirviendo a este pueblo al que amo más que a mi propia vida'", gritó el mediático mandatario tras llegar a la tarima, desde donde cantó y bailó.

En su discurso, de aproximadamente una hora y media, atacó al candidato opositor y advirtió de que su llegada al poder representaría para las clases más pobres -mayoría en Venezuela- la pérdida de las ayudas sociales que ha ido implantando su gobierno.

"Esta revolución es para todos, menos para la burguesía", gritó con su ímpetu habitual el mandatario, que el sábado cumple 58 años, a lo que los asistentes, algunos con grandes retratos del nuevo rostro computarizado del libertador Simón Bolívar develado por Chávez el pasado martes, respondieron con una gran ovación.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad