null: nullpx
Terrorismo

La joven que se fue a luchar con el ISIS y ahora quiere volver tras tener un bebé

Actualmente tiene 19 años, pero hace cuatro se fugó para incorporarse al grupo Estado Islámico en Siria. Ahora, después de la muerte de dos de sus bebés, quiere regresar para tener a su tercer hijo y asegurarle las medidas de salud necesarias. Sin embargo, afirma que no se arrepiente de haberse unido al grupo terrorista.
18 Feb 2019 – 9:18 PM EST

Hace cuatro años abandonó todo y se marchó a Siria para luchar del lado del Estado Islámico. Sin embargo ahora, quiere volver. ¿El motivo? El bebé que acaba de tener y que desea que crezca en un lugar donde pueda cuidarlo y no siga la suerte de sus otros hijos, que murieron luego de nacer.

Shamima Begum, que ahora tiene 19 años, salió de Reino Unido para unirse al grupo terrorista, pero hace unos días dijo al diario The Times que estaba ya apunto de dar a luz y temía por la salud de su bebé. Su familia confirmó este domingo que ya había dado a luz.

El abogado de la familia dijo que Shamima Begum y el bebé gozan de buena salud. La joven, sin embargo, dijo el jueves al diario que temía por la salud del bebé.

“Al final ya no lo pude soportar más”, indicó Begum, tras relatar que sus primeros dos bebés murieron de enfermedad y desnutrición. “Ahora lo único que quiero es regresar a Gran Bretaña”.

La joven de 19 años fue hallada por reporteros del diario en un campamento de refugiados en el norte de Siria. Era una de tres niñas del vecindario Bethnal Green que fueron a Siria a incorporarse a ISIS en el 2015 cuando el grupo estaba tratando de atraer a niñas adolescentes a que se sumen a su autoproclamado califato.

Las niñas fueron a acompañar a una cuarta joven de Bethnal Green que ya se había incorporado a ISIS. Begum le dijo al diario que las cuatro se casaron con combatientes del grupo extremista.

Se estima que una de las cuatro jóvenes murió en un bombardeo. Begum dijo que las otras dos están vivas, o al menos lo estaban hace dos semanas.

Sin arrepentimiento

La joven afirmó que no se arrepiente de haberse incorporado a ISIS y no le molestó ver la cabeza cercenada de una persona ejecutada por la agrupación. Tales declaraciones probablemente dificultarán que las autoridades británicas la consideren apta para reintegrarse a la sociedad civil.

El ministro de seguridad británico Ben Wallace declaró al canal Sky News que es “inquietante” que Begum no se arrepienta, y que lo más probable es que ella no sabía en lo que se estaba metiendo cuando fue a Siria.


El pueblo británico, añadió, tiene razón de estar inquieto por el retorno de una persona a un país “que aparentemente odia”. Tales personas deben recordar, apuntó, que “las acciones tienen sus consecuencias”.

Dos días antes del nacimiento del bebé, la familia de Begum en Reino Unido dijo que estaban “escandalizados” por sus declaraciones, pero pidieron que se la trajera de regreso al país donde el sistema de justicia se ocuparía de ella.

El bienestar del bebé por nacer de Shamima es la principal preocupación de nuestra familia y haremos todo lo que está a nuestro alcance para proteger a ese bebé, que no tiene la menor culpa en estos sucesos”, dijo la familia en su comunicado.

Añadió que le preocupa la salud mental de Begum, que según ellos ha sido adoctrinada por los milicianos de ISIS.

Es posible que la joven enfrente un juicio penal si regresa a Reino Unido. Es ilegal en el país apoyar a un grupo proscrito como ISIS. Sin embargo, también es posible que se integre a un programa estatal que ayuda a jóvenes extremistas a dejar a un lado esas ideas y reintegrarse a la sociedad.

Las autoridades británicas calculan que unos 900 británicos se fueron a Siria a sumarse a ISIS. De ellos, estiman que un 20% pereció y del resto, la mitad regresó.

En fotos: los tanques de guerra improvisados de Estado Islámico

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:TerrorismoISIS
Publicidad