null: nullpx

Madres ejemplares del reino animal

El cuidado materno no sólo se encuentra en especies de aspecto enternecedor ni es siempre en formas similares a las nuestras. Te mostramos algunos ejemplos.
9 May 2015 – 10:33 AM EDT
Comparte
1/9
Comparte
Las cecilias parecen una mezcla entre lombriz y serpiente, pero son anfibios sin patas. Las cecilias madres se dejan, literalmente, comer por sus crías, quienes ya nacen de sus huevos con dientes. Las paredes del cuerpo de la madre se engrosa una vez pone huevos y esto luego será el sustento de sus crías al nacer. Crédito: Getty Images
2/9
Comparte
Las hienas viven en clanes dominados por hembras donde las crías, pasados los primeros meses de vida pasan sus días en una madriguera comunal donde todas las madres cooperan en el cuidado de todas las crías del clan. Crédito: Getty Images
3/9
Comparte
El cuidado maternal es extensivo comparado a especies similares, se cuida y alimenta a la cría aún pasado el año de edad. Aunque no es común, se conocen casos donde una hembra adopta y amamanta la cría de una madre fallecida. Crédito: Getty Images
4/9
Comparte
La madre y cría femenina de elefantes pasarán su vida entera juntas. Las crías macho dejarán su grupo al alcanzar la madurez sexual recién a los 12 a 15 años. Las crías dependen completamente de la madre hasta el año de edad. Crédito: Getty Images
5/9
Comparte
Se amamantan hasta los 4 ó 5 años y todas las hembras del grupo cooperan en el cuidado de crías. Si una cría queda huérfana, las demás hembras lactantes lo adoptarán y amamantarán. Crédito: Getty Images
6/9
Comparte
Si alguna cría accidentalmente se cae, la madre se asegura de volver a montarlo. Estas especies también reconocen a sus propias crías por su olor. Crédito: Getty Images
7/9
Comparte
Los murciélagos son mamíferos y, como tales, amamantan a sus crías. Tienen temporadas de reproducción por ende lashembras de una colonia tienen crías simultáneamente Crédito: Getty Images
8/9
Comparte
El vínculo entre una madre y cría de gorila es muy fuerte y extendida. La cría permanece en contacto absoluto con la madre hasta los 5 meses y se amamanta aproximadamente cada hora en esta etapa. Crédito: Getty Images
9/9
Comparte
Esta dependencia y frecuencia se va reduciendo gradualmente pero se extiende hasta los 3 ó 4 años. La madre no tiene otra cría hasta entonces. Las hembras de una familia permanecen juntas en el mismo grupo toda su vida, los machos deben apartarse a formar su propia familia. Crédito: Getty Images
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés