publicidad

Calderón y gobernadores pactaron romper 'redes de protección' al narcotráfico

Calderón y gobernadores pactaron romper 'redes de protección' al narcotráfico

El presidente Felipe Calderón instó a los estados a romper "las redes de complicidad y protección" con el narco.

'El verdadero problema'

MEXICO - Los gobiernos federal y estatales se comprometieron el martes a romper las redes de protección oficial al crimen organizado, tras la detención de alcaldes, funcionarios y policías por vínculos con el narcotráfico.

"Este por desgracia no es un problema nuevo, la situación que vivimos se ha venido acumulando y creciendo a lo largo de mucho tiempo... ahora estamos pagando los costos de años de permisividad y tolerancia ante la criminalidad", dijo el mandatario durante una sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública.

En los estados de Morelos, Michoacán y Nuevo León -algunos de los más afectados por la violencia atribuida al crimen organizado- han sido detenidos varios jefes policiales, funcionarios y por primera vez alcaldes por protección a carteles de la droga.

Calderón señaló que las investigaciones de la Procuraduría General de la República (PGR) "están corroborando la existencia de redes de cobertura y protección al crimen dentro de las propias instancias de gobierno, que ese es el verdadero problema".

Nexos con cárteles

El caso que más ha llamado la atención ha sido Michoacán, en el occidente del país y estado natal del presidente, donde la semana pasada fueron detenidos 30 funcionarios, incluidos 10 alcaldes, señalados por presuntamente dar protección a La Familia, uno de los seis carteles reconocidos por las autoridades.

publicidad

El lunes, en el estado norteño de Nuevo León, fueron detenidos 37 policías también por supuestos vínculos con el narcotráfico.

El martes, mientras se realizaba la reunión en la capital mexicana, se detuvieron a otros 21 miembros de corporaciones policiales de Nuevo León, incluidos cinco jefes y directores de tres municipalidades, informó el gobierno del estado en un comunicado.

Gobernadores de los tres principales partidos políticos dieron su respaldo al ejecutivo, pero algunos pidieron que haya coordinación el gobierno federal y los estatales.

Inconformidad de gobernador

El gobernador de Michoacán y militante del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Leonel Godoy, ha reclamado que las autoridades federales no le informaron de la operación para detener a los alcaldes y funcionarios e incluso acusó de que se violó la soberanía del estado al ingresar elementos federales a la sede gubernamental estatal.

Para el alcalde capitalino Marcelo Ebrard, también del PRD, las acciones contra la infiltración del crimen organizado en los gobiernos "merecen todo el respeto y respaldo", pero demandó que las autoridades federales les informen cuando se realicen operativos como el de Michoacán.

"De otro modo lo que se siembra es la desconfianza, la duda y nos parece que eso es injusto e inconveniente", dijo.

Elecciones en puerta

A nombre de los mandatarios estatales del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el gobernador de Nuevo León, Natividad González, dijo que se comprometían a enfrentar "con todo" al crimen organizado y castigar a funcionarios cómplices, y pidió que la lucha contra la delincuencia esté alejada de estrategias político electorales.

Las detenciones de funcionarios y alcaldes ocurren a casi un mes de que se realicen las elecciones legislativas en las que se renovarán los 500 asientos de la Cámara de Diputados.

Apenas asumido el poder en diciembre de 2006, Calderón lanzó una ofensiva contra el narcotráfico que ha incluido un despliegue no visto de miles de soldados en los estados más afectados por la violencia de los carteles que ha dejado más de 10,750 asesinatos desde entonces.

Castigo sin distinción

Durante la 26 Reunión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, Calderón advirtió que ningún acto de corrupción quedará sin castigo, en alusión a los 30 funcionarios -10 de ellos alcaldes detenidos en Michoacán..

"En esta lucha no hay lugar para titubeos, divisiones ni deslealtades", amenazó el gobernante, antes de señalar que aquel que traicione "la confianza de la sociedad" desde un puesto público "tiene que saber que no habrá fuero partidista o consideración política alguna que lo libre de la acción de la justicia".

publicidad

En el encuentro, celebrado en Palacio Nacional, participaron los gobernadores de 31 estados del país y el alcalde de la capital mexicana, legisladores y ministros.

Además de Michoacán, Calderón citó los casos de Morelos, en el centro del país, y a Nuevo León, en el norte, porque ambos estados han estado también en el punto de mira por supuestas infiltraciones del narcotráfico en las instituciones de seguridad.

'Falta mucho por hacer'

Calderón admitió que "falta mucho por hacer" al aludir a los 75 compromisos firmados en agosto del año pasado en otra cita del Consejo de Seguridad Nacional, que entonces estuvo marcada por los reclamos de la sociedad civil después del secuestro y asesinato de un menor, causante de una fuerte conmoción en la opinión pública.

Desde entonces han sido detenidos 917 presuntos secuestradores, han sido desarticuladas 133 bandas criminales dedicadas al secuestro y han sido liberados 671 cautivos.

Disminuyeron asesinatos

Además, catorce estados mexicanos cuentan ya con unidades antisecuestro y otros quince se han comprometido a crearlas o están en proceso de hacerlo.

Por último, Calderón recalcó que gracias a la acción del Ejército y los agentes federales en la lucha antidrogas, el número de homicidios vinculados con el crimen organizado ha caído "significativamente" entre el último trimestre de 2008 y el primero de 2009.

publicidad

La rebaja ha sido especialmente importante en Baja California, en un 80 por ciento, Chihuahua (30 por ciento) y Sinaloa (45 por ciento).

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad