publicidad
'El tiroteo de Fort Hood me rompe el corazón', dijo el presidente Obama

Obama asistirá a un homenaje por las víctimas de Fort Hood

Obama asistirá a un homenaje por las víctimas de Fort Hood

El presidente de EEUU, Barack Obama, tiene previsto asistir a un servicio conmemorativo en Fort Hood.

'El tiroteo de Fort Hood me rompe el corazón', dijo el presidente Obama
'El tiroteo de Fort Hood me rompe el corazón', dijo el presidente Obama

Un asesor de la Casa Blanca aseguró el domingo que el presidente Barack Obama tiene previsto asistir a un servicio conmemorativo el miércoles en Fort Hood, sitió donde ocurrió un mortal tiroteo la semana pasada.

publicidad

Un portavoz de Fort Hood confirmó que habrá una ceremonia de conmemoración ese día, y el asesor presidencial Dan Pfeiffer dijo a CBS que Obama esará allí.

Opina sobre esta noticia en los Foros de Univision.

Asimismo, el equipo que investiga lo ocurrido en la base militar el pasado miércoles, dijo que el tirador, Iván López, tuvo una discusión antes de abrir fuego.

No obstante el comandante de Fort Hood no ha discutido la causa del argumento.

Iván López, autor del tiroteo en Fort Hood sufría depresión y ansiedad Univision

En tanto, al otro lado de la ciudad de Killeen, cientos de familias de militares y civiles asistieron a los servicios religiosos en honor a los muertos.

Lo que habría sido una misa normal el domingo en la Iglesia Bautista del Tabernáculo, en las afueras de la enorme base militar de Fort Hood en Texas se convirtió en un homenaje a los soldados que perdieron la vida cuatro días antes cuando un compañero de armas abrió fuego. También fue una especie de catarsis para la comunidad que trata de entender la segunda matanza en Fort Hood en menos de cinco años.

Fotos: Imágenes del mortal tiroteo en Fort Hood

“Creo que muchos de nosotros nos preguntamos esta mañana por qué sucedió, por qué ocurrió otra vez en Fort Hood", dijo el pastor Robert Sperbeck a los reunidos en la iglesia, donde 90% de los fieles son militares en activo o retirados. "El diablo es el autor de lo que sucedió el miércoles, pero conocemos la respuesta, sabemos que hay esperanza"

"Estamos tratando estar unidos", dijo Nikita Burrell de 23 años, la esposa de un exespecialista del ejército, antes del inicio de un servicio en la Iglesia Bautista Tabernáculo. 

Habría ocurrido un altercado previo a la balacera en Fort Hood

Aunque el domingo se anunciaron homenajes de recordación a las víctimas, en los alrededores de la base el luto ya había comenzado. Varios vecinos realizaron una marcha y una vigilia, mientras que la Iglesia Central Cristiana de Killeen erigió un memorial con un tres cruces en honor a los fallecidos y 16 banderas en honor a los heridos.

Muchos de los fieles asistentes no podían creer que se repitiera el horror que sacudió a esta ciudad el centro de Texas, hace cinco años, cuando el Nidal Hassan asesinó a 13 personas en Fort Hood.

"Esta es la segunda vez que esto ocurre y es muy importante que nos unamos", dijo Burrell.

Kathy Abad, de 31 años, esposa de un oficial de la policía militar de Fort Hood, dijo que su "corazón está roto."

publicidad

El ataque fue el segundo en la base desde 2009, cuando 13 personas murieron en un tiroteo por un psiquiatra del Ejército.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad