publicidad
Heridos durante protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

Estados Unidos teme una escalada de migración si Venezuela suspende envíos de petróleo

Estados Unidos teme una escalada de migración si Venezuela suspende envíos de petróleo

La situación política y económica que vive Venezuela tiene cada día más preocupado a Estados Unidos.

Heridos durante protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro en Venezu...
Heridos durante protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

La situación política y económica de Venezuela tiene con los pelos de punta al gobierno de Washington.

publicidad

La situación política y económica de Venezuela tiene cada día más preocupado a Estados Unidos. El miércoles un alto militar dijo que Washington teme un flujo migratorio masivo de Cuba, Haití y otras naciones del continente si el gobierno de Caracas suspende sus envíos de petróleo a esas naciones.

En los últimos años varios países han recibido petróleo venezolano a bajo precio, casi gratuito, suministro que, de ser cortado, generaría crisis y una migración que pondría en riesgo la seguridad nacional estadounidense.

Estas naciones no estarían en capacidad de comprar combustible a precios de mercado si Caracas llegara a suspender su suministro petrolero, dijo ante el Congreso el general John Kelly, comandante de Comando Sur de Estados Unidos.

"Cuando la economía comienza a deteriorarse, los inmigrantes comienzan a moverse hacia el norte", agregó el alto oficial durante una comparecencia ante la comisión de asuntos militares de la Cámara de Representantes.

Crisis en Venezuela #24F Univision

"Eso me preocupa porque la migración es una de las áreas sobre las que debo prestar atención", apuntó.

Kelly solo mencionó por su nombre a Cuba y Haití, cuyas economías, dijo, se encuentran “al borde del precipicio".

Las declaraciones del jefe del comando sur ocurren junto con una carta enviada al Departamento de Estado por la congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen (Florida), quien señaló que "ante la acción tomada por el régimen venezolano que viola el orden democrático, Estados Unidos no debe permanecer silente y debe inmediatamente reducir las importaciones de petróleo de Venezuela al menos en 10%".

Desde el pasado 12 de febrero Venezuela se encuentra sumida en una ola de protestas convocadas por la oposición en rechazo a la violencia que se vive en el país, el desabastecimiento y la corrupción en el gobierno.

El presidente Nicolás Maduro respondió al descontento con una escalada de represión contra los manifestantes y encarcelando a dirigentes opositores, entre ellos Leopoldo López.

Venezuela marchó este sábado y el mundo dijo #SOSVenezuela Univision

También ha censurado a los medios de comunicación y dificultado las señales de internet de las redes sociales para que la oposición no divulgue las actuaciones de la policía y las Fuerzas Armadas en contra de la oposición.

Durante las protestas han muerto al menos 15 personas, la mayoría de ellas por impactos de balas disparadas por las tropas del gobierno de Nicolás Maduro.

Maduro acusa a la oposición de orquestar un golpe de estado y apunta a Estados Unidos como gestor de las protestas.

Ros-Lehtinen dijo en la carta que en 2012 Venezuela era el cuatro proveedor de petróleo a Estados Unidos, pero estas importaciones han venido declinando. Y explicó que en 2012 Estados Unidos importó menos barriles de petróleo que en 2005 y la baja continúa.

publicidad

Analistas temen que de continuar las protestas los problemas económicos de Venezuela se incrementarán y el gobierno podría llegar a suspender los envíos de petróleo planeados por el expresidente Hugo Chávez.

El petróleo representa un 96% de los ingresos de divisas para Venezuela.

Un reporte de la cadena CNN señaló que en el corto plazo es poco probable que las protestas afecten la producción petrolera y que por ahora se han mantenido más concentradas en la capital que en las zonas de extracción.

Venezuela exporta unos 2.2 millones de barriles de petróleo y su principal mercado es Estados Unidos.

Hasta el momento, dijo CNN, los líderes de las protestas no han convocado a ninguna marcha en o cerca de las instalaciones petroleras.

En 1994 Estados Unidos recibió a miles de cubanos que se lanzaron al mar para llegar a Florida, movimiento que se conoce como la “crisis de los balseros”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad