publicidad

Avión aterriza de emergencia en Houston tras morir un pasajero

Avión aterriza de emergencia en Houston tras morir un pasajero

El vuelo 683 de la aerolínea Aeroméxico cubría la ruta entre Chicago y Ciudad de México.

La muerte de un pasajero forzó el aterrizaje de un vuelo de Aeroméxico en Houston Univision

Houston, Texas —El vuelo 683 de la aerolínea Aeroméxico —que salió de Chicago con destino a la Ciudad de México— tuvo que aterrizar de emergencia en el aeropuerto George Bush de Houston. Los hechos se presentaron luego de que un pasajero, de 88 años de edad identificado como José Pérez Jr., falleciera en pleno vuelo.

Fernando Del Río, quien viajaba en este avión de Aeroméxico, dijo en entrevista telefónica que el vuelo despegó sin contratiempos a las 12:30 a.m. del aeropuerto internacional O'Hare de Chicago. "Todo el mundo iba dormido, pero aproximadamente a las 2:15 a.m. encendieron las luces del avión para solicitar un doctor a través del altavoz, porque había una emergencia médica", narró Del Río.

publicidad

El pasajero que sufrió el incidente viajaba en la fila 7 y Del Río estaba ubicado en la línea 19, desde dónde se desplazó para percatarse de qué estaba ocurriendo. "Había un señor de edad avanzada que tenía problemas, pero ni siquiera se alcanzaba a percibir si tenía problemas para respirar, todo fue rápido", dijo.

Alrededor de 10 minutos más tarde, de acuerdo con Del Rio, el piloto anunció que tenían que realizar un aterrizaje de emergencia, debido al incindente médico del pasajero. Los demá viajeros, al parecer, permanecieron tranquilos porque creyeron que el aterrizaje solo se debía al malestar de esta persona.


Luego del aterrizaje, según Del Río, los pasajeros estuvieron 20 minutos con la puerta cerrada hasta que entraron dos personas del Departamento de Bomberos de Houston. Fue en ese momento que todos empezaron a especular sobre la muerte de este pasajero. "Nunca nos informaron que la persona había muerto hasta que nos bajamos del avión y literalmente tuvimos que caminar entre el cadáver", dijo Del Río.

Del Río lamentó la forma como se manejó la situación porque había varios niños en el avión. "No se me hace justo que los niños tengan que estar viendo este tipo de escenas por más que haya sido algo fortuito, yo creo que se debieron haber tomado otras medidas".

Una sobrecargo que venía en el vuelo 683 le habría confirmado a Del Río que el pasajero murió en pleno vuelo y no al momento del aterrizaje. Al parecer, el pasajero venía enfermo, pero el personal de la aerolínea no le pudo impedir volar porque traía un certificado médico que lo autorizaba a viajar.

El Departamento de Policía de Houston confirmó que recibieron la llamada para atender esta emergencia a las 3:10 a.m. Los oficiales que respondieron al llamado entrevistaron a un nieto del hombre que falleció, quien les informó que la víctima tenía 88 años de edad y sufría problemas cardíacos. Se informó que la víctima presentó problemas para respirar durante el vuelo.

Un médico que venía a bordo trató de reanimarlo, pero sus esfuerzos fueron infructuosos y el hombre fue pronunciado muerto en pleno vuelo.

Los pasajeros fueron evacuados del avión y sólo pudieron reiniciar su trayecto casi cuatro horas después del aterrizaje de emergencia.

Del Río documentó todo el acontencimiento en su cuenta de Twitter @MexicoFER

Historias relacionadas


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad