publicidad
Diseño de uñas por @nailstheluxe

Narcocultura, cuando los narcos se ponen de moda

Narcocultura, cuando los narcos se ponen de moda

La captura de "El Chapo" ha contribuido a engrandecer el fenómeno cultural que rinde admiración al mundo del narcotráfico

La imagen de "El Chapo" Guzmán se convierte en un icono cultural
La imagen de "El Chapo" Guzmán se convierte en un icono cultural

La fascinación por el mundo de los narcotraficantes y los mafiosos ha vivido un repunte durante los últimos días que ha resultado palpable en ciudades como Los Ángeles, donde la captura de Joaquín "El Chapo" Guzmán ha supuesto, no solo un popular tema de conversación, también un gran negocio para quienes se benefician de lo que se conoce como narcocultura, una realidad que está presente en ámbitos que van desde la música, pasando por el diseño y la gastronomía.

En el origen de este fenómeno están los corridos que ensalzan las historias de los capos de la droga como antes se cantaba a las gestas de Pancho Villa. El profesor de la Universidad de Estatal de California en Northridge (CSUN) Carlos Armando Hernández, quien realizó estudios sobre el "narcomundo", considera a los cantantes de narcocorridos como juglares modernos. Es música sirvió de puerta de entrada para una corriente en la que las armas, la droga y el crimen se instalaran como elementos cotidianos de la cultura regional en la frontera de México con Estados Unidos.

publicidad


El primer narcocorrido, "Por morfina y cocaína" surge en los 30 en Texas, según relató Hernández, y a finales de los 50 se escribió "La carga blanca", otra de las canciones consideradas como en la raíz de este género que llegó a las masas de la mano de grupos como Los Tigres del Norte. Desde 2007, impulsada por productoras y emisoras de radio angelinas, esa música se tornó más violenta, "las letras agresivas y superficiales", comentó el profesor. Esos artistas y quienes los siguen han venido a definirse como "alterados" y recitan versos sobre decapitaciones, secuestros y el empleo de armas de gran calibre.

Gerardo Ortiz con una camisa de Barabas.
Gerardo Ortiz con una camisa de Barabas.

Música y moda

Uno de los exponentes de los nuevos narcocorridos es Gerardo Ortiz, múltiple ganador de los premios Billboard de la Música Mexicana y quien toma mucha de su inspiración de historias relacionadas con el cártel de Sinaloa, organización criminal liderada por "El Chapo" Guzmán. La estética de Ortiz, con unas llamativas camisas estampadas es compartida por otros cantantes de narcocorridos y coincide con el gusto de "El Chapo", como se pudo comprobar en la "entrevista" que le hizo el actor Sean Penn y publicada por Rolling Stone el pasado sábado.

Esa moda se apoya en los diseños de la empresa de ropa Barabas, radicada en Los Ángeles, donde tiene dos comercios, y distribuye también en México.

Sus propietarios aseguraron a Univision que desde que "El Chapo" apareció retratado en esa revista con una de sus camisas -una estampada y con rayas azules verticales-, se les ha caído varias veces la página web debido al volumen de visitas. Ellos mismos han aprovechado el momento para promocionar esa prenda como "la más buscada", en relación directa la historia del capo de Sinaloa que hasta el pasado viernes estaba huido de la justicia.

"No podría dar una cifra exacta, pero son miles de pedidos en Estados Unidos, México, Colombia, El Salvador, Honduras, Brasil, entre otros países", explicó Shawn Esteghbal, quien además de propietario es el diseñador de la ropa que tamibén usan artistas de narcocorridos como El Komander, Espinoza Paz, El Buki
"Usar esa camisa es como ponerte la chamarra de Michael Jackson", explicó a Univision en Los Ángeles el profesor Estudios Chicanos de la Universidad de California en Los Angeles (UCLA), Raúl Hinojosa Ojeda. A su juicio, quienes compran la prenda no necesariamente lo hacen como una muestra de apoyo "al narcotráfico o al crimen".

Documental "Narco Cultura" (2013)
Documental "Narco Cultura" (2013)

"Ven a Guzmán Loera como un personaje. Aquí se trata de consumismo", manifestó Hinojosa, quien cree que en la raíz del interés de las masas por "El Chapo" está una idealización de su imagen como bandido social que venció al gobierno y escapó de prisión dos veces.

Mientras en México, consideró Hinojosa, el apoyo a "El Chapo" puede esconder una admiración real -y ser visto como ejemplo a seguir-, en Estados Unidos se vive más como si se tratara de una película de Hollywood. De hecho, las historias de narcos son recurrentes en las novelas de televisión -la actriz Kate del Castillo, envuelta ahora en polémica por su relación con "El Chapo", protagonizó la popular serie sobre narcotráfico "La Reina del Sur"- Univision estrenará próximamente "El Barón de la Droga", basada en la vida de "El Chapo". En cine, además de las numerosas películas sobre tráficantes de drogas mexicanos, han proliferado en los últimos años documentales como "Narcocultura" (2013) y el más reciente "Cartel Land", que esta semana ha sido nominado para los Oscars.

Diseño de uñas por @nailstheluxe
Diseño de uñas por @nailstheluxe

La "narcomanía" está muy viva en las calles, donde se venden desde piñatas hasta camisetas improvisadas dedicadas a sus protagonistas, así como en las redes sociales. Hashtags como "narcostyle", "narco", "narcolujos" están asociados a miles de contenidos en los que se hace exaltación de dinero, armas, sexo, moda y música. Ese atractivo sirvió de idea a Fabricio Ramírez, un representante del sello de música norteña Twiins Music Group, para crear su taquería Los Desvelados, un restaurante en el que se sirven platillos con nombres como "La Fuga", "Chapito Guzmán", "Tacos Alcapone" o "Burrito Pablo Escobar".

Comer en la mesa de "El Chapo"

publicidad

Cuando en octubre abrió en Los Ángeles la taquería Los Desvelados, Ramírez no previó que su futuro estaría súbitamente ligado al de "El Chapo", por mucho que su imagen fuera seña de identidad de su restaurante y su rostro decorara las mesas.

"Las primeras tres semanas no teníamos gente... uno o dos clientes a veces. Estos días, por ejemplo, hemos cerrado temprano porque se nos acaba la carne, el pan, la masa, la salsa... todo. Se nos acaba todo", dijo Ramírez.
Actualmente, la taquería está en proceso de crecimiento y, aunque hay planes para abrir más sucursales a futuro, a corto plazo quiere ampliar su menú con platillos que llevarían nombres como "El Mayo" Zambada o "El Señor de los Cielos".

"El concepto fue crear algo con personajes que son ángeles o demonios. Es decir, Pablo Escobar o 'El Chapo' Guzmán son queridos por unos y odiados por otros y nosotros queríamos hacer algo para que la gente volteara a todos lados desde que entrara", señaló.

Narcocultura, moda y comida
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad