publicidad

Comité del Senado aprobó el proyecto de reforma de la salud de Obama

Comité del Senado aprobó el proyecto de reforma de la salud de Obama

La reforma del sistema de salud propuesta por el gobierno extiende la cobertura a casi todos los estadounidenses.

¿A quiénes favorece?

WASHINGTON, DC - Un comité del Senado aprobó un proyecto de ley para la reforma del sistema de salud del país que extiende la cobertura a casi todos los estadounidenses, a un costo de $615 mil millones en 10 años.Se trata del primer comité del Congreso que da el visto bueno a un borrador de la reforma, que aún se enfrenta a un complicado proceso para su aprobación final.

La comisión, que preside el senador demócrata Edward Kennedy, votó por 13 contra 10 aprobar la ley que favorecería a la mayoría de los estadounidenses, al obligar a los individuos a asegurarse y a los empleadores a pagar parte del costo.

El proyecto, que suministraría ayuda federal a familias e individuos que ganen menos de cuatro veces el nivel de pobreza, o unos $88 mil dólares para una familia de cuatro personas, ha sido criticado por los medicos, que se oponen a la intromisión del gobierno.

El Gobierno daría subsidios para sufragar el gasto a las personas que ganan menos de cuatro veces el salario que marca el límite de la pobreza.

Seguro público

Además, el proyecto establece un seguro público que competiría con los privados, algo a lo que se han opuesto los republicanos.

"Esta vez hemos cumplido la promesa de un cambio real", dijo el senador Christopher Dodd, que actúa como presidente del Comité por la enfermedad del veterano Edward Kennedy.

publicidad

Por su parte el demócrata Henry Waxman, titular del Comité de Energía y Comercio de la cámara baja, dijo: "No podemos permitir que esta cuestión se demore. La reforma de salud es imperativa, no podemos postergarla nuevamente. Nosotros, francamente, no podemos irnos a casa para el receso a menos que las dos cámaras aprueben proyectos para reformar y reestructurar nuestro sistema de salud".

En cambio, Mike Enzi, el republicano de mayor rango del Comité, dijo a los estadounidenses que "ningún burócrata de Washington debería poder negarles tratamiento o atrasarlo. Este no es el tipo de cobertura que los estadounidenses quieren para sus familias".

Obama celebra

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, celebró el resultado y afirmó en un comunicado que el proyecto "bajará los costos de salud, dará mejor cuidado a los pacientes y garantizará que las aseguradoras darán un tratamiento justo a los clientes".

"Demorar la reforma no es nada más que defender el actual sistema, y aquéllos que intentan oponerse a nuestros esfuerzos deberían analizar a cabalidad qué es lo que defienden", destacó Obama en el jardín de la Casa Blanca, exhortando a que el histórico proyecto de reforma de la salud pública sea aprobado en la Camara de Representantes antes del receso que el Congreso tendrá en agosto.

El presidente explicó que una vez que esa propuesta se combine con otras en las que trabaja a su vez el Comité de Finanzas del Senado, la reforma de salud "cubrirá a un 97 por ciento de todos los estadounidenses".

Actualmente, unos 50 millones de los 300 millones de habitantes de Estados Unidos carecen de seguro de salud.

El proyecto de ley del Comité de Salud y el que elabore el Comité de Finanzas tendrán que armonizarse con lo que salga de la Cámara de Representantes.

Allí, los líderes demócratas de otros tres comités, el de Educación y Trabajo, de Energía y Comercio, y de Medios y Arbitrios, presentaron el martes un borrador de su propio proyecto de reforma.

Más impuestos

Ese documento contempla un incremento de los impuestos a los dos millones de estadounidenses más ricos, lo que ha provocado la ira de los republicanos.

El proyecto de la Cámara también garantizaría que un 97 por ciento de los estadounidenses gocen de seguro de salud en 2015, mediante la ampliación del programa de cobertura para los pobres (Medicaid) y la aportación de subsidios para ayudar al pago de las mensualidades.

Pero al mismo tiempo impondría multas a las personas que no contraten un seguro de salud y a las empresas que no ayuden a sus empleados a pagarlo.

Del mismo modo que la propuesta del Comité de Salud del Senado, el proyecto de la Cámara Baja crearía un nuevo programa de salud público.

publicidad

En total, el plan costaría más de 1 billón de dólares en 10 años, que sería sufragado con la subida de impuestos y ahorros en el programa de salud para los ancianos (Medicare).

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad