publicidad

Campesinos hispanos urgen a gobernador de Florida frenar abusos laborales

Campesinos hispanos urgen a gobernador de Florida frenar abusos laborales

Trabajadores agrícolas de Inmokalee, FL, exigieron al gobernador Crist poner fin a la esclavitud laboral.

Reclamo al gobernador

ORLANDO, Florida -  Trabajadores agrícolas hispanos de Inmokalee, al suroeste de Florida, exigieron al gobernador Charlie Crist su intercesión para poner fin a la esclavitud y violaciones de los derechos humanos que se viven en el estadoUnos 120 campesinos, entre ellos líderes de la Coalición de Trabajadores Campesinos de Inmokalee (ICW en inglés) viajaron hasta Tallahassee, donde recrearon frente al Capitolio el caso de 12 mexicanos y guatemaltecos que eran obligados a trabajar en la "pizca" de tomates por el día y golpeados y encerrados en un furgón sin ventilación por las noches.

El gobernador no presenció los dotes histriónicos improvisados con el que los jornaleros hispanos recrearon el sonado caso por el que cuatro miembros de la familia Navarrete, de Inmokalee, fueron encontrados culpables de esclavizar y abusar de los trabajadores y condenados a 12 años de cárcel cada uno en diciembre de 2008.

"Esperábamos que el gobernador viera de cerca el drama que presentamos, que es sólo uno de los siete casos de esclavitud que se han investigado en los ranchos de Florida en los últimos siete años, pero lamentablemente Crist brilló por su ausencia", dijo a Efe Germán Reyes Chavez, líder del CIW, al final la demostración y de regreso a Inmokalee.

Crist, en cambio, envió a representantes del Departamento de Niños y Familia (DCF en inglés) para hablar con los campesinos, comentó Reyes.

publicidad

"El DCF hace muy buen trabajo en sus investigaciones de casos de abusos y en los trabajos de educación que realiza, pero eso es como ir a la escena del crimen después que el hecho ha ocurrido, y lo que buscamos es concienciar al gobernador Crist, y que declare públicamente cuál es su posición con respecto a la esclavitud y los abusos a los que son sometidos los campesinos en la industria agrícola de Florida y que busque una solución concreta al problema", enfatizó el líder campesino.

Urge intervención

De acuerdo con Reyes, la situación en las siembras de tomates en Inmokalee es tan grave que se precisa la intervención de Crist.

"El mal es de raíz, y buscar una solución al problema de la esclavitud es sólo la cura a uno de los síntomas de la enfermad de abusos, maltratos y violaciones a los derechos laborales y humanos que caracteriza a la industria agrícola en Florida, y queremos que el gobernador tome en cuanta la petición de más de 36.900 (trabajadores) que llevamos hoy a Tallahassee", señaló.

Reyes destacó que la CIW ha llegado a acuerdos con cuatro de las principales cadenas de comidas rápidas en el país y una cadena de supermercados para aumentar un centavo a la libra de tomates, pero que siguen necesitando la intervención de Crist para que este dinero llegue a las manos de los campesinos.

El dinero empero descansa en una cuenta de ahorros debido al conflicto que existe con la Tomato Exchange de Florida, organización que agrupa a los cosecheros de tomates y que se niega a cooperar para tramitar el pago del centavo.

"Necesitamos que el gobernador Charlie Crist utilice su poder y el liderato que le ha dado el pueblo para cambiar las condiciones laborales de los campesinos que trabajan para poner la comida en las mesas de Florida, y que establezca acuerdos de cero tolerancia contra los maltratos, la esclavitud y los abusos labores y sanciones contra los rancheros que los violen y no los remedien en un tiempo prudente", acotó.

La Coalición de Trabajadores de Inmokalee es una organización sin fines de lucro que agrupa a campesinos y jornaleros mayormente haitianos, hispanos e indígenas mayas que trabajan en los campos agrícolas de Florida.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad