publicidad

Narcotraficante sentenciado en Houston. Recibio 25 a?os de prision y multa.

Narcotraficante sentenciado en Houston. Recibio 25 a?os de prision y multa.

El ex jefe narcotraficante mexicano Osiel Cárdenas Guillén fue sentenciado el miércoles a 25 años de prisión por un tribunal en Houston.

Multado con 50 millones de dólares

HOUSTON, TX.- El ex jefe narcotraficante mexicano Osiel Cárdenas Guillén fue sentenciado el miércoles a 25 años de prisión por un tribunal que además le impuso una multa de 50 millones de dólares, en Houston.

Cárdenas Guillén aceptó cinco cargos, incluido tráfico de drogas, a cambio de que los fiscales le retiraran otros 12 que le habrían significado prisión perpetua si el tribunal lo hubiera declarado culpable, dijeron autoridades judiciales.

El procesado, de 42 años, era el jefe del Cártel del Golfo, una de las organizaciones narcotraficantes más violentas en México, a decir de las autoridades.

La sentencia de 25 años y la multa de 50 millones de dólares le fueron impuestas a Cárdenas Guillén por la jueza federal Hilda Tagle en una audiencia cerrada en un tribunal en Houston.

En su momento de mayor poder, el jefe narcotraficante mexicano tenía grupos en diversas ciudades estadounidenses, como Houston, Chicago y Atlanta, y movilizaba al mes entre cuatro y seis toneladas de cocaína hacia Estados Unidos, según los investigadores.

Cárdenas Guillén fue enjuiciado de manera casi secreta desde que fue extraditado a Estados Unidos en el 2007.

Tanto los fiscales como los abogados defensores declinaron facilitar detalles del caso y la mayoría de los documentos del proceso fueron puestos bajo resguardo en la corte.

publicidad

Una audiencia fijada para septiembre del año pasado fue cancelada sin explicación algunas semanas antes de que se realizara.

Audiencia a puerta cerrada

La jueza Tagle había rechazado el miércoles la petición de la prensa de que la audiencia de sentencia a Cárdenas Guillén fuera abierta al público.

Tagle arguyó en una orden emitida tras la sentencia que una sesión abierta representaba un peligro para el ex jefe narcotraficante, a quien documentos del tribunal describen con el apodo de "el asesino amigo" por su disposición a eliminar a integrantes de su propio cártel.

La audiencia de sentencia para Cárdenas Guillén no estaba anunciada en los registros de las cortes federales como se hace en otros casos.

"La terminación del caso con sentencia contra Cárdenas Guillén destaca la decisión conjunta de Estados Unidos y México de perseguir y enjuiciar a los jefes de los cárteles narcotraficantes, desmantelar estas organizaciones y poner fin a la violencia y corrupción que prohíjan", dijo el miércoles el fiscal estadounidense José Angel Moreno en una declaración.

Moreno dijo que Cárdenas Guillén había aceptado un cargo de narcotráfico, tres relacionados con amenazas contra agentes federales de Estados Unidos y uno de lavado de dinero.

A cambio, los fiscales retiraron otros 12 cargos de narcotráfico que eran parte de una acusación presentada en el 2000 en Brownsville, en el sur de Texas. El caso fue trasladado a Houston por motivos de seguridad.

Dos de los cargos por los cuales Cárdenas Guillén fue sentenciado se relacionan a un incidente en 1999 en el que él y sus hombres rodearon y amenazaron a agentes de la DEA y la FBI que se encontraban en Matamoros para reunirse con un informante.

Aunque fue arrestado en el 2003 por las autoridades mexicanas, Cárdenas Guillén dirigía presuntamente su organización desde una celda relativamente lujosa en la prisión de máxima seguridad de La Palma, en el oeste de la Ciudad de México, hasta que fue extraditado.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad