publicidad

BP inicia operación 'Top Kill' para sellar el pozo de crudo y contener el derrame

BP inicia operación 'Top Kill' para sellar el pozo de crudo y contener el derrame

La empresa British Petroleum recibió luz verde para iniciar la operación conocida como 'Top kill' para sellar el pozo de crudo.

BP inicia operación 'Top Kill' para sellar el pozo de crudo y contener e...

Pruebas de presión

WASHINGTON, DC - La empresa British Petroleum (BP) recibió luz verde para iniciar la operación conocida como 'Top kill' con la que busca sellar el pozo que escupe a diario miles de barriles de petróleo al Golfo de México mediante una inyección de fluido pesado.

El portavoz leyó un comunicado de prensa justo después de que funcionarios estadounidenses le dieran aprobación a BP para comenzar la riesgosa operación en aguas profundas. "BP da comienzo a 'Top kill'", dijo el portavoz.

Mira la fuga de crudo en vivo y en directo desde una cámara submarina

La multinacional británica analiza las pruebas de presión en el yacimiento realizadas durante la noche. Se desconoce por el momento cuándo se llevará a cabo la operación.

publicidad

BP ha insistido durante los últimos días en que este tipo de operación no se ha intentado nunca a profundidades de 1,500 metros y ha señalado que las posibilidades de éxito oscilan entre el 60 y el 70 por ciento.

El pozo que intentará cerrar BP escupe al menos 800 mil litros diarios de crudo al mar desde la explosión el pasado 20 de abril de la plataforma Deepwater Horizon operada en concesión por la empresa.

Error fundamental

BP reconoció ayer ante investigadores del Congreso de Estados Unidos que continuar con los trabajos en el pozo del Golfo de México después de que una prueba advirtiese de problemas pudo haber sido un "error fundamental" en las horas previas a la explosión.

Esto se incluye en un informe divulgado a última hora de ayer por dos legisladores estadounidenses, donde se describen distintos errores durante los momentos previos a la explosión.

La principal novedad del informe es que BP asegura que hubo una clara señal de una "gran anomalía" en el pozo tras las pruebas de presión realizadas antes del accidente en el que murieron once trabajadores.

Aun así, la multinacional decidió continuar con los trabajos en el yacimiento.

El documento detalla la reunión privada que tuvo lugar el martes entre BP y legisladores estadounidenses y durante la que la compañía ofreció un informe preliminar sobre el accidente del 20 de abril.

Los atajos de BP

British Petroleum tomó varios "atajos" durante sus trabajos en el pozo que hizo explosión en el Golfo de México, al reemplazar un fluido pesado para excavación con agua salada, lo que podría haber provocado el enorme derrame, según declaraciones de testigos obtenidas por The Associated Press.

Truitt Crawford, un peón de perforación de la propietaria de la plataforma, Transocean LTD, hizo declaraciones a los investigadores de la Guardia Costera sobre estas presuntas irregularidades.

El agua de mar, que podría haber creado menos peso para contener el aumento en la presión de las profundidades del océano, se utilizó como preparativo para colocar un último chorro de cemento dentro del pozo.

Panorama complicado

"Escuché a varios gerentes decir que BP estaba tomando atajos al desplazar el pozo con agua salada en vez de lodo y sin sellar el pozo con tapones de cemento, por eso fue que explotó", dijo Crawford en su declaración.

La explosión del 20 de abril produjo la muerte de 11 trabajadores y desató el derrame que no se ha podido controlar a más de un mes de ocurrido.

Un vocero de BP evitó hacer declaraciones sobre las declaraciones de los testigos.

Obama visita la zona

El presidente Barack Obama viajará este viernes al estado de Luisiana para comprobar sobre el terreno el impacto del derrame de crudo en el Golfo de México y los esfuerzos de British Petroleum (BP) para contener la fuga, informó hoy la Casa Blanca.

publicidad

La residencia oficial recordó en un comunicado que Estados Unidos ha hecho una de las mayores movilizaciones de recursos de su historia en respuesta a un evento catastrófico como el que tiene lugar en la región del Golfo de México por el derrame de petróleo.

En la actualidad hay más de 1,200 embarcaciones en la zona para tratar de contener del derrame.

La Casa Blanca dijo que a eso se suman más de 22 mil personas, entre ellos "muchas de las mentes científicas más brillantes del sector público y privado" que trabajan, según la residencia oficial, de forma imparable para "mitigar el impacto del petróleo".

La del viernes será la segunda visita a la zona del Golfo de Obama desde el comienzo del derrame el 20 de abril, cuando explotó la plataforma petrolífera "Deepwater Horizon" operada en concesión por BP y que se hundió dos días más tarde.

Combinación de errores

La gigante petrolera British Petroleum dijo que el derrame en el Golfo de México fue resultado de una combinación sin precedente de fallas y que mientras investiga de forma interna el desastre se ha concentrado en el trabajo de otras compañías.

Entretanto, el martes se observó un cambio en la coloración del crudo que sale del pozo. BP dijo que no era un cambio permanente, pero el profesor de ingeniería Bob Bea de la Universidad de California en Berkeley dijo que podría indicar que la fuga llegó a una reserva de más crudo y menos gas, lo que es más contaminante.

publicidad

El lunes por la noche BP PLC presentó a las autoridades uno de sus primeros informes sobre su investigación.

Fallaron los controles

En su documento dijo que varios mecanismos de control debieron ser suficientes para evitar el accidente que comenzó con la explosión de una plataforma el 20 de abril frente a la costa de Luisiana, donde murieron 11 trabajadores.

La mayor productora de petróleo y gas en el Golfo de México enumeró siete mecanismos a los que prestaba especial atención en su búsqueda de una causa.

Cuatro de ellos están relacionados con el mecanismo de prevención de explosiones, una enorme pieza de maquinaria que está sobre la cabeza del pozo y se supone que debe funcionar como un aparato de seguridad en el último de los casos, pero falló. Ese mecanismo fue fabricado por Cameron International Corp. y era propiedad de Transocean LTD, que también era propietaria de la plataforma Deepwater Horizon.

Reparten culpas

Los otros tres aspectos revisados en la investigación implican la revestidura de cemento y la cubierta de la cabeza del pozo, que eran responsabilidad de Halliburton Inc.

El presidente Barack Obama ha fustigado a los ejecutivos de las compañías por tratar de culparse el uno al otro durante las audiencias ante el Congreso de este mes.

En el comunicado de BP, el director ejecutivo Tony Hayward evitó señalar a alguien y calificó el desastre de un "accidente complejo provocado por una combinación sin precedentes de fallas".

publicidad

"Varias empresas están involucradas, incluyendo BP, simplemente es demasiado pronto y algo que no depende de nosotros, el decir quién tiene la culpa", dijo Hayward.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad