publicidad

Autoridades estatales niegan que escolta de gobernador mexicano sea sicario

Autoridades estatales niegan que escolta de gobernador mexicano sea sicario

Autoridades de Tamaulipas desmintieron que uno de los escoltas del gobernador sea un sicario del narcotráfico que EU busca.

Lo señala EU

MÉXICO - Las autoridades de Tamaulipas desmintieron que uno de los escoltas del gobernador de ese estado mexicano, Eugenio Hernández, sea un sicario del narcotráfico por el que Estados Unidos ofrece $5 millones, tal como publicó este sábado el diario Reforma.

Según la información publicada por el rotativo, Ismael Ortega Galicia, de 35 años, perteneciente bien al cártel del Golfo o al de Los Zetas, es buscado por las autoridades de México y Estados Unidos y se desempeña en labores de seguridad para el mandatario tamaulipeco.

Sin embargo, la secretaría de Seguridad Pública de Tamaulipas desmintió la información a través de su responsable, Ives Soberón Tijerina.

El funcionario explicó que Ismael Ortega fue miembro del Ejército de 1991 a 1999, para después ingresar a la Agencia Federal de Investigación y más tarde a la Policía estatal de Tamaulipas como escolta del Gobernador y otros cargos públicos.

A principios de 2003, Ortega fue señalado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos por vínculos con la delincuencia organizada, y tras declarar ante la fiscalía federal mexicana, fue exonerado al no hallarse pruebas, por lo que regresó a su puesto.

La acusación se repitió en 2007 y en 2010, sin que se produjera su detención al no encontrarse vínculos con el crimen.

publicidad

Soberón reveló que Ortega Galicia cuenta con visado de Estados Unidos y ha viajado en varias ocasiones al país sin que se le haya detenido.

'Narcopolítica'

El estado de Tamaulipas, ubicado en el Golfo de México y colindante con Estados Unidos, está considerado una de las bases del narcotráfico en el país, dado que alberga al peligroso cártel del Golfo y a su antiguo brazo armado, Los Zetas.

De acuerdo con Reforma, el presunto sicario es visible en una fotografía tomada en marzo en la que se le ve próximo al gobernador Hernández.

Fuentes de inteligencia confirmaron al diario la cercanía del supuesto pistolero al círculo de escoltas del político. Ex policía de tráfico, fue señalado en 2003 como relacionado con el grupo de sicarios y hoy cártel de Los Zetas.

Se da la circunstancia de que el narcotráfico asesinó esta semana, a pocos días de las elecciones a gobernador -se celebran mañana-, al candidato que según las encuestas iba a suceder a Hernández, Rodolfo Torre Cantú.

Ambos pertenecen al mismo partido, el Revolucionario Institucional (PRI).

Desde hace meses, Tamaulipas se ha convertido en el campo de batalla de los cárteles del Golfo y Los Zetas, enfrentados entre sí tras separarse a finales del año pasado.

La guerra abierta entre ambos ha causado numerosas víctimas y ha amedrentado a la población; la prensa está amenazada por los narcotraficantes para no divulgar aquellas informaciones que les son contrarias.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad