publicidad

Final de fiesta en "bus burdel

Final de fiesta en "bus burdel

Recorría las dos principales arterias del area más turística de Miami Beach. Adentro se ofrecía sexo oral por $100.

Pagaban $40

MIAMI - Policías encubiertos que simularon interés en los servicios que ofrecía un "bus burdel" que recorría el corazón de Miami Beach, donde se podía pagar por sexo y tragos sin límite, pusieron fin a la fiesta y detuvieron a cinco mujeres y un hombre, informó una fuente policial.El bus, tipo limosina, con vidrios oscuros y sin llamar demasiado la atención, recorría durante los fines de semana las adyacencias de Collins Avenue y Ocean Drive, las dos principales arterias del area más turística de Miami Beach, además de otros sectores menos frecuentados."La operación se llevó a cabo la madrugada del domingo con agentes encubiertos, y detuvimos a un grupo de cinco mujeres y un hombre que están acusados de oferta de prostitución, transporte con propósito de prostitución y otros cargos", dijo el detective Juan Sanchéz, de la policía de Miami Beach, a la AFP.

publicidad

Se pagaban 40 dólares al subir, con los que se tomaban tragos sin límite, y una vez en la fiesta se podían contratar distintos servicios, informó el detective.

La policía de Miami dijo que a los clientes se les ofrecía sexo oral por $100.

De acuerdo con información proporcionada por los detectives encubiertos que subieron abordo, el autobus estaba equipado con un lujoso bar en el que ofrecían tragos sin límite, además de la presencia de jovencitas que incitaban al sexo enseñando sus diminutos trajes de baño.

Christine Morteh, de 29 años, de quien se sospecha es la dueña del novedoso negocio, fue arrestada bajo cargos de prostitución, transporte con el propósito de prostitución y por operar un negocio sin licencia.

Sin embargo, Morteh fue liberada de la cárcel con una fianza de $5,000.

Nada en este novedoso emprendimiento había sido librado al azar. Según informó The Miami Herald en su edición de hoy, el chofer del peculiar vehículo, Clyde Scott, hasta tenía entre sus pertenencias seis tabletas de Viagra.

De acuerdo al informe del periódico, todo ocurrió en la madrugada del domingo, cuando los agentes fueron invitados por las jóvenes. Los tres policías en ropa de civil se encontraban de recorrida por la avenida Collins, a la altura del 1100.

En el interior del vehículo, que terminó confiscado, fueron hallados más de $2,000 en efectivo, reportó The Miami Herald.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad