null: nullpx
Armas Nucleares

Corea del Norte contradice a Trump sobre las razones del fracaso de la Cumbre en Hanoi

El canciller norcoreano, Ri Yong Ho, dijo que el régimen de Kim Jong Un solo buscaba el alivio de las sanciones "parciales" como marco para avanzar con los planes para desmantelar la capacidad del gobierno de Pyongyang de enriquecer uranio, el principal combustible para la fabricación de bombas atómicas.
28 Feb 2019 – 01:24 PM EST

El canciller de Corea del Norte, Ri Yong Ho, dijo en rueda de prensa desde la capital de Vietnam que su país solo buscaba un levantamiento parcial de las sanciones que pesan sobre su país, contradiciendo al presidente Donald Trump, quien indicó que la causa de la ruptura de la cumbre tuvo que ver con la exigencia del líder norcoreano, Kim Jong Un, de que se eliminaran todas las medidas punitivas contra ese país asiático.

La declaración de Ri se produjo en una rara conferencia de prensa horas después de la finalización abrupta del encuentro entre Kim y Trump sin resultados y sin la firma de un acuerdo marco sobre la futura desnuclearización de la Península de Corea.

Según la Casa Blanca, Kim pedía el levantamiento de todas las sanciones a Corea del Norte y el mandatario estadounidense no aceptó.


Tras el fin de la reunión Trump aseguró: "Ellos estaban dispuestos a llevar a cabo una desnuclearización (...) básicamente ellos querían el levantamiento de todas las sanciones y nosotros no podíamos hacerlo".

Agregó a los periodistas que no "quiere hablar de aumentar las sanciones" y añadió: "Son fuertes, hay mucha gente estupenda en Corea del Norte que también tiene que vivir". A pesar del precipitado final del encuentro en Hanoi, el presidente señaló que su reunión con Kim "fue muy amistosa".

"Simplemente nos caemos bien. Existe una cordialidad entre nosotros y espero que dure, creo que sí", declaró Trump tras la reunión.

La versión norcoreana

Horas más tarde, el ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte, Ri Yong Ho, dijo que el régimen de Kim solo buscaba el alivio de las sanciones "parciales" como marco para avanzar con los planes para desmantelar la capacidad del gobierno de Pyongyang de enriquecer uranio, el principal combustible para la fabricación de bombas atómicas. Ri dijo que Corea del Norte busca el fin de "las sanciones que obstaculizan la economía y el sustento de todas las personas en particular".

El canciller agregó que su gobierno sigue dispuesto a "desmantelar permanentemente todas las instalaciones de producción de material nuclear" en el centro de Yongbyon y que permitiría la presencia de expertos nucleares de EEUU.

Ri dijo que su país ha hecho propuestas realistas como el desmantelamiento de Yongbyon a cambio de ese levantamiento parcial de sanciones.

"Esta propuesta fue la medida más grande de desnuclearización que podríamos tomar en este momento cuando consideramos el actual nivel de confianza entre Corea del Norte y Estados Unidos", dijo el ministro.

El alto funcionario dijo que su gobierno también ofreció la cancelación permanente de pruebas de misiles intercontinentales y lamentó que en el futuro se pueda presentar una oportunidad como la de la cumbre en Hanoi.

En todo caso, los escépticos han alertado que un eventual acuerdo con Corea del Norte sobre desnuclearización no afectaría a una parte significativa de los misiles nucleares norcoreanos y privaría a Estados Unidos de su ventaja negociadora en el futuro.

El impacto inicial del fracasado encuentro en Vietnam se vio reflejado en los mercados asiáticos con las caídas de los índices bursátiles en Corea del Sur y Japón, dos de los países que más tenían cifradas sus esperanzas en avances concretos para la resolución del viejo conflicto en la Península de Corea, que aún depende de un armisticio que ya tiene décadas vigente, en vez de un pacto de paz definitivo.

Pese a que Kim Jong Un ha prometido en los diálogos mantener congeladas cualquier tipo de pruebas nucleares o de misiles balísticos, el hecho de que no haya habido progresos en la agenda de la desnuclearización manda un mensaje agridulce sobre la conveniencia del presidente Trump de haber aceptado reunirse con Kim en dos oportunidades sin lograr ni siquiera una hoja de ruta para el desarme y por consiguiente, la paz.

Pero de fondo está un claro problema de percepción sobre lo que significa para cada país la desnuclearización. Para Trump es la obvia eliminación de las bombas nucleares norcoreanas y cualquier actividad relacionada con su producción. Para el régimen de Kim Jong Un es, además de eso, el fin de la presencia militar estadounidense en Corea del Sur.


Kim y Trump en Vietnam: la segunda cumbre entre un líder norcoreano y un presidente de EEUU en ejercicio (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.