publicidad

En caso de sufrir un foreclosure, busca refinanciar la deuda con el banco

En caso de sufrir un foreclosure, busca refinanciar la deuda con el banco

Si te encuentras atrapado en un foreclosure y temes perder tu casa, busca la opción de refinanciar la deuda con el banco.

Busca opciones

La refinanciación se ha presentado como una de las opciones más viables para ayudar a las familias a salir de una hipoteca en riesgo de foreclosure. Sin embargo, a la hora de negociar, los propietarios se encuentran con una serie de dificultades que terminan excluyéndolos de la posibilidad de salvar sus hogares.

Cuando una persona no puede cumplir a tiempo con los pagos mensuales de su hipoteca, son diversas las opciones que se le pueden ofrecer para remediar el problema. Entre ellas se encuentran vender la propiedad, hablar con el banco o refinanciar la deuda. Con esto se puede evitar un juicio hipotecario que podría conducirte a la pérdida de tu hogar y dañar irreparablemente tu historial de crédito

A partir de las nuevas regulaciones hipotecarias implementadas por el gobierno de Barack Obama,  los bancos están en la mejor disposición para apoyar a la personas que se encuentran en esta terrible situación, ofreciendo la posibilidad de modificar préstamos para que la cuota mensual sea menor y hasta en algunos casos, perdonar el total de la deuda.

"Todos los bancos hicieron préstamos y las personas no los están pagando porque no pueden. Pero, ¿qué pasa si la persona  no toma esta oportunidad? Esto es una ventana de tiempo que existe ahora. Una ventana donde puedes hacer el intento de comunicarse con el banco, de modificar tu préstamo, de obtener unos términos mas favorables y razonables para que una persona pueda cumplir con ellos" expresó el abogado Pablo Pérez a las cámaras de Primer Impacto.

publicidad

Desgraciadamente no todas las personas pueden acceder a esta modificación, ya que quien lo solicite debe comprobar sus ingresos familiares, si estos son bajos y no cuenta con los suficientes recursos para pagar la hipoteca existe la posibilidad de rechazar su petición.

"La dificultad más grande que puede surgir es que la persona no tenga suficiente entrada para cumplir con la obligación. Al banco lo que le interesa saber es que la persona tiene suficiente dinero disponible para pagar su hipoteca. Si la persona está sin empleo o alguien en la familia ha perdido su trabajo entonces la entrada queda radicalmente reducida y ahí es donde puede tener problemas", comentó Pérez.

Otras de las situaciones que pueden evitar que el banco otorgue este trato, es que la persona no responda a tiempo sobre los requerimientos que se le envían, que no pueda sustentar la solicitud de la modificación o que el individuo espere hasta el último momento para intentar una negociación.

En caso de que seas candidato para el trámite y éste falle, el caso será llevado a una corte, en donde un juez definirá qué pasará con el futuro de la vivienda. Pero lo más recomendable es que siempre demuestres disposición para renegociar o en el último de los casos una de las opciones para no modificar el préstamo, es que con la ayuda de un abogado se estudie la posibilidad de una bancarrota.

Para muchas personas que no saben cómo salir de un foreclosure , la Corporación Americana de Asistencia a la Comunidad (NACA, por sus siglas en inglés) está haciendo un recorrido por algunas ciudades de los Estados Unidos. De esta manera, se ofrece asistencia personal para aquellos que buscan refinanciar su hipoteca o modificar los términos de su préstamo.

Si tú eres de aquellos que consideran la posibilidad de refinanciar, debes considerar algunas cuestiones:

  • Cierra un trato con una tasa más favorable, pues estas siempre están sujetas a cambios.
  • Toma en cuenta los puntajes de crédito, ya que si deseas tener acceso a las tasas de interés más bajas, necesitas un puntaje de crédito de 720 o más
  • Es necesario documentar tus posesiones e ingresos, ya que los prestamistas quieren asegurarse de manera realista que los dueños de las casas pueden pagar sus obligaciones de deuda.
  • Refinanciar no es una opción para aquellos que perdieron sus trabajos, y necesitan reducir sus pagos lo más posible. De hecho, los bancos no les prestarán hasta que demuestren ingresos, de cuando menos 30 días, de un trabajo nuevo.
  • Asegúrate de no limitar tu búsqueda a un solo banco o agente hipotecario.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad