publicidad
La secretaria de Estado, Hillary Clinton, brindó una conferencia de prensa sobre las divulgaciones de WikiLeaks.

Clinton cuestionó divulgación de informes secretos

Clinton cuestionó divulgación de informes secretos

Clinton cuestionó divulgación de informes secretos

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, brindó una conferencia de pren...
La secretaria de Estado, Hillary Clinton, brindó una conferencia de prensa sobre las divulgaciones de WikiLeaks.

Gobierno busca responsables

WASHINGTON, DC - La secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton aseguró el lunes que la filtración de cientos de miles de documentos diplomáticos secretos por parte del sitio Wikileaks no sólo es un ataque contra Estados Unidos sino contra toda la comunidad internacional.

En sus primeras declaraciones públicas desde la publicación el fin de semana de los cables del Departamento de Estado, Clinton dijo que Wikileaks actuó de manera ilegal al difundir el material. Dijo que el gobierno del presidente Barack Obama estaba "persiguiendo agresivamente" a los responsables de la filtración.

La máxima diplomática norteamericana dijo que el gobierno "lamenta profundamente" la vergüenza causada por la filtración de los documentos.

publicidad

Dijo que las filtraciones erosionaron la confianza entre las naciones, pero agregó que estaba "segura" de que la unión de Estados Unidos y otras naciones soportarán los desafíos planteados por las revelaciones.

Decontento mundial

El presidente iraní Mahmud Ahmadinejad minimizó el lunes la importancia de los documentos estadounidenses filtrados que revelan llamados del mundo árabe a atacar a Irán, mientras otros países criticaban la divulgación de la información confidencial por el sitio WikiLeaks.

Por su parte, el primer ministro italiano Silvio Berlusconi negó que organice fiestas alocadas, como aseguró uno de los cables diplomáticos estadounidenses revelados.

"No le asignamos ningún valor a estos documentos", dijo Ahmadinejad durante una conferencia de prensa. "No tienen valor legal. Irán y los estados de la región son amigos. Estos actos de malicia no tienen impacto en las relaciones entre las naciones", agregó.

Los memorándums que WikiLeaks divulgó el domingo muestran que el rey saudí Abdulá instó varias veces a Estados Unidos a atacar Irán para destruir su programa nuclear antes que creara un arma atómica.

Además, funcionarios de Jordania y Bahréin también pidieron que el programa iraní fuera detenido por cualquier medio necesario.

Mandatarios de Arabia Saudí, Emiratos Arabes Unidos y Egipto dijeron que Irán era "maléfico", una "amenaza existencial" y llevaría a la región a la guerra, según el británico The Guardian, uno de los periódicos que publicaron los documentos.

Ahmadinejad dijo el lunes que la filtración era un esfuerzo organizado de Estados Unidos para generar problemas entre Irán y sus vecinos árabes.

Otros países, como Francia, Gran Bretaña y Pakistán, criticaron la divulgación de los documentos, que también mencionan intentos estadounidenses de espiar a diplomáticos extranjeros e incluyen descripciones ofensivas de mandatarios del mundo.

Berlusconi desmintió que organizara fiestas alocadas, como describió en un cable desde Roma un diplomático estadounidense.

"No me importa lo que digan funcionarios de tercera o cuarta línea", dijo el mandatario, luego que se conociera el cable que decía que el hecho de que Berlusconi con frecuencia pasa "largas noches y es adepto a las fiestas intensas significan que no suele descansar lo suficiente".

Berlusconi dijo el lunes que "una vez al mes, organizo cenas en mis casas, donde todo se hace de una manera apropiada, digna y elegante".

En otras ocasiones, el mandatario ha sido acusado de recibir a mujeres de compañía y menores de edad en sus mansiones.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad