publicidad

Convención reaviva política hi

Convención reaviva política hi

La celebración de la Convención Demócrata en Denver constituye un reconocimiento al valor político de los latinos

Reconocimiento

DENVER - Para los dirigentes hispanos de Colorado la celebración de la Convención Demócrata en Denver constituye un reconocimiento al valor político de los latinos en el oeste del país y una muestra de los cambios demográficos de las últimas décadas."La Convención en Denver constituye un reconocimiento no sólo a todo el Oeste del país sino específicamente a Colorado y aún más a los cambios demográficos en este estado", dijo a Efe Anna Sampaio, profesora asociada de ciencias políticas en la Universidad de Colorado en Denver.

Según Sampaio, con la Convención Demócrata que se celebrará la semana próxima en Denver se destaca la importancia de las llamadas "comunidades emergentes" (como latinos y otras minorías) que están transformando la manera de hacer política en Estados Unidos.

En el caso de la comunidad hispana, los latinos han sido políticamente vinculados a los demócratas durante décadas y todavía hoy dos de cada tres latinos votan por ese partido.

Sin embargo, a pesar de esa inclinación, "un gran número de latinos adultos y con varias décadas de experiencia política quizá no voten en las elecciones presidenciales de noviembre próximo, porque el senador Barack Obama no es su candidato, ya que era la senadora Hillary Clinton".

publicidad

Respaldo de jóvenes latinos

Pero, según Sampaio, los hispanos entre 18 y 29 años mayoritariamente respaldan al senador Obama.

Esa discrepancia generacional en la preferencia de los latinos por uno u otro candidato demócrata se explica, según Sampaio, porque los hispanos de más edad de Colorado y otros estados del suroeste del país participaron hace cuatro décadas del llamado Movimiento Chicano, uno de cuyos epicentros fue Denver.

Sampaio explicó que el Movimiento Chicano tuvo dos objetivos: tener una mayor representación de "personas de color" (latinos y afroamericanos) en la política nacional y, segundo, lograr un mayor poder de decisión para cambiar las leyes.

"Se trata de dos metas distintas. La primera es sólo una representación simbólica, mientras que la segunda es una representación sustantiva. La primera meta se logró hace muchos años. La segunda sólo se ha logrado parcialmente con la presencia de políticos latinos", dijo Sampaio.

Reforma, el termómetro

Entre esos políticos figuran Federico Peña, ex alcalde de Denver y ex miembro del gabinete del presidente Bill Clinton; el gobernador de Nuevo México Bill Richardson; y el senador Ken Salazar, demócrata de Colorado.

"La verdadera medida para saber si los demócratas respaldan o no a los latinos y para saber si impulsan el sueño del Movimiento Chicano para beneficiar a los hispanos será ver qué hacen los demócratas con la reforma de inmigración si ganan la presidencia", comentó Sampaio.

Uno de esos veteranos dirigentes demócratas, Fidel "Butch" Montoya, ahora pastor pentecostal, compartió otro enfoque con respecto a la relación entre la Convención Demócrata y el Movimiento Chicano.

"El mensaje clave de ese movimiento era la autodeterminación y el liberarse de los políticos que sólo se muestran como amigos en la época de las elecciones. Pero Obama no tiene una relación personal o conocimiento directo de los méxico-americanos", sostuvo Montoya.

"Los demócratas toman el voto hispano por concedido y por muchos años han sacado ventaja de la comunidad latina. Los jóvenes votantes latinos ahora tienen la posibilidad de quebrar ese ciclo", agregó.

Conexión "íntima"

Pero para Stan Perea, un consultor en temas demográficos y culturales, la realización de la Convención Demócrata en Denver y la candidatura presidencial de Obama están "íntimamente conectadas" con el Movimiento Chicano (del que Perea participó activamente).

"El principal mensaje de la campaña de Obama es que, como lo demuestra este candidato, el futuro de Estados Unidos es multirracial, es decir, mestizo. Y ése mismo fue el argumento central del Movimiento Chicano", indicó Perea.

Para Perea, el hecho que Obama sea mestizo (padre africano, de Kenia, y madre anglosajona) revela "un gran cambio en la cultura de Estados Unidos y es ese cambio la razón por la que los latinos ahora son tan importantes para nuestro país".

publicidad

"La Convención Demócrata se hace en el oeste no porque nosotros seamos del agrado de los demócratas sino porque nos necesitan. Nosotros, los mestizos, somos el futuro del país. Desde esta elección en adelante determinaremos quién será el presidente de Estados Unidos", opinó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad