publicidad

Rinden tributo a agente asesinado en México durante su funeral

Rinden tributo a agente asesinado en México durante su funeral

Rinden tributo a agente asesinado en México durante su funeral

Estuvieron Holder y Napolitano

BROWNSVILLE, Texas - Un agente federal estadounidense asesinado en México era un "texano orgulloso" por cuyo servicio al país habrá siempre una deuda, dijo la secretaria de Seguridad Interior norteamericana, Janet Napolitano, ante una gran multitud que acudió el martes al funeral del funcionario.

Los asistentes al sepelio atestaron el exterior del Centro de Eventos de Brownsville para honrar al agente especial del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés), Jaime Zapata.

Agentes policiales y de seguridad fronteriza hicieron hileras de a dos dentro y hasta el exterior del lugar, donde otros se congregaron de manera solemne.

"Por mucho que lo intentemos, sabemos que ni las palabras ni las acciones llenarán el vacío que dejó la actuación del agente Zapata ni podremos pagarle el sacrificio que hizo por su país", expresó Napolitano.

Zapata, de 32 años, recorría en un vehículo una carretera del estado de San Luis Potosí el 15 de febrero antes de ser emboscado a tiros. Otro agente en el vehículo, Víctor Avila, recibió dos disparos en la pierna y sobrevivió al ataque.

Las autoridades afirman que integrantes de grupos narcotraficantes efectuaron la agresión.

"Debemos -y lo haremos- erradicar esa escoria que le quitó la vida", dijo Holder ante los presentes.

publicidad

El servicio duró hora y media, y numerosos agentes hicieron una hilera en ambas partes de trayecto de casi 800 metros (media milla) desde el centro hasta el cementerio. Camiones de bomberos y banderas fueron colocados en los flancos de la ruta.

La inhumación de Zapata estaba prevista para la tarde del martes en Brownsville, su lugar de 450 kilómetros (280 millas) de San Antonio, en el sur de Texas.

El obispo Daniel Flores, el primer orador, utilizó imágenes para describir el "mal" que combatía Zapata.

"El sabía que si los buenos no luchan por el bien, el enemigo será agresivo y nos arrebatará a nuestros hijos", dijo Flores.

Tras los culpables

Autoridades estadounidenses prometieron este martes durante el funeral del agente especial Jaime Zapata, asesinado en México, que los culpables serán hallados y que la cooperación con el vecino del sur contra el crimen organizado no flaqueará.

"Continuaremos, como lo hizo el agente Zapata a lo largo de su vida, apoyando a nuestros socios internacionales, y en particular a nuestros aliados mexicanos. Ganaremos esta batalla", declaró el fiscal general, Eric Holder, durante el entierro, según un comunicado del Departamento de Justicia.

"Juntos, Estados Unidos y México haremos que el largo y duro brazo de la justicia alcance a los autores de los disparos contra Jaime y Victor", aseguró por su parte el jefe de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), John Morton, durante el funeral en Brownsville, Texas (sur).

"Juntos protegeremos a nuestra gente", añadió Morton en su discurso.

Zapata, de 32 años, murió en un ataque a balazos de un comando el martes pasado cuando regresaba junto a un compañero, que resultó herido, de San Luis Potosí hacia Ciudad de México.

El agente herido, Víctor Avila, se recupera de los dos balazos que recibió en la pierna.

Estados Unidos y México lanzaron una investigación conjunto para indagar en la muerte del primer agente estadounidense en suelo mexicano desde 1985, cuando fue asesinado el agente antinarcóticos Enrique Camarena.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad