Reino Unido

La policía británica arresta a Julian Assange por una orden de extradición de Estados Unidos

El fundador de WikiLeaks ha sido trasladado a una comisaría en el centro de Londres, y será presentado ante un juez, luego que Ecuador le retirara el asilo político. El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, dijo que se revocó la protección a Assange "por violar reiteradamente normas internacionales y el protocolo de convivencia".
11 Abr 2019 – 6:01 AM EDT

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, refugiado desde 2012 en la embajada de Ecuador en Londres, fue detenido este jueves por la policía británica a petición de una orden de extradición de Estados Unidos luego que Quito le retirase el asilo diplomático, informó Scotland Yard en un comunicado.

Estados Unidos acusó a Assange pocas horas después de su arresto de haber conspirado, junto a la exsoldado Chelsea Manning -que por aquel entonces trabajaba como analista de inteligencia para el Departamento de Defensa de bajo el nombre de Bradley Manning- para hackear una computadora del gobierno y filtrar documentos secretos en 2010.

"La policía metropolitana fue invitada a la embajada por el embajador (de Ecuador) después de la retirada del asilo por el gobierno ecuatoriano", afirmó Scotland Yard. Assange fue trasladado "a una comisaría del centro de Londres donde permanecerá hasta que comparezca ante un juez cuanto antes", agregó.

El informático y activista está retenido "en nombre de las autoridades de Estados Unidos" y "en virtud de la Sección 73 de la Ley de Extradición. Está en custodia policial y comparecerá ante la Corte de Magistrados de Westminster (Londres) lo antes posible", señaló un portavoz de la Policía, citado por la agencia EFE.

Scotland Yard indicó que el arresto también se produjo también por haber violado las condiciones de libertad condicional en 2012.

Cinco años de cárcel

Hasta la fecha se creía que Assange había actuado como mero receptor de los documentos, pero los cargos desvelados este jueves indican que Estados Unidos considera que el australiano y Manning trabajaron en equipo para obtener los documentos y dificultar la identificación del origen de la filtración.

"Manning, que tenía acceso a los ordenadores debido a sus obligaciones como analista de inteligencia, estaba empleando los equipos para descargar informes clasificados y transferirlos a WikiLeaks", sostiene el comunicado.

Es por esta colaboración que Assange "se enfrenta a una pena máxima de cinco años en prisión en caso de ser declarado culpable", aclaró el Departamento de Justicia.

Una decisión "ilegal"

WikiLeaks informó a través de su cuenta de Twitter que la embajada de Ecuador dejó pasar a la policía para detener a Assange, y denunció la decisión de Quito como "ilegal" y "en violación del derecho internacional".

Por su parte, el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, dijo que su gobierno tomó la decisión de revocarle el asilo al fundador de WikiLeaks "por violar reiteradamente convenciones internacionales y protocolo de convivencia".


Imágenes de televisión mostraron agentes de la policía londinense sacando a Assange, con larga barba blanca, arrastras del edificio de la embajada ecuatoriana, situada en el elegante barrio de Knightsbridge. El activista fue visto resistiéndose, forcejeando y gritando, de acuerdo con imágenes de la BBC.

Assange, de 47 años de edad, había entrado en la legación ecuatoriana en 2012 para evitar su extradición a Suecia, que entonces solicitaba su entrega por presuntos delitos sexuales.

La mujer que acusa a Assange de violación ha pedido la reapertura de la investigación criminal en Suecia, según dijo su abogada, citada en AFP.


El experto informático alegó en 2012 que detrás de su acusación hay un plan de Estados Unidos para lograr extraditarlo y juzgarlo por la publicación en 2010 de cientos de miles de documentos secretos, militares y diplomáticos, que pusieron a Washington en un fuerte compromiso.

Los defensores de Assange temen que si es juzgado por traición o divulgación de secretos pueda ser condenado en Estados Unidos a la pena capital.

El entonces mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, aceptó este argumento y tras dos meses de encierro en la embajada le otorgó el asilo diplomático en agosto de 2012.

Correa arremete contra Moreno, y Rusia contra Londres

Tras la detención, las reacciones internacionales no tardaron en llegar. Rusia acusó a las autoridades británicas de "estrangular la libertad" luego del arresto de Assange.

"La mano de la 'democracia' estrangula la libertad", reaccionó en Facebook la portavoz de la diplomacia rusa, Maria Zajarova.

El expresidente Correa acusó a su sucesor de cometer "un crimen" por entregar al fundador de Wikileaks.


"Lenín Moreno, nefasto presidente del Ecuador, ha demostrado su miseria humana al mundo, entregando a Julián Assange -no solo asilado, sino también ciudadano ecuatoriano- a la policía británica", tuiteó por su parte Correa, que ahora vive asilado en Bélgica.

"Esto pone en riesgo la vida de Assange, y humilla al Ecuador. Día de luto mundial", agregó Correa, mientras Rusia acusaba a Reino Unido de "estrangular la libertad" con esta detención.

La increíble historia de Julian Assange

Loading
Cargando galería
Publicidad