publicidad

Alvaro Uribe pidió el apoyo de a ONU por masacre de indigenas awá

Alvaro Uribe pidió el apoyo de a ONU por masacre de indigenas awá

Colombia recurrió a la ONU para para investigar y establecer los responsables de la masacre de 12 indígenas awá.

Las sospechas

BOGOTA - El gobierno colombiano pidió el jueves apoyo de la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, para investigar y establecer los responsables de la masacre de 12 indígenas awá ocurrida en el sur de Colombia, cerca a la frontera con Ecuador.

Recibe noticias de Colombia en tu móvil

"Pedimos la participación de las Naciones Unidas con la oficina del Alto Comisionado con nuestras instituciones e inteligencia, para el esclarecimiento total de ese crimen", dijo el presidente colombiano Alvaro Uribe a periodistas en el balneario de Cartagena (1.050 km al norte de Bogotá).

Uribe hizo la declaración poco antes de partir a Bariloche (Argentina) para una cumbre de presidentes de la Unión de Naciones Sudamericana (Unasur).

Al menos 12 indígenas, entre ellos cuatro niños, fueron asesinados el miércoles por unos hombres encapuchados vestidos con prendas militares que atacaron la reserva de Gran Rosario, en el departamento colombiano de Nariño (sur), según la Organización Nacional de Indígenas de Colombia (ONIC).

Proteger a indígenas

El mandatario señaló que ordenó al ministerio de Defensa dar protección a las familias sobrevivientes del ataque ocurrido en el resguardo de Gran Rosario, 1,200 km al suroeste de Bogotá.

Responsables de la ONIC expresaron este jueves su "sospecha" de que detrás del asesinato la víspera de 12 indígenas, cuatro de ellos niños, estén comprometidos miembros del Ejército.

publicidad

A su turno, Antonio Navarro, gobernador del departamento (provincia) de Nariño, donde ocurrió la masacre, precisó a la AFP que si bien "todavía no se tiene información suficiente para adjudicarle responsabilidades a nadie, hay una serie de cosas que hay que aclarar".

Navarro dijo que "los asesinos recogieron las vainillas de los disparos" para evitar dejar pruebas y que actuaron con "una sevicia tal que el bebé de pocos meses que fue asesinado tenía cuatro disparos en la cabeza".

Los indígenas fueron asesinados al amanecer del miércoles por un grupo de hombres armados y encapuchados. El territorio de los awá ha sido escenario este año de decenas de crímenes atribuidos a una guerra por las rutas del narcotráfico.

Denunciaron persecución

Por su parte Amnistía Internacional (AI) urgió al gobierno colombiano a proteger a los indígenas awá para evitar nuevos ataques.

La organización de derechos humanos establecida en Londres declaró en un comunicado que esta matanza, la tercera que sufre la etnia awá en lo que va de año, era "consecuencia del fracaso de las autoridades para atender a las advertencias de que al menos que se tomaran medidas, se producirían nuevos ataques".

"¿Cuántos más van a tener que morir antes de que el gobierno actúe para proteger a estas comunidades?", se preguntó por su parte la directora del programa América de AI, Susan Lee, en el mismo comunicado.

Llamado al gobierno colombiano

Los Awá han denunciado que son blanco de una campaña de exterminio por su decisión de mantenerse neutrales en el conflicto colombiano.

"La matanza demuestra una vez más que es la población civil la que sufre lo peor del conflicto y que la protección de la población civil no recibe la prioridad debida por parte del gobierno colombiano", agregó Lee.

Los awá, una etnia compuesta por 11,000 indígenas que habitan resguardos en el sur de Colombia y el norte de Ecuador, aseguran que son víctimas de persecución haber declarado su neutralidad en el conflicto armado colombiano.

Los indígenas han acusado a los militares, las guerrillas izquierdistas y las bandas de narcotraficantes, de violar sus territorios ancestrales.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad