publicidad
Foto de archivo

Trabajadoras ganan demanda de $450,000 por acoso sexual en empacadora de papas

Trabajadoras ganan demanda de $450,000 por acoso sexual en empacadora de papas

Un grupo de mujeres mexicanas y mexicoamericanas ganaron el caso contra su supervisor en una planta en Colorado por abuso físico y verbal.

Foto de archivo
Foto de archivo

Un grupo de trabajadoras en Colorado recibirá miles de dólares en reparaciones tras haber sido víctimas de acoso sexual mientras trabajaban en una empacadora de papas.

Un total de 13 mujeres acusaron a su supervisor de  abuso físico y verbal en una planta en la ciudad de Monte Vista, y algunas dijeron haber sido despedidas por rechazar sus avances o por quejarse, según una demanda presentada por la Comisión Para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC).

Todas las mujeres eran de descendencia mexicana, y cuatro de ellas eran inmigrantes de México que no hablaban inglés, confirmó a Univision Noticias Lucila Rosas, asesora senior del abogado general de la EEOC. 

Para resolver la demanda, dos compañías que operan la empacadora deberán pagar  $450,000 y dar otras reparaciones a las trabajadoras, anunció este martes la agencia federal. Se trata de  Smokin’ Spuds, Inc. y  Farming Technology, Inc., quienes operan la planta y producen papas marca  MountainKing. 

publicidad

Según la demanda de la EEOC,  el supervisor Samuel Valdez hacía comentarios y gestos sexuales hacia las trabajadoras, acosándolas mediante proposiciones y tocándolas en las nalgas y senos. Al menos en una ocasión, Valdez jaló a una empleada y la puso en sus piernas, según la demanda. 

Quejas a la gerencia fueron ignoradas, según la EEOC, y algunas mujeres recibieron represalias tras quejarse. La demanda alega que al menos  tres mujeres fueron despedidas en venganza por negarse al acoso o por quejarse con otros gerentes de la compañía. Como resultado, el acoso continuó por varios años.  

" Este caso es el más reciente en una serie larga de casos de acoso sexual afectando a la industria agrícola, frecuentemente dirigido a inmigrantes de México y Latinoamérica, y el segundo caso de acoso sexual que la oficina de Denver ha resuelto involucrando a empacadoras de papas en la área del Valle de San Luis", dijo David López, abogado general de la comisión.

La demanda contra ambas compañías las acusa de violar la ley federal, al someter constantemente a las trabajadoras a acoso sexual verbal y contacto físico no deseado por un supervisor. Esta conducta viola el Acta de Derechos Civiles de 1964, que prohíbe el acoso sexual y represalias por quejarse. 

El mes pasado, la EEOC  obtuvo un veredicto de $17 millones en un caso de acoso sexual contra Moreno Farms, Inc., en Florida. Y un caso similar contra Spud Seller, Inc., fue resuelto por $255,000 en enero de 2013. 

"Este tipo de mala conducta que fue permitida por muchos años, con un número de diferentes mujeres que experimentaron con una gama de acoso por el mismo supervisor, no tiene lugar en el lugar de trabajo," dijo en un comunicado Mary Jo O'Neill, abogada regional de la comisión. "Creemos que nuestra demanda y el alivio significativo obtenido en este acuerdo enviará el mensaje, no sólo a los acusados, sino a toda la industria de embalaje de productos, que la EEOC no tolerará este tipo de abuso - o represalias por quejarse de ello. "

Además de pagar $450,000 en compensación monetaria, los acusados en el caso de Colorado también están sujetos a un decreto de consentimiento de tres años que les prohíbe en el futuro tomar parte en cualquier práctica de empleo que discrimine a base del sexo de una persona, incluyendo acoso sexual, y de tomar represalias contra personas que se opongan a esas prácticas. 

Las empresas también se reportarán a la comisión sobre el cumplimiento del decreto, y han acordado no emplear a Samuel Valdez.

Las abogadas Iris Halpern y Loretta Medina, quienes litigaron el caso en nombre de la EEOC, expresaron su orgullo por la valentía de las mujeres que dieron un paso adelante para reportar la discriminación y represalias a la EEOC, señalando que en las pequeñas ciudades de todos los Estados Unidos, muchas mujeres son reacias a desafiar el acoso sexual en el trabajo por temor a la invasión de su privacidad, daño injusto a su reputación en la comunidad y la pérdida de sus empleos.

publicidad

" La EEOC considera la protección de los inmigrantes, migrantes y otros trabajadores vulnerables a la discriminación y el acoso una prioridad en el marco del Plan de Ejecución Estratégico de diciembre del 2012", dijo el director de campo de la comisión en Denver, John Lowrie. "Vamos a seguir asegurando que las leyes federales contra la discriminación se aplique en esta industria."

Para denunciar abusos en el lugar de trabajo, llama a la línea directa de la EEOC 1-800-669-4000, o visita  eeoc.gov/spanish.

Lea también:  Compañía deberá pagar más de $17 millones a trabajadoras agrícolas por acoso sexual

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad