publicidad

Los estados de Colorado, Florida y Virginia son clave en las elecciones en Estados Unido

Los estados de Colorado, Florida y Virginia son clave en las elecciones en Estados Unido

Las elecciones en EU se decidirán en un puñado de estados cuyos votos inclinarán la balanza hacia uno u otro lado.

Los votos electorales

El resultado de la elección presidencial estadounidense del 4 de noviembre se decidirá en un puñado de estados cuyos votos inclinarán la balanza hacia republicanos o demócratas.

Por otra parte, en estas elecciones se renueva además un tercio del Senado, donde los demócratas aspiran a ampliar su mayoría actual de 51 bancas.Varios sondeos acreditan al candidato demócrata Barack Obama, por sobre John McCain, como favorito en varios estados que George W. Bush ganó en 2004. Obama también es considerado ganador en todos los estados que John Kerry ganó hace cuatro años cuando se enfrentó a Bush.Para llegar a la Casa Blanca, un candidato debe obtener como mínimo 270 votos electorales, de los 538 con los que cuenta el colegio electoral.

Todos los estados, excepto Maine y Nebraska, atribuyen la totalidad de sus votos electores al candidato que gana. Cada estado cuenta con un número de votos electorales proporcional al número de legisladores en el Congreso (a mayor población, más número de legisladores).

En consecuencia, cuenta menos el número de votos a nivel nacional que el número de votos electorales obtenido en cada estado, que serán los que determinarán el ganador.

Florida

Uno de los estados tradicionalmente más disputados. Bush ganó por cinco puntos en 2004. En 2000, la elección presidencial se decidió en ese estado, tras un muy polémico recuento de votos.
publicidad

Cuando la Corte Suprema ordenó que cesara el conteo, Bush sólo contaba con 537 votos más que su adversario.El estado cuenta con numerosos jubilados y una fuerte comunidad hispana de origen cubano, tradicionalmente prorepublicanos.

Sin embargo, el sitio independiente RealClearPolitics (RCP) que establece una media de los sondeos, sitúa a los dos candidatos prácticamente empatados en la intención de voto.

Pennsylvania (21 votos electorales)

Lo ganó el demócrata John Kerry en 2004. Es uno de los pocos estados que el campo republicano espera arrebatar. Pero Obama cuenta con más de 10 puntos de avance, según RCP.

También New Mexico

Ohio (20 votos electorales)

Missouri

Colorado

En 2004, Bush se llevó ese Estado con cinco puntos de ventaja, pero Colorado, con una gran mayoría hispana, podría inclinarse hacia Obama. Según RCP, Obama cuenta con poco más de 5 puntos de avance.

New Mexico (5 votos electorales)

Virginia (13 votos electorales)

Ningún candidato demócrata a la presidencial ganó en este Estado desde 1964. Sin embargo, Virginia tiene tendencia a votar cada vez más con los demócratas en las últimas elecciones. El gobernador es demócrata, uno de los dos senadores es demócrata y el otro escaño, en manos de un republicano, lo arrebatarían los demócratas el 4 de noviembre. RCP da una ventaja de 7 puntos a Obama.

Entre los estados restantes donde Bush ganó en 2004 y donde, según RCP, Obama dispone de una ligera ventaja, figuran Nevada (5 votos electorales), Carolina del Norte (15 votos electorales) y Iowa (7 votos electorales).

El Senado

Un tercio del Senado estadounidense será renovado en las elecciones legislativas del 4 de noviembre, y el Partido Demócrata aspira a ampliar su mayoría actual de 51 escaños.

A continuación los estados más disputados:

Virginia

New Mexico

El senador republicano Pete Domenici, elegido por primera vez en 1972, se retirará de un puesto que alguna vez fue un asiento seguro para su partido. Pero tres sondeos en las últimas semanas dan ventaja a los demócratas, con su candidato Tom Udall por más de 15% sobre su rival republicano Steve Pearce.

Colorado

El republicano Wayne Allard también se retira del Senado, y las últimas encuestas muestran al demócrata Mark Udall, primo del candidato por Nuevo Mexico, con una ventaja de entre 8 y 14 puntos sobre el republicano Bob Schaffer.

New Hampshire

La ex gobernadora demócrata Jeanne Shaheen se enfrenta al senador John Sununu, el republicano que le ganó el puesto en 2002. Una encuesta de ARG otorgó a Shaheen una ventaja de nueve puntos.

Oregon

El republicano Gordon Smith se juega este asiento, y ha basado su campaña en el trabajo que realizó en colaboración con importantes líderes demócratas. Pero su contrincante Jeff Merkley lo aventaja en tres puntos según recientes sondeos que además dan al candidato presidencial demócrata, Barack Obama, una amplia victoria en este estado, donde los votos anticipados ya se están emitiendo.

publicidad

Carolina del Norte

La republicana Elizabeth Dole se disputa el escaño con el senador demócrata Kay Hagan. Sondeos recientes han mostrado a Dole con menos del 45% de la intención de voto.

Bastión competitivo

Minnesota

La esperanza demócrata se incrementa con su candidato, el ex comediante Al Franken, que aventaja en dos puntos al senador republicano en funciones Norm Coleman. En este estado también ha postulado un candidato independiente.

Georgia

Otro fuerte bastión republicano que se ha vuelto competitivo. Las últimas encuestas muestran al senador oficialista en funciones, Saxby Chambliss, con una pequeña ventaja de un punto.

Alaska

El veterano senador republicano Ted Stevens debería ser un ganador seguro, pero actualmente enfrenta un juicio por corrupción. Si sale bien librado del mismo podría ganar la reelección.

Kentucky

Solo un terremoto político podría privar al republicano Mitch McConnell de su puesto en el senado por quinto periodo y como líder de la minoría. Sin embargo los demócratas no pierden las esperanzas.

Louisiana

La demócrata Mary Landrieu surgió en este estado conservador como una comprometida activista con los trabajos de reconstrucción de New Orleans tras la destrucción sembrada en 2005 por el huracán Katrina. Los diez puntos de ventaja que le otorgan las encuestas le auguran un tercer período en el Senado.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad