publicidad

Una de las jóvenes desaparecidas de Cleveland tiene una hija de seis años

Una de las jóvenes desaparecidas de Cleveland tiene una hija de seis años

Amanda Berry, una de las tres jóvenes halladas en una casa de Cleveland tras permanecer secuestradas durante una década, tiene una hija de 6 años.

Autoridades arman rompecabezas de una historia que, tras una década de sufrimientos, tuvo un final milagroso

Amanda Berry, una de las tres jóvenes halladas en una casa de Cleveland tras permanecer secuestradas durante una década, tiene una hija de seis años, dijo el martes la policía y la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

El director de seguridad pública de Cleveland, Martin Flask, dijo a periodistas que la niña fue encontrada en la vivienda, propiedad de Ariel Castro, el principal sospechoso, y donde permanecían las tres mujeres.

Castro, de 52 años, fue detenido junto con dos de sus hermanos, Pedro Castro, de 54, y Oneil, de 50. Las autoridades alistan los cargos que se presentarán contra ellos, reportó la Agencia Española de Noticias.

El agente especial del FBI encargado del caso, Stephen Anthony, dijo que "estas tres chicas han mostrado la última definición de supervivencia y perseverancia. Ahora comienza el proceso de cura".

¿Qué opinas de esta historia? Participa en nuestro Foro.

El hallazgo

Las tres mujeres fueron identificadas como Amanda Berry (desaparecida en 2003), Gina DeJesus (desaparecida en 2004) y Michelle Knight (secuestrada en 2002). Fueron rescatadas el lunes tras más de 10 años en que se perdió odo rastro de ellas, ante la incredulidad de los residentes en el vecindario, de mayoría hispana.

Anthony señaló que en los últimos diez años "se han seguido todas las pistas posibles" en el caso y que tanto "las familias como los agentes de la ley no perdieron nunca la esperanza" de encontrarlas.

publicidad

Ed Tomba, subjefe de policía de Cleveland, dijo que "la verdadera heroína es Amanda (Berry). Sin ella ninguno de nosotros estaríamos aquí ahora".

Flask explicó que las autoridades llegaron a llamar a la puerta de la casa en la que se encontraban las desaparecidas en enero de 2004 por una queja contra Ariel Castro, por haber abandonado a un niño cuando era conductor de un autobús escolar.

Nadie respondió dentro de la casa ese día y la policía abandonó el lugar sin llevar el caso más allá, reportó Efe.

La casa donde estaban

El espectacular descubrimiento atrajo a cientos de personas a una calle residencial normalmente tranquila para celebrar que las mujeres que durante mucho tiempo se había temido que estuvieran muertas, se encontraran finalmente con vida, reportó la Agencia Francesa de Noticias (AFP).

Las tres jóvenes fueron halladas por las autoridades no lejos de donde desaparecieron, después de que una de ellas sacara un brazo por una puerta y comenzara a gritar, lo que alertó a un vecino, que acudió en su ayuda.

Cómo fueron mantenidas encerradas todos estos años o por qué escaparon ahora y no antes, son algunas de las muchas interrogantes provocadas por el espectacular descubrimiento.

La pesadilla llegó a su fin cuando Berry -secuestrada cuando tenía 16 años- sacó sus brazos por un hueco en la puerta principal y pidió ayuda.

Un vecino vio a Berry gritando y tratando de salir de la casa. "Escuché gritos... y vi a esa chica tratando como loca de salir de la casa", dijo Charles Ramsey a la cadena ABC. "Fui hasta el porche y me dijo: ayúdame a salir afuera. He estado aquí mucho tiempo". Ramsey contó que trató de sacarla por la puerta pero no pudo abrirla, así que tuvo que romperla por abajo y la muchacha salió a rastras "llevando a una pequeña niña".

Llamada al 911

Berry corrió a una casa vecina para llamar a la policía, suplicando que vinieran tan pronto como pudieran, "antes de que él vuelva".

"Soy Amanda Berry. Fui secuestrada. He estado desaparecida durante 10 años. Estoy libre, estoy aquí ahora", dijo Berry, según las grabación de su acelerada llamada al 911.

Berry relató que el hombre que la había mantenido cautiva se llama Ariel Castro. Cuando la policía llegó, Berry les contó que había otras dos mujeres en la casa. "Las tres mujeres, Amanda Berry, Gina DeJesus y Michelle Knight, parecen estar en buena salud", informó la policía de Cleveland, que anunció además el arresto de tres hombres latinos, sin dar otros detalles, señala el reporte de AFP.

Las autoridades dijeron que por el momento, no se harán públicos otros detalles de la investigación sobre las mujeres secuestradas, nombres, ni fotos.

publicidad

Ramsay, quien rescató a Berry, dijo a los periodistas que había compartido comidas con el secuestrador y escuchado salsa con él sin sospechar nada.

La búsqueda

Un eporte del diario Cleveland Plain Dealer señala que la desaparición de Knight no despertó la atención de los medios locales como sucedió con las desapariciones de Berry y DeJesus.

Agregó que su abuela, Deborah Knight, y algunos miembros de la familia habían llegado a la conclusión, basada en suposiciones de la policía y trabajadores locales en aquel momento, de que había huido.

El diario agregó que su madre, Barbara Knight, quien vive en Florida, dijo a un reportero que nunca creyó que su hija desapareciera sin dejar rastro. Y aseguró que estuvo buscándola mucho tiempo después de que la las autoridades abandonaron la investigación.

"Rezo porque sea ella y regrese conmigo, para que la pueda ayudar a recuperarse de todo lo que ha pasado", dijo la progenitora al Cleveland Plain Dealer.

La agencia Reuters reportó que un ambiente de júbilo invadió la ciudad de Cleveland, donde se corrió la voz de la liberación de Berry y DeJesus, especialmente en el barrio de clase trabajadora, muy latino, donde docenas de residentes vivían cerca de la casa donde fueron encontradas.

La concejal de la ciudad Dona Brady, amiga de la familia de Berry, dijo a Reuters que la desconsolada madre de Berry no vivió para ver a su hija rescatada. "Literalmente murió con el corazón roto", dijo Brady, añadiendo que la madre tenía 47 años cuando falleció.

publicidad

El alcalde de Cleveland, Frank Jackson, dijo el martes que las autoridades tienen "muchas preguntas sin responder", como las razones por las que las tres jóvenes fueron secuestradas y, sobre todo, por qué los vecinos no detectaron que había tres personas recluidas en esa casa durante aparentemente tantos años.

Las autoridades revelaron que Ariel Castro tiene otras propiedades y los agentes tienen previsto registrarlas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad