publicidad
Se realizaron elecciones primarias en varios estados y el Tea Party tuvo algunos triunfos.

El Tea Party logró algunos avances en elecciones primarias en varios estados

El Tea Party logró algunos avances en elecciones primarias en varios estados

El Tea Party logró algunos triunfos en elecciones primarias en varios estados

Se realizaron elecciones primarias en varios estados y el Tea Party tuvo...
Se realizaron elecciones primarias en varios estados y el Tea Party tuvo algunos triunfos.

Ganó John McCain

WASHINGTON, DC - Una serie de aspirantes noveles, varios de ellos respaldados por la corriente conservadora Tea Party, derrotaron a los titulares de cargos públicos durante las primarias de la víspera, a 10 semanas para los comicios legislativos en los que estará en juego el control de ambas cámaras del Congreso.

Cinco estados -Alaska, Arizona, Florida, Oklahoma y Vermont- celebraron contiendas de nominación el martes para cargos legislativos federales y de gobernadores. Las disputas pusieron de relieve temas dominantes de este volátil año de elecciones, incluyendo la ira de los votantes hacia el sistema y los retos presentados por el Tea Party.

Las primarias se realizaron ante un panorama de persistente desempleo, la desilusión de los votantes tanto hacia los republicanos como hacia los demócratas y la percepción de que tanto el Congreso como el presidente Barack Obama están teniendo un desempeño por debajo del esperado.

publicidad

En Florida y Alaska fue una noche para los aspirantes noveles a gobernador. En los demás, prevaleció el llamado "establishment", el grupo dominante o de elite que tiene el poder y que parece poco propenso al cambio.

El Tea Party no pudo vencer al actual senador republicano John McCain pero, inesperadamente, se preparaba para derrocar a otra senadora de ese partido, por Alaska.

En la primaria republicana para gobernador de Florida, el aspirante Rick Scott, un recién llegado que hizo grandes gastos de campaña, derrocó al veterano Bill McCollum, el procurador del estado y quien contaba con el apoyo de los jefes del partido nacional.

En Alaska, la senadora republicana Lisa Murkowski, quien buscaba la reelección, estaba en peligro de ser derrotada. Con el 98% de los votos contados, Murkowski tenía una desventaja de unos 2,000 votos frente al recién llegado Joe Miller, un novato político que tiene el respaldo de la ex candidata republicana a la vicepresidencia Sarah Palin y del Tea Party.

Miller es un veterano de la Guerra del Golfo Pérsico y se autodenominada como "conservador constitucional".

Murkowski sería la séptima titular -y cuarto político republicano- que pierde este año, en el que el Tea Party se ha anotado grandes victorias en las primarias republicanas para el Senado. Los votantes han mostrado voluntad de castigar tanto a candidatos republicano como demócratas que tienen lazos con Washington o la dirección de sus partidos.

El llamado Tea Party es una corriente no organizada que brega por menores impuestos y menor intervención del gobierno en la economía. Toma su nombre de un episodio de la guerra de independencia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad