null: nullpx
España

De top model a vivir en las calles de Barcelona: la penosa historia de Nastasia Urbano

Una de las modelos más cotizadas de los 80, imagen de varias marcas de lujo, vive ahora como una mendiga en cajeros o en la misma calle, luego de quedar en la bancarrota, según dice, por causa de su exmarido. En GoFundMe se abrió una campaña para ayudarla.
7 Feb 2019 – 6:53 AM EST

La historia personal de Nastasia Urbano pudo haber sido la de cualquier modelo internacional que siendo muy joven alcanza la cima de la fama, sale en portadas de revistas de modas, se codea con celebridades y vive rodeada de lujos y comodidades. Pero el destino de esta mujer de 57 años quiso escribir otra página, mucho más real, triste y tal vez dolorosa.

Tras tener mucho dinero, vivir en Nueva York durante la década de los 80', cuando cenaba un día con Jack Nicholson, otro día con Andy Warhol, con Roman Polansky, o con Harrison Ford y la invitaban a fiestas con Melanie Griffith, Don Johnson, o Simon y Garfunkel, ahora pasa las noches en las casas de amigos condescendientes de Barcelona, España, pero alguna vez duerme en un cajero de banco o en la misma calle.

En un reportaje publicado la semana pasada por El Periódico de Cataluña, cuenta que de vez en cuando consigue algo de dinero haciendo algún trabajo precario limpiando casas o cuidando niños, que sufre depresión y necesita medicación. Cuando vuelve la vista atrás evoca aquella época luminosa cuando con apenas 20 años el mundo se le ponía a sus pies.

Sus primeros trabajos los hizo en Barcelona pero a inicios de los 80' dio el salto a las principales pasarelas de Europa y Nueva York. La lista de marcas que la contrataron para ser su imagen no es nada despreciable: Yves Saint Laurent, Opium, Virginia Slims, Revlon, donde hizo una campaña con la célebre modelo para esa época, Linda Evangelista.

"Hacía todas las revistas, le encantaba a todo el mundo. Era muy camaleónica y la gente no se cansaba de mí. Hay modelos que son muy guapas pero que solo tienen un registro. Yo nunca tuve ese problema", cuenta al diario.

En relativo corto tiempo, Nastasia Urbano hizo mucho dinero. "Creo que fui la primera chica que firmó un contrato multimillonario por anunciar ropa. Me daban un millón de dólares al año por 20 días de trabajo, eso durante tres o cuatro años. Esas cantidades de dinero en esa época solo las ganabas cuando hacías productos de belleza".

“Lo tenía todo, vivía como una reina", afirma Urbano, quien admite que tuvo problemas de drogas y alcohol, aunque no se arrepiente de nada de lo que hizo. "La vida hay que vivirla al máximo".

Cada año iba a Barcelona a visitar a sus padres, aunque ella nació en Suiza. En uno de aquellos viajes conoció a su exmarido y ahí terminó su buen estrella. “Me dejó con lo puesto. Lo único bueno de esa relación han sido mis hijos, pero lo demás fue horrible. Todo lo pagaba con mi dinero. Al segundo día de conocerlo quiso que le comprara un BMW, y yo, como una tonta, le hice el cheque. Estaba enamorada. Si no confías en la persona de la que estás enamorada, ¿en quién confias? Pero él no. Él no me quería", lamenta según cita el diario.

La han echado tres veces de las casas donde ha vivido. A veces se ponía ante el dilema de pagar la renta o dejar de comer. Bajaba hasta una fuente a recoger agua porque no le alcanzaba para cubrir la factura del servicio.

Tiene dos hijos adultos que “hacen lo que pueden” por ella, pero no quiere molestarlos. “Quiero recuperarme como persona para estar a su altura”, indica.

“Yo quiero vivir, no sobrevivir, dice. Estoy cansada de sobrevivir y pedir dinero. La gente a mi alrededor se aparta, todos se van, y no me extraña”, expresa al diario catalán.

De momento, un amigo la ha acogido en su casa aunque Urbano sabe que será algo temporal y deberá salir en algún momento. “Yo me pregunto adónde voy a ir, estaré con mi carrito, mis cuatro cosas y dónde voy a dormir".

El pasado lunes Daniel Mirabal, un amigo de la modelo, inició una campaña en GoFundMe para ayudar a Urbano a conseguir algo de dinero y recuperar un poco su vida.

“Una de las top model más conocidas mundialmente en los años 80’s está pasando una época terrible con muchas dificultades para tener una vida digna. No tiene dónde vivir y no tiene dinero para cubrir sus necesidades básicas... Necesita alquilar un pequeño apartamento, cubrir tres meses de fianza, comprar lo básico para sentirse una persona normal y desea empezar de nuevo”, dice el mensaje de la campaña que aspira a recoger 6,810 dólares (6,000 euros), de los que en dos días ha recabado 2,981 dólares (2,617 euros).

Los fondos irán directamente a Nastasia Urbano, afirma Mirabal quien cree que es posible “demostrar al mundo que no siempre se debe sacrificar a un ave del paraíso cuando tienes las alas rotas. Podemos curárselas y ayudarla a levantar de nuevo el vuelo”.

RELACIONADOS:EspañaInterés Humano
Publicidad