null: nullpx
Noticias

Lagos y peces texanos están muriendo por la sequía y el intenso calor

Como una plaga bíblica, el lago O. C. Fisher se está secando y cientos de peces, tortugas y otras especies están muriendo por la falta de agua. De hecho, está en riesgo más de 5 mil acres de este lago que podría quedar totalmente seco.
2 Ago 2011 – 04:19 PM EDT
Comparte

Sequía es la responsable

SAN ANGELO, Texas - Como una plaga bíblica, el lago O. C. Fisher se está secando y cientos de peces, tortugas y otras especies están muriendo por la falta de agua. De hecho, está en riesgo más de 5 mil acres de este lago que podría quedar totalmente seco.

La onda de calor ha agravado la peor sequía que registra Texas en los últimos 60 años y los rancheros están perdiendo su ganado, unos vendiéndolos a bajo precio porque no pueden solventar la comida y el agua que tenían en abundancia en sus propios ranchos, otros, simplemente estan viendo caer muerto su ganado.

Miles de peces está muriendo en este lago y en otros de esta área ubicada al suroeste de Dallas. Cat fish, Carpa, Trout, Bass (en todas sus variedades), tortugas, peces lagarto, Crappies y hasta ranas y sapos. 

En Lubbock, una ciudad ubicada a 348 millas al oeste de Dallas, las autoridades están investigando el descubrimiento de casi 100 peces muertos en un lago al sur de esta ciudad texana, una tendencia que se ha vuelto más común este verano debido a condiciones extremas de calor y la sequía, según una nota periodística del Lubbock Avalanche-Journal.

En video: Nueve muertos por el calor en DallasLas condiciones meteorológicas con la ausencia de lluvia y calor extreemo, han contribuido a la mortandad de en el Parque Hoel, dijo el capitán Bill Jones, de la Oficina de Juegos y Vida Silvestre de Texas en Lubbock.

"Estamos 98 por ciento seguro de que no se trata de alguien ni nada contaminante en el agua. Las condiciones extremas de calor y la sequía están dando lugar a mayores temperaturas y niveles bajos de lago, así como la disminución de oxígeno en el agua", refirió el experto en vida silvestre.

Los peces necesitan oxígeno para sobrevivir, y el calor los está sofocando hasta su muerte.

Se han recibido varios informes en los dos últimos meses de numerosos peces muertos en los lagos del área. Se cree que todos están relacionados con las condiciones de calor y la sequía.

"Esto ha sido un verano brutal en Lubbock y en otros parte de Texas. Los peces están nadando en agua templada, casi caliente y con menos oxígeno", explicó Melissa Dudley, una bióloga del Departamento de Vida Silvestre y Parques de Texas en Waco.

El Lago Lavon, ubicado a unas 30 millas al norte de Dallas, bajó sus niveles en un 50 por ciento.

Otro lago que también ha bajado sus niveles considerablemente es el Joe Pool Lake, ubicado al sur de Dallas.

Comparte
RELACIONADOS:NoticiasLocal
Publicidad