publicidad
EU cerró su consulado en Ciudad Juárez ante la ola de violencia

EU cerró consulado en Juárez

EU cerró consulado en Juárez

EU cerró consulado en Juárez  para revisar su seguridad

EU cerró su consulado en Ciudad Juárez ante la ola de violencia
EU cerró su consulado en Ciudad Juárez ante la ola de violencia

MEXICO - La embajada de Estados Unidos en México informó de que su consulado en Ciudad Juárez, la urbe más violenta del país, permanecerá cerrada desde el viernes hasta que concluya la revisión de su sistema de seguridad.

La sede estará cerrada desde este viernes y hasta que termine la revisión de su plan de seguridad, dijo la embajada en un comunicado al explicar que serán reprogramadas las citas de aquellas personas que habían solicitado visa en esa oficina.

Es una decisión inesperada que ocurre meses después de que presuntos narcotraficantes mataron a tres personas relacionadas con ese recinto diplomático.

La embajada no informó el motivo de la revisión, y un vocero señaló que no habría más declaraciones.

publicidad

La urbe más violenta

Ciudad Juárez,  fronteriza con la estadounidense El Paso (Texas) - es desde 2008 la urbe más violenta del México debido a que dos cárteles de las drogas, el de Juárez y Sinaloa, se disputan a sangre y fuego el control de la zona.

En marzo pasado, tres personas del consulado de EU en Juárez, dos de ellas estadounidenses, fueron asesinadas a tiros por sicarios.

Lesley Ann Enriquez, una empleada del consulado estadounidense, y su marido, Arthur Redelfs, un oficial de Policía de la oficina del alguacil en el condado de El Paso, fueron atacados el 13 de marzo en el centro de la urbe.

Ese mismo día, en otro ataque, fue abatido a tiros un policía estatal mexicano que estaba casado con una empleada de la sede consular.

El ataque fue cometido después de que los tres habían acudido a una fiesta infantil en la ciudad estadounidense de El Paso en Texas, al otro lado de Ciudad Juárez, una de las urbes más afectadas por la violencia del crimen organizado en México.

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha adoptado en los últimos meses varias medidas para proteger a empleados consulares y sus familias de la recrudecida violencia en la frontera mexicana.

Salida de familiares

Ha autorizado la salida de familiares de empleados del gobierno estadounidense en seis ciudades del norte de México. A partir del 15 de julio, los empleados estadounidenses que trabajan cerca de la frontera tienen prohibido cruzar por Texas para evitar riesgos.

Hace dos semanas, el consulado en la ciudad fronteriza de Nuevo Laredo advirtió a los estadounidenses residentes que permanecieran en casa debido a enfrentamientos entre narcotraficantes y al bloqueo de calles con vehículos robados.

El cierre del consulado en Ciudad Juárez es la medida de seguridad más drástica hasta ahora. El consulado es el único lugar al que pueden acudir los mexicanos para solicitar la residencia en Estados Unidos. Ciudad Juárez se encuentra en el estado de Chihuahua.

Narcoviolencia

La embajada advirtió a los solicitantes de visa de inmigración que las clínicas médicas donde son examinados cómo parte del trámite "pueden también cerrar con poca antelación". Señaló que su centro telefónico se comunicará con los solicitantes para reprogramar las citas, y que proporcionaría un número telefónico al que podrían llamar los estadounidenses para citas relacionadas con pasaportes y otros servicios.

A principios de este mes, un policía federal mexicano dijo que un narcotraficante encarcelado afirmó que la empleada consular Lesley Enríquez fue asesinada por ayudar a una banda rival a obtener visas para Estados Unidos.

Pero un funcionario federal estadounidense -allegado a la investigación- afirmó que no había indicios de que Enríquez estuviera involucrada en ese tipo de situación. El funcionario indicó que el motivo era todavía incierto. Hizo las declaraciones en forma anónima por carecer de autorización para hablar del caso en público.

publicidad

Las organizaciones narcotraficantes llamadas los cárteles de Ciudad Juárez y Sinaloa se disputan violentamente el control de rutas y han vuelto a Ciudad Juárez una de las urbes más peligrosas del mundo. Al menos 4,000 personas han muerto en la ciudad de 1.3 millones de habitantes desde principios del 2009.

El 15 de julio, la explosión de un coche-bomba mató a un policía federal y a otras dos personas en Ciudad Juárez. Un grupo del narcotráfico se atribuyó el atentado y anticipó la posibilidad de otros.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad