Noticias

Los padres de Elliot Rodger intentaron evitar la masacre cometida en California

Tras ver el mensaje con los planes de su hijo decidieron llamar al 911 y de esta forma impedir una tragedia.
27 May 2014 – 8:59 PM EDT


Cuando los padres de Elliot Rodger recibieron un mensaje con los planes de su ataque, intentaron localizar a su hijo antes de que comenzara sus crímenes.

Simon Astaire, un amigo de la familia, reveló a medios de comunicación que la madre del joven, Lichin Rodgers, leyó un correo electrónico que su hijo le envió poco después de las 21:00 horas del viernes.

La mujer no necesitó leer las 140 páginas del documento antes de decidir visitar la red social Youtube, donde vio el video grabado titulado "Retribution" (venganza), en donde su hijo detalló sus planes.

Astaire dijo que la mujer llamó a su esposo Peter Rodgers para pedirle que viera el video después de lo cual llamó a la línea de emergencia del 911, y la pareja salió de su residencia en Los Ángeles con destino a Santa Bárbara, en busca del joven de 22 años.

En ruta a Los Ángeles los padres escucharon la noticia sobre el tiroteo y después, contactados por la policía, supieron que su hijo era el responsable de esos hechos.

Nunca mostró tendencias violentas

Astaire dijo que el joven recibía asistencia de dos psicoterapeutas, aunque indicó que nunca mostró tendencias violentas o fascinación por las armas de fuego y siempre se mostró reservado, y reveló que la policía visitó en abril pasado el departamento de Rodgers.

El viernes pasado, tras matar a tres personas en su departamento, con quienes compartía el inmueble, Rodger salió a la calle en su auto y disparó en varias ocasiones contra transeúntes y ciclistas, antes de ser detectado por la policía.


Luego de que su auto fuera reportado, la policía comenzó a seguirlo y se enfrentó a tiros en varias ocasiones con ellos. En uno de los enfrentamientos, la policía logró herirlo pero el joven siguió conduciendo.

No fue sino hasta que el joven se vio acorralado por la policía que se dio un tiro en la cabeza. Para entonces, Rodger había matado a seis personas y había dejado siete heridos. La policía también informó que el atacante usó tres pistolas y más de 400 cartuchos.

RELACIONADOS:NoticiasEEUU
Publicidad