publicidad

Especial La Fiesta del Chivo 3 Nepotismo

Familia, mujeres y nepotismo

Desde su adolescencia, Trujillo mostró un interés exagerado por las mujeres. Quienes lo conocieron de cerca describen su apetito sexual como “insaciable” y hablan de su predilección por las mujeres mulatas, atléticas y cada vez más jóvenes.

Trujillo tenía entre sus colaboradores un funcionario que organizaba fiestas en las que el dictador departía con señoritas traídas especialmente para él por reclutadores que recorrían el país en busca de posibles candidatas. Dicen que muchos padres escondían a sus hijas para que Trujillo no se encaprichara con ellas, mientras que otros se las ofrecían a “El Jefe” para granjearse sus favores.

En 1913 Trujillo se casó con Aminta Ledesma, con quien engendró a su primera hija, Flor de Oro, y luego se divorció de ella para contraer matrimonio en 1925 con su segunda esposa, Bienvenida Ricardo, una mujer de buena familia.

Trujillo mostró siempre un interés desmesurado por las mujeres y estuvo oficialmente casado en tres ocasiones.

Esto no evitó que el dictador continuara con sus aventuras extra-maritales, las que finalmente acabaron con la relación. Trujillo se enamoró de su tercera y última esposa, María Martínez, con quien tuvo tres hijos: Ramfis, Angelita y Radhamés.

En una relación fuera del matrimonio tuvo dos hijos con Lina Lovatón Pittaluga, a quienes bautizó Yolanda y Rafael.

Como se puede observar en la siguiente visualización, Trujillo se valió de su familia (en el más amplio sentido de la palabra) para incrementar su poder y mantener el control sobre los dominicanos. (Espere unos segundos a que cargue la gráfica, utilice las flechas para navegar o arrastre la visualización con el cursor y haga clic en las fotos para ver la información).

“El Jefe” frecuentaba varias casas urbanas y campestres. Sus propiedades favoritas eran «La casa de Caoba», cerca de San Cristóbal, y una casa de playa en Najayo. También tenía un pent-house en el hotel Embajador, en Santo Domingo

Trujillo fue, en términos generales, un hombre saludable. Al final de su vida tuvo infecciones crónicas que le generaron incontinencia urinaria y años más tarde tuvo problemas de próstata.