publicidad

Jennifer Hudson testificó en juicio por muerte de familiares

Jennifer Hudson testificó en juicio por muerte de familiares

Jennifer Hudson testificó en un tribunal en Chicago cómo nadie quería que su hermana se casara con el hombre ahora acusado de asesinar a su familia.

Fue el primer testigo en subir al estrado

Chicago - Consternada, la ganadora del Oscar Jennifer Hudson testificó el lunes en un tribunal en Chicago cómo nadie en su familia quería que su hermana se casara con el hombre ahora acusado de asesinar a su madre, a su hermano y a su sobrino.

"No nos gustaba la forma en que la trataba, y a mí no me gustaba la forma en que trataba a mi sobrino", dijo la actriz y cantante de 30 años, al comparecer ante un tribunal de Chicago, donde su ex cuñado William Balfour es juzgado por cargos de asesinato en primer grado.

¿Qué opinas de este caso de asesinato? Visita nuestros Foros.

Balfour, ex marido de Julia Hudson, está acusado del asesinato múltiple por arma de fuego en octubre de 2008 de varios miembros de la familia Hudson: la madre de la actriz, Darnell Donerson, de 57 años, su hermano Jason Hudson, de 29 años, y su sobrino Julian King, de siete años.

Pero este lunes el sospechoso se declaró no culpable del triple crimen.

Los fiscales alegan que Balfour, de 30 años, lo hizo despechado después de que Julia Hudson, madre de Julian King, le dijera que quería el divorcio.

Jennifer Hudson fue el primer testigo que subió al estrado en el primer día del esperado juicio, que se abrió con el juez Charles Burns aconsejando con severidad a los miembros del jurado que se reservaran su opinión hasta después de escuchar toda la evidencia.

publicidad

En sus alegatos de apertura, los fiscales hicieron un escalofriante relato de los asesinatos, en un intento por mostrar a Balfour como un asesino violento y a sangre fría, que en repetidas ocasiones amenazó a sus presuntas víctimas en los meses previos a su muerte.

Sin embargo la abogada de Balfour, Amy Thompson, dijo que la Policía no investigó a fondo el crimen porque estaba desesperada con resolver los asesinatos debido a la fama de Jennifer Hudson, involucrada en el caso.

Al mencionar una falta de evidencias genéticas, huellas dactilares o pólvora que vincule a su cliente con el crimen, Thomson aseguró que Balfour no era el hombre que la Justicia estadounidense estaba buscando. "William no es el asesino", declaró.

Los asesinatos ocurridos en el South Side de Chicago sacudieron la vida de Jennifer Hudson, menos de dos años después de que la otrora finalista de "American Idol" ganara un Oscar como mejor actriz de reparto por su papel en el musical "Dreamgirls" (Soñadoras, 2006).

Su testimonio el lunes añadió pocos datos de los asesinatos que conmocionaron a Chicago y captaron la atención internacional, pero pintó el cuadro de una familia muy unida, desgarrada por un crimen violento.

Hudson recordó cómo, después de una desesperada llamada telefónica de su hermana, voló de inmediato a Chicago para identificar los restos de su madre y su hermano y ofrecer una recompensa de $100 mil para recuperar a su entonces desaparecido sobrino.

El niño fue hallado muerto y cubierto con una cortina de ducha tres días después en la parte trasera de un vehículo robado.

"Lo intentamos todo, cualquier cosa que pudiéramos hacer para traerlo de vuelta", dijo Hudson, quien se refirió cariñosamente al niño como su "Oso Tugga".

Jennifer Hudson, quien lanzó su segundo álbum de estudio "I Remember Me" en marzo de 2011, y cantó "I Will Always Love You" en memoria de la difunta Whitney Houston en la gala de los premio Grammy este año, se espera esté presente durante todo el juicio.

La actriz y cantante estuvo acompañada el lunes en la corte por el luchador profesional David Otunga, su pareja desde hace mucho tiempo. Se sentaron juntos en la cuarta fila de la sala del tribunal después de la comparecencia de ella, de media hora duración, en el estrado de los testigos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad