publicidad

Más nominados de Obama son cuestionados

Más nominados de Obama son cuestionados

Leon Panetta y Hilda Solis, candidatizados a dirigir la CIA y a la cartera de Trabajo fueron criticados.

Postulados a la CIA y Trabajo

WASHINGTON, DC - Como si fuera poco con las renuncias de tres nominados al gabinete de su gobierno, que han puesto a prueba su credibilidad, el presidente Barack Obama enfrenta dos nuevos retos tras las críticas contra Leon Panetta y Hilda Solis, candidatizados a dirigir la CIA y a la cartera de Trabajo respectivamente.La elección de Panetta fue polémica desde el comienzo, pues al escogerlo, Obama pasó por alto a funcionarios y ex funcionarios de la CIA con credenciales impresionantes. Además, se criticó la falta de experiencia del ex congresista y académico de California en temas de seguridad Nacional.

Los otros candidatos potenciales habían trabajado en servicios de inteligencia durante el desarrollo de políticas de interrogatorio y tortura del gobierno de George W. Bush, o antes, durante los meses previos a los ataques terrorista del 11 de septiembre del 2001.

En cuanto a la hispana Hilda Solís, directivos de ambos partidos en la Comisión de Salid, Educación, Trabajo y Pensiones del Senado dijeron que necesitan más tiempo para estudiar la documentación presentada.

Algunos republicanos la cuestionan por haber sido tesorera de Derechos Estadounidenses en el Trabajo, un grupo que promueve leyes para facilitar la sindicalización, pero Solís dice que en esa función no realizó actividades de cabildeo.

El Comité de Inteligencia del Senado se ocupará del último cargo notable en materia de seguridad nacional nominado por el presidente Barack Obama: la sorprendente elección de Leon Panetta como director de la CIA.

publicidad

En audiencias

En camino a su audiencia pública del jueves, el ex congresista demócrata de California sabe que tendrá que renunciar a lugares lucrativos en juntas de directores, dar por terminado su trabajo de consultoría y hacer su vida sin los discursos bien pagados mientras maneja la agencia de espionaje.

Panetta ganmás de $800,000 en honorarios por dirección y consultoría, incluido un salario de $50,000 como profesor en la Universidad de Santa Clara en California. Obtuvo además $250,000 adicionales por 12 discursos el año pasado, varios de los cuales cobro a $28,000 cada uno.

Entre quienes contrataron a Panetta a través de una oficina de oradores con sede en Washington estuvieron dos compañías financieras en problemas, Merrill Lynch y Wachovia, que recibieron ayuda federal durante la conmoción en Wall Street. Ambas fueron compradas por otros bancos.

Panetta también habló al Carlyle Group, una empresa de inversión con intereses en defensa, servicios financieros, energía y compañías de infraestructura.

Solís por su parte siente confianza en que será ratificada. La Casa Blanca expresó confianza en que será confirmada como secretaria de Trabajo a pesar de que la comisión del Senado encargada de ello aplazó su voto.

Preguntado si le parecía que la postulación de Solís tendría problemas, el secretario de prensa de la Casa Blanca, Robert Gibbs, dijo, "no lo creo en absoluto".


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad