publicidad
John Boehner, el representante republicano que reemplazará a Nancy Pelosi como lider de la Cámara Baja.

Republicanos quieren derogar reforma 'monstruosa' de salud

Republicanos quieren derogar reforma 'monstruosa' de salud

Republicanos quieren derogar reforma 'monstruosa' de salud

John Boehner, el representante republicano que reemplazará a Nancy Pelos...
John Boehner, el representante republicano que reemplazará a Nancy Pelosi como lider de la Cámara Baja.

Hablan de mandato electoral

WASHINGTON, DC - El líder republicano de la Cámara de Representantes, Joh Boehner, dijo el miércoles que el electorado ha emitido un mandato para derogar la reforma de la salud del gobierno, al que calificó de "monstruosidad".

El próximo presidente de la Cámara de Representantes dijo a la prensa que la nueva mayoría republicana de la cámara y la reducción de la mayoría demócrata en el Senado demostraban que el pueblo rechaza "la agenda Obama-Pelosi".

El republicano por Ohio es el primero en la línea sucesoria de Nancy Pelosi, demócrata de California y la primera mujer que preside la cámara baja. La presidencia de la cámara corresponde al bloque mayoritario.

publicidad

"El pueblo estadounidense estaba preocupado de que el gobierno se haría cargo de la atención de salud", dijo Boehner, posando junto al dirigente del bloque republicano Eric Cantor. "Me parece importante que sentemos las bases para iniciar la derogación de esta monstruosidad".

Envalentonados luego de ganar el control de la Cámara de Representantes y de obtener avances en el Senado tras las elecciones de la víspera, los líderes republicanos dijeron el miércoles que cumplirán sus promesas de campaña de reducir el tamaño del gobierno y revertir las reformas al sistema de salud del presidente Barack Obama.

"Cambiar la dirección, es lo que haremos", dijo el representante John Boehner, virtual nuevo presidente de la cámara baja, al describir los comicios legislativas del martes como un mandato popular a fin de reducir el tamaño del gobierno federal.

El avance republicano hizo eco de las demandas incesantes de los activistas del movimiento conservador Tea Party, cuya energía y votos ayudaron a impulsar el mayor cambio de dirección política en la Cámara de Representantes en más de 70 años.

Obama llamó a Boehner y al líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell, para felicitarlos.

Boehner, que se apresta a reemplazar a Nancy Pelosi como presidente de la cámara baja, dijo que los resultados eran "un repudio a Washington, un repudio al gobierno grande y un repudio a los políticos que se niegan a escuchar al pueblo".

Boehner afirmó además que el electorado le dio la autoridad para derogar la reforma de la salud del gobierno, la que calificó de "monstruosidad".

La capital estadounidense despertó el miércoles -si es que acaso durmió- con un nuevo orden político.

Con su victoria, los republicanos marcan el comienzo de una nueva era de gobierno dividido y destronaron a la demócrata Pelosi, el principal objetivo de su campaña.

La derogación de la ley de salud, que buscó extender el seguro de salud a casi todos los estadounidenses, ha sido un grito de guerra de los republicanos desde hace meses, pero Obama, con su poder de veto, y los demócratas -reteniendo apenas el control del Senado- seguirán interponiéndose en su objetivo.

Varios republicanos admitieron que su lucha contra la ley de salud no va a poder avanzar de la noche a la mañana una vez que tomen el poder.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, quien sobrevivió a una ofensiva del Tea Party en Nevada, dijo estar "listo para hacer algunos ajustes" en la ley de salud, pero que luchará contra su derogación.

Al evaluar los cambios en el equilibrio de poder, Reid dijo que quiere preservar la amplia reforma de salud de Obama y que aumenten los impuestos a los estadounidenses de más ingresos, pero agregó: "No soy obstinado".

"Si tenemos que arreglar algo con la gente que es realmente rica, tendré que enfocarme en eso", dijo. "Si hay algunos ajustes que hacer con el proyecto de ley de salud, estoy listo para hacer algunos ajustes, pero no voy a denigrar de alguna manera el gran trabajo que hicimos como país, al salvar a Estados Unidos de la quiebra debido al sector de seguros que nos acercó a la bancarrota", dijo.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad