publicidad

Encuentran muertos a los cuatro mineros aún sepultados en la mina de Estados Unidos

Encuentran muertos a los cuatro mineros aún sepultados en la mina de Estados Unidos

A primeras horas del sábado fueron hallados cuatro cadáveres en el fondo de una mina de carbón destrozada por una explosión.

Encuentran muertos a los cuatro mineros aún sepultados en la mina de Est...

Ya suman 29

WASHINGTON, D.C. - El hallazgo a primeras horas de la mañana del sábado de cuatro cadáveres en el fondo de una mina de carbón destrozada por una explosión de gas metano elevó la cifra de muertos a 29 y puso fin el sábado a una semana de angustias junto con las escasas esperanzas de hallar sobrevivientes.

Las autoridades confirmaron este sábado el hallazgo después de que los equipos de rescate terminaran sus trabajos y comunicaran la noticia a los familiares de los fallecidos.

"No se ha producido el milagro por el que hemos estado rezando", dijo hoy el gobernador del estado, Joe Manchin.

La confirmación de la muerte de estos cuatro mineros eleva a 29 el total de fallecidos por la explosión de la mina de Upper Big Branch ocurrida el 5 de abril, que ya se ha convertido en el peor desastre minero en Estados Unidos en más de cuatro décadas.

publicidad

En 1972 fallecieron 91 mineros cuando se incendió la mina Sunshine en la localidad Kellogg, en Idaho.

Murió la esperanza

A pesar de los días transcurridos, en Virginia Occidental, estado de gran tradición minera, se mantenía cierta esperanza de encontrar con vida a los sepultados dado que el lugar donde se supone que estaban estaba cerca de uno de los refugios subterráneos pertrechados con suficiente agua, comida y oxígeno como para sobrevivir.

En el momento del accidente había 31 trabajadores en los túneles de la mina Upper Big Branch, ubicada unos 45 kilómetros al sur de Charleston y 405 kilómetros al sudoeste de Washington.

Veintinueve murieron y dos fueron sacados con vida.

Muchos misterios

Veintidós de los 29 cadáveres permanecen todavía dentro de la mina ante la dificultad que los equipos de rescate tienen en las tareas de acceso hasta los lugares donde se encuentran sepultados.

La causa del accidente permanece aún sin aclararse pero se va a llevar a cabo una investigación en profundidad tanto federal como estatal.

El viernes, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, expresó la necesidad de mejorar los niveles de seguridad en la minería para que no vuelvan a suceder este tipo de tragedias. También empezará una investigación de la compañía, la cual tiene una larga lista de violaciones en la mina.

La explosión ocurrió de repente.

"No se dieron cuenta de lo que pasó", dijo Patty Ann Manios, concejal de una ciudad cercana. Al observar el anuncio en la televisión, Manio se quitó los lentes y empezó a llorar.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad