publicidad

Qué le espera al padre Alberto Cutié en la Iglesia Episcopal

Qué le espera al padre Alberto Cutié en la Iglesia Episcopal

Ante la trascendencia mediática del caso, afloran los interrogantes sobre las diferencias entre católicos y episcopales.

Cambio de bando

MIAMI - Algunos consideran que fue una decisión precipitada. Otros insisten en que todo estaba planeado meses atrás. Lo cierto es que Alberto Cutié cambió de Iglesia y de vida: ahora, bajo la confesión episcopal, podrá casarse, tener hijos y seguir sirviendo a Dios como religioso.

Ante la trascendencia mediática del caso, afloran los interrogantes sobre las principales diferencias entre católicos y episcopales, a donde decidió unirse Cutié.

La decisión del Padre Alberto no ha caído bien en la Iglesia Católica ni en muchos de sus seguidores. A las severas reacciones del arzobispo de la Arquidiócesis de Miami, John Favalora, quien lo acusó de provocar escándalo y lo consideró desde ya separado de su ministerio, le han sucedido numerosas críticas de quienes consideran un acto de traición el abandono de Cutié a la comunidad por irse detrás de una mujer.

Otros lo apoyan aún siendo católicos, apostólicos y romanos, especialmente porque se oponen a la norma del celibato y la castidad sacerdotal.

"Para nosotros, si fuera él (Padre Alberto) besando a un niño, si estuviera besando a una mujer casada, sería un escándalo'', aseguró el obispo Frade, en respuesta a los reporteros tras la presentación de bienvenida de Cutié a la Iglesia Episcopal. "Un hombre soltero, besando a una mujer soltera, no es un escándalo, es Dios que nos ha creado así, para que el hombre ame a una mujer''.

publicidad

Favalora, en cambio insistió en la soltería y advirtió: "El padre Cutié aún se encuentra obligado por su promesa a vivir una vida célibe, la cual él asumió con absoluta libertad en su ordenación. Sólo el Santo Padre puede dispensarle de dicha obligación".

Similitudes y diferencias

Más allá de la libre decisión de Cutié, el cisma provocado y las reacciones a favor y en contra, vale la pena conocer las diferencias entre católicos y episcopales, para entender mejor el futuro que le espera al padre Alberto en su nueva Iglesia.

Mucho más, cuando empieza a conocerse que no es uno ni dos. En Puerto Rico, según un informe del diario El Nuevo Día, ya son cinco los sacerdotes católicos que siguen los pasos de Alberto Cutié en la decisión de abandonar la sotana de la Iglesia Católica para ingresar a las filas de la Iglesia Episcopal.

Todos tienen un común denominador: están enamorados de una mujer.

Pero aunque los casos tienen como epicentro el tema del celibato, hay otras diferencias entre católicos y episcopales, que tienden a minimizarse.

"En cierto modo, no hay diferencias entre las dos iglesias. Ambas son iglesias cristianas. Como tal, los episcopales y los católicos romanos leen la Biblia con los dos testamentos, recitan el Credo Niceno y el Credo de los Apóstoles.

"Ambas administran el Bautismo y la Confirmación y celebran la Santa Comunión, y también los otros ritos sacramentales: la Penitencia, el Matrimonio, la Unción de los Enfermos, y las Ordenes Sagradas", dice el teólogo y ensayista Pierre Whalon desde la perspectiva de un obispo dentro de la iglesia episcopal en los Estados Unidos.

El Papa y la Virgen

Whalon, que tiene mucho material dispersado alrededor del Web, afirma que la mayoría de las diferencias radican en los detalles. Estas diferencias provienen, según él, de una idea central: "¿Quién tiene la autoridad?" Y explica que, a traves de los siglos, la Iglesia Católica Romana ha continuado aumentando el poder y el prestigio del Papa, el Obispo de Roma.

Es cierto: con los medios de difusión pública a su alcance y la globalización, el purpurado romano ha elevado al papado a su más  alto nivel.

"Los dos últimos pontífices viajaron más que cualquiera de sus predecesores. Pero cuando visita un país es para hablar y no para escuchar. Sus obispos alrededor del mundo actúan más bien como prefectos que como supervisores de la comunidad cristiana regional. El dicho tan famoso de San Agustín, Roma locuta causa finita est (Roma ha hablado y el asunto se acabó) es más verdad hoy que nunca", critica Whalon.

Para los católicos hay varias divergencias fundamentales con los episcopales. Quizá la mayor está relacionada con la Inmaculada Concepción de María y su Asunción a los cielos "en cuerpo y alma".

En efecto, el dogma de la Inmaculada concepción tal y como fue definido por Pio IX en 1854 estableció como revelación divina que María fue concebida virgen, que lo siguió siendo después de parir a Jesucristo y que así murió. Los protestantes, apoyándose en referencias de los Evangelios de Marcos y Lucas, sostienen que María tuvo otros hijos, además de Jesús.

publicidad

Los anglicanos –y su rama episcopal son entre los protestantes los más próximos al catolicismo y, aunque en 1561 la Iglesia de Inglaterra suprimió del calendario de fiestas religiosas la Asunción de la Virgen (15 de agosto), se han mantenido otras cinco celebraciones asociadas a María.

Devociones

La Iglesia Episcopal es "más abierta" y admite que sus fieles puedan ser devotos a María a título individual, pero rechazan su adoración porque niegan que la virgen esté a la altura de la Santísima Trinidad y la consideran idolatría. Esa posición ambivalente ha hecho que a menudo se califique a los anglicanos de "la vía media" entre católicos y protestantes.

Respecto al Papa, para los católicos romanos es el 'Vicario de Cristo en la Tierra' y el sucesor de san Pedro en el obispado de Roma y en el gobierno supremo de la Iglesia.

Lo llaman Vicario de Cristo porque hace sus veces en el gobierno de la Iglesia. Vicario viene de las palabras latinas: vices agere, hacer las veces.

"El Papa es el legítimo sucesor de san Pedro, porque Cristo nombró a san Pedro jefe de su Iglesia. Pedro, por voluntad divina, estableció su residencia en Roma. Y así, también por disposición divina, quien le sucede como Obispo de Roma, le sucede también en el supremo gobierno de la Iglesia", afirma el presbítero Pablo Arce Gargollo.

publicidad

"Era necesario a su vez, que Pedro tuviera sucesores, porque los poderes que Jesucristo le confió no fueron para el bien personal del Apóstol, sino para el de la Iglesia que, según la promesa de Cristo, ha de durar hasta el fin de los siglos. El Papa puede, si así fuere necesario, retirarse de la ciudad de Roma; mas no puede dejar su título de Obispo de Roma ni las prerrogativas inherentes a él", explicó.

6 diferencias básicas

En resumen se puede hablar de seis diferencias básicas entre episcopales y cristianos:

1. El Dogma de la Infalibilidad Papal

Éste fue promulgado en el Concilio Vaticano I en el 1879 y para los episcopales no tiene base en las Sagradas Escrituras ni en la tradición de la Iglesia en los Concilios de la misma en los primeros siglos del cristianismo.

2. La Doctrina de la Transubstanciación

Es la doctrina del cambio físico de pan y el vino en la Santa Eucaristía al cuerpo y sangre de Cristo. La Iglesia Anglicana enseña la Doctrina de la Real Presencia de Cristo en los elementos del Pan y Vino consagrados, pero sin un cambio en la materia ni substancia de los mismos.

3. Los Dogmas de la Inmaculada Concepción y la Asunción de la Virgen

Estos dogmas no tienen base bíblica ni en la tradición de la Iglesia en los primeros Concilios. Puede creerse como devoción privada, pero no creen que sean necesarios para la salvación.

publicidad

4. El celibato obligatorio

Durante el tiempo de la Reforma en el Siglo 16, la Iglesia de Inglaterra abolió el celibato obligatorio para su clero y dejó esta vocación de vida a la decisión de cada cual, es decir, el sacerdote puede elegir si es célibe o casado.

5. La Ordenación de Mujeres al Sacerdocio y al Episcopado

Esto es materia de práctica y disciplina de la Iglesia, no de doctrina, al reconocer la completa participación en el Cuerpo de Cristo de todos los hijos e hijas de Dios, incluyendo el llamado a la ordenación. Su participación en el Cuerpo de Cristo no es como "varón o hembra", sino como hijos e hijas de Dios.

6. La forma de gobierno de la Iglesia

En la Iglesia Episcopal el clero, laicado y obispos tienen amplia participación en el gobierno total de la misma. Se celebran asambleas de feligresía para elegir a sus líderes, la Asamblea Diocesana con representación de todos y de igual forma a nivel internacional.

De todo lo anterior se deduce que en adelante, el Reverendo Cutié -cuando se ordene episcopal- no obedecerá al Papa Romano, probablemente renunciará a los dogmas de la Virgen María, tendrá como colegas a mujeres sacerdotes y mucha más "libertad" de acción.

Pero sobre todo -lo más importante- es que Alberto Cutié tendrá junto a él a su irrenunciable prometida: Ruhama Canellis. ¿Qué más le puede pedir a Dios?

publicidad

Preguntas y respuestas

¿Qué es la Iglesia Episcopal?

La Iglesia Episcopal es una parte de la Iglesia Cristiana y como tal ha tenido una existencia continua, ininterrumpida desde que Cristo fundó su Iglesia. Forma parte de la Comunión Anglicana Mundial, la cual es una de las grandes ramas de la Iglesia Una, Santa, Católica y Apostólica. La Comunión Anglicana cuenta en la actualidad con unos 77 millones de miembros.

¿Hace parte de la reforma protestante?

Sí, es una Iglesia reformada. Esto se debe a que durante el siglo XVI, cuando la Iglesia en Inglaterra se separó de la autoridad del Obispo de Roma, se realizaron varias reformas, tales como: volver a las Sagradas Escrituras como regla de fe, hacer los oficios de culto en el vernáculo y abolir el celibato obligatorio.

¿Por qué se llama Episcopal?

La razón de que se llame episcopal es que mantiene el antiguo orden episcopal en su ministerio. "Episcopal" proviene de la palabra griega "epíscopos" que significa "obispo" o "supervisor".

El deseo de Enrique VIII de anular su matrimonio, algo concedido por el Papa como dispensa a otras personas de la época, fue la ocasión propicia, no la causa, para la independencia de Inglaterra de la autoridad papal.

¿Es Católica la Iglesia Episcopal?

Sí, la Iglesia Episcopal es Católica porque conserva y profesa los antiguos Credos y Sacramentos. Todas las enseñanzas son las de la Iglesia primitiva e indivisa. La fe católica como la enseñan los episcopales tiene que ajustarse a tres criterios: Las Sagradas Escrituras, la Tradición de la Iglesia y la Razón, iluminada por la fe.

publicidad

¿Cómo pueden ser católicos y protestantes al mismo tiempo?

El término "protestante" se usó en 1785 para distinguir la episcopal de la iglesia de Roma y de la Iglesia Ortodoxa Oriental que también tiene obispos. Además, porque participó de la Reforma religiosa del siglo XVI y se ha identificado con muchos de sus postulados teológicos bíblicos.

Pero esto no significa que son simplemente una de las iglesias que surgieron de la Reforma. La palabra "protestante" no significa necesariamente lo opuesto de "católico", es ciertamente opuesto a "papista". De manera que afirman ser católicos o también católicos reformados.

¿Qué creen acerca de Jesucristo?

En Jesús ven la única imagen perfecta de Dios y se revela la naturaleza de Dios como amor. Jesús, el Cristo, por su obediencia hasta el sufrimiento y la muerte, se ofreció al Padre íntegramente de una forma que nosotros nunca lo hubiésemos podido hacer; y así nos libró del dominio del pecado y la muerte y fuimos reconciliados con Dios.

¿Qué diferencias hay con la Iglesia Católica-Romana?

Hay mucha confusión con la palabra "Católico". Siempre se emplea ese título para designar solamente una de las tres grandes ramas de la Iglesia Católica que son: la Iglesia Ortodoxa, la Iglesia Católica-Romana y la Comunión Anglicana.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad