publicidad

Acusan de discriminación a jun

Acusan de discriminación a jun

Acusan a la junta escolar de Illinois de violar los derechos civiles de latinos y afroamericanos con una desigual distribución de fondos.

Demandan condados de Illinois

CHICAGO, Illinois - En vísperas del comienzo del año escolar, la Junta de Educación de Illinois ha sido acusada de violar los derechos civiles de niños latinos y afroamericanos con una distribución de fondos a los distritos escolares que favorecería a los suburbios ricos y blancos.La acusación está contenida en una demanda presentada el jueves ante una corte de Chicago por la Urban League, una institución que sirve a las minorías en cinco condados de Illinois.

"Tenemos un sistema educativo que discrimina a los niños de las minorías, y los responsables no hacen nada para corregirlo", dijo hoy en conferencia de prensa Cheryle Jackson, uno de los demandantes.

Entre los presentes estaba el senador estatal James Meeks (D-Distrito 15), quien también es el reverendo de una gran congregación afroamericana del sur y encabeza un boicot contra el comienzo del año lectivo el 2 de septiembre en Chicago.

Meeks quiere que los niños afroamericanos falten a clase ese día como protesta por la falta de apoyo del estado a las escuelas de los barrios pobres.

Además quiere que los padres se dirijan en masa a los suburbios y traten de inscribir a sus hijos en escuelas ricas de ciudades como Evanston, Winetka y Naperville, donde la educación pública cuenta con más recursos estatales.

Sin iguales oportunidades

Con la presentación de la demanda, que tiene 39 páginas, la batalla de muchos años por los fondos estatales para la educación llega por primera vez a la corte.
publicidad

En la demanda se sostiene que bajo la Ley de Derechos Civiles de Illinois de 2003, el actual sistema de distribución de fondos "impacta de manera específica" a los estudiantes pertenecientes a minorías raciales y étnicas.

Los demandantes piden que un juez declare inconstitucional el actual sistema, y que los legisladores estatales elaboren uno nuevo, más equitativo.

Muchos estudiantes afros y latinos

Las Escuelas Públicas de Chicago (CPS) se encuentran en el proceso de aprobación de un presupuesto de $6 mil 200 millones para el año lectivo 2008-2009.

El sistema cuenta con 667 escuelas elementales y superiores y 405 mil alumnos, de los cuales el 46.5 por ciento es afroamericano y 39.1 por ciento de origen hispano.

En tres audiencias públicas realizadas recientemente para discutir el presupuesto, se destacó que Illinois figura en el puesto 49 en materia de apoyo estatal a la educación pública.

La encargada del presupuesto, Beth Swanson, dijo a Efe que casi un 84 por ciento de los alumnos del sistema de educación pública de la ciudad proviene de hogares de bajos recursos.

"Chicago es donde más se necesitan recursos, pero la realidad muestra que el gasto por alumno es casi el doble en los suburbios", dijo.

Justificaciones

Como ejemplo mencionó que en el presupuesto en discusión se prevé un aporte estatal del 36 por ciento, comparado con el 47 por ciento que se asigna a nivel nacional.

En Chicago, el gasto por alumno previsto para este año es de $9,689, mientras que en la vecina ciudad de Evanston se dispone de $19,827.

Swanson dijo que Chicago es el tercer distrito escolar en tamaño a nivel nacional, pero cuenta con la mitad del dinero disponible por alumno en ciudades como Detroit, Nueva York o Washington D.C.

El director ejecutivo de las Escuelas Públicas de Chicago, Arne Duncan, dijo en la conferencia de prensa que hubiera preferido que el sistema fuera arreglado a través del proceso legislativo.

"Pero hemos esperado pacientemente por lo menos 30 años, confiando en que algo sucedería, y todas las veces terminamos defraudados", finalizó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad