publicidad
Adam Lanza (Imagen tomada de Twitter)

Informe sobre masacre de Newtown describe problemas mentales del asesino

Informe sobre masacre de Newtown describe problemas mentales del asesino

Nadie a su alrededor se dio cuenta de lo verdaderamente perturbado que estaba antes de la masacre en Newtown.

Adam Lanza (Imagen tomada de Twitter)
Adam Lanza (Imagen tomada de Twitter)

Un informe médico sobre el joven que hace dos años mató a balazos en un colegio del estado de Connecticut a 20 niños y siete adultos concluyó que nadie a su alrededor se dio cuenta de lo verdaderamente perturbado que estaba.

publicidad

El 14 de diciembre de 2012, Adam Lanza, de 20 años, mató a tiros a su madre y luego se dirigió a la escuela primaria Sandy Hook, en la ciudad de Newtown, donde asesino a 20 niños y a 6 adultos que trabajaban en ese centro escolar, antes de suicidarse.

El informe exhaustivo preparado por un grupo de expertos médicos designados por el estado de Connecticut, difundido este viernes, sostiene que el joven "estuvo completamente sin tratamiento en los años previos a los disparos", lo que contribuyó al aislamiento que sufría.

Determinó que Lanza sufría "graves y deteriorados problemas de salud mental" y su madre, Nancy Lanza, no siguió recomendaciones de expertos de la Universidad de Yale para que fuera puesto bajo medicación con el fin de tratar sus trastornos mentales.

¿Quién era Adam Lanza?

El joven estaba rodeado de armas en su casa y gastaba mucho tiempo en videojuegos violentos, recuerda el informe, que también anota que "hubo tempranas indicaciones de Adam Lanza acerca de la violencia" que se notaban en algunos de sus escritos.

El documento de 114 páginas, establece que el autor de la matanza sufría de ansiedad y de trastorno obsesivo compulsivo, entre otros males, lo que se fue deteriorando con los años y eventualmente lo dirigieron a "un virtual aislamiento social".

El joven, agrega, se convirtió en una persona obsesionada con las matanzas, "animado por una comunidad cibernética y una microsociedad de entusiastas de matanzas con los que tenía comunicación por correo electrónico".

Ni sus padres, ni los médicos que lo trataron, ni los maestros que lo tuvieron como alumno, según el informe, se dieron cuenta de cuán profunda era su perturbación mental y de la necesidad que tenía de recibir un tratamiento intenso con el fin de que la superara.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad