publicidad

Falló intento de frenar derrame de crudo en Golfo de México

Falló intento de frenar derrame de crudo en Golfo de México

El enorme domo que la petrolera BP había planeado usar permanece inservible en el suelo marino, envuelto en cristales de hielo.

Falló intento de frenar derrame de crudo en Golfo de México 059e8f1bb22d...

El petróleo mancha la costa

EN EL GOLFO DE MEXICO - Mientras miles de litros de petróleo siguen brotando cada día de un pozo sin control en el fondo del Golfo de México, el enorme domo que la petrolera BP había planeado usar para frenar el derrame permanecía inservible el domingo en el suelo marino, envuelto en cristales de hielo.

El primer intento de frenar la fuga de petróleo falló cuando los cristales taponaron el pico que corona el domo -como un embudo dado vuelta- al formarse en las aguas profundas del Golfo y ahora el plan está en duda.

El domo quedó posado en el suelo marino a más de una milla de profundidad y a apenas unos cientos de metros del pozo, mientras espesos manchones de alquitrán alcanzaban las playas de arena blanca de Alabama, en una nueva señal de que la situación empeora.

publicidad

Los equipos de emergencia demoraron casi dos semanas en construir la pieza de acero y concreto y tres días en trasladarla a 50 millas de la costa (80 kilómetros) y bajarla hasta el pozo, pero la temperatura de las aguas es demasiado baja.

Días antes del siguiente intento

Directivos de British Petroleum (BP) no descartaban que se pueda cerrar el pozo con un domo de contención, sea el ya usado u otro que se está armando, para que capture el crudo y lo canalice a un barco cisterna. Sin embargo, dijeron que pasarían días antes de que puedan hacer otro intento.

"No diría que ya falló", dijo el jefe de operaciones de BP Doug Suttles. "Lo que diría es que lo que intentamos hacer... no funcionó".

Bolas de alquitrán en las playas

La necesidad de contener el derrame se mostraba más urgente, luego que un puñado de bolas de alquitrán, del tamaño de una moneda hasta del de una pelota de golf, aparecieron en la isla Dauphin, en Alabama, muy al este de las manchas delgadas que se vieron en los pantanos de Luisiana.

"Casi parece corteza de árbol pero cuando la recoges ves que sin duda tiene consistencia líquida y es petróleo", dijo Kimberly Creel, de 41 años, que estaba en la playa junto a cientos de veraneantes.

Desde que la plataforma Deepwater Horizon explotó el 20 de abril y mató a 11 trabajadores, unos 794,900 litros (210 mil galones) de crudo se han derramado por día. Hasta el sábado, el grueso del petróleo no llegaba a la costa estadounidense del Golfo. Hasta ahora, las corrientes empujan el derrame sólo a las costas estadounidenses y no a las mexicanas, al sur y al este del golfo.

La causa de la tragedia

Una burbuja de metano, que se fugó desde el fondo marino, habría sido la causa de la explosión de la plataforma petrolera que desencadenó un derrame en el Golfo de México, y el estallido habría sobrevenido mientras ejecutivos de BP celebraban las condiciones de seguridad en el proyecto, de acuerdo con algunos trabajadores.

Un experto en seguridad de oleoductos dijo a la AP que, según reportes de los trabajadores de la plataforma petrolera que estalló y se hundió, la explosión fue provocada por una burbuja de metano que se fugó y estalló al llegar a la superficie.

La información se basa en entrevistas realizadas a los trabajadores durante una investigación interna de la empresa.

En el subsuelo marino, el metano se encuentra en una forma líquida y cristalina. Cuando los trabajadores restaron presión al pozo petrolero e inyectaron calor, el sello de concreto alrededor del ducto se desestabilizó, provocando una burbuja de metano, la cual creció, rompiendo varias de las barreras de seguridad de la plataforma.

Panel de seguridad

Siete ejecutivos de BP estaban a bordo de la plataforma, celebrando el expediente de seguridad del proyecto, cuando sobrevino el estallido, según esas entrevistas, leídas a un reportero de The Associated Press por Robert Bea, profesor de ingeniería de la Universidad de California en Berkeley, quien forma parte de un panel sobre seguridad en ductos y trabajó para BP PLC en la década de 1990.

publicidad

Los ejecutivos que visitaban la plataforma resultaron lesionados pero sobrevivieron. Perecieron nueve trabajadores en la cubierta de la plataforma y dos ingenieros.

Bea recibió las entrevistas de algunos amigos que solicitaron su opinión autorizada.

BP: tragedia mejorará la industria

El desastre del Golfo de México transformará la industria de explotación petrolera en las profundidades marinas y hará que se regulen mejor las medidas de seguridad en las cabezas de pozo.

Así lo señaló el consejero delegado de British Petroleum, Tony Hayward, en declaraciones al diario Financial Times en la localidad de Venice (Luisiana, desde donde supervisa las labores de contención de la marea negra.

"Estoy seguro de que cuando repasemos lo ocurrido, pensaremos en cosas que habría que hacer y la industria seguirá trabajando", dijo Hayward, que calificó el desastre como "un momento transformador para la industria petrolera de aguas profundas no sólo en Estados Unidos sino en todo el mundo".

"Va a haber que centrarse en el mecanismo de prevención de explosiones para determinar por qué falló cuando había estado sometido a pruebas muy rigurosas", agregó el máximo responsable de la petrolera británica.

¿Empiezan a deslindarse?

Hayward comparó la relación entre BP y Transocean como la que existe entre el arquitecto y el constructor: la primera diseñó el pozo petrolero y la segunda se encargó de construirlo.

publicidad

"Nosotros tenemos a un par de personas en la plataforma petrolera para asegurarnos de que se cumplieron nuestras instrucciones, pero esas personas no son las encargadas de supervisar la seguridad de la plataforma. Eso es responsabilidad de Transocean", explicó.

El consejero delegado de BP se mostró de acuerdo con el anuncio del secretario del Interior estadounidense, Ken Salazer, en el sentido de que el Gobierno de Washington no concedería más licencias de perforación hasta que se publique este mes el informe de seguridad que ha ordenado el presidente Barack Obama.

Condena de México

En tanto, el presidente mexicano Felipe Calderón pidió que British Petroleum (BP) pague por los eventuales daños ecológicos que cause el derrame de petróleo en el Golfo de México.

Una vez que se controle el derrame de crudo en el Golfo de México, se deberá exigir que "la empresa encargada de ese pozo, British Petroleum, pague hasta el último centavo de cualquier daño hecho al medio ambiente", dijo Calderón durante un acto público en el estado de Chiapas (sureste).

La firma británica ha asumido la plena responsabilidad por el derrame de crudo y se ha comprometido a pagar los gastos que signifique su limpieza.

Calderón reconoció que hasta el momento el derrame de crudo, que el jueves llegó a tierra en una isla de Luisiana, en Estados Unidos, aún no ha afectado las aguas territoriales mexicanas en el Golfo.

publicidad

"Hemos estado muy pendientes desde el primer momento precisamente de que no haya afectación a las aguas nacionales (...). Por ahora no hay ese problema porque las corrientes lo han empujado (al crudo) hacia las costas de Estados Unidos", añadió Calderón, cuyo discurso fue difundido en televisoras locales.

Ofreció cooperación

El presidente mexicano ofreció la cooperación de su gobierno para combatir el accidente petrolero en el Golfo de México, el cual describió como una "tragedia muy lamentable".

El pasado lunes, el ministro de Medio Ambiente de México, Juan Elvira, conversó telefónicamente con el secretario del Interior de Estados Unidos, Ken Salazar, para compartir información sobre eventuales daños al medio ambiente en Golfo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad