publicidad

Jurado sentencio a Rodney Alcala por el asesianto de una ni?a y cinco mujeres en LA.

Jurado sentencio a Rodney Alcala por el asesianto de una ni?a y cinco mujeres en LA.

Rodney Alcala fue condenado por el rapto y muerte de una niña y por el asesinato de cuatro mujeres en Los Ángeles.

Múltiples agresiones

SANTA ANA, California – Un ex fotógrafo independiente de 66 años fue condenado el jueves de haber asesinado a una niña de Huntington Beach y a cuatro mujeres del Condado de Los Ángeles hace más de 30 años.

Rodney Alcala ya había sido condenado y sentenciado a muerte en dos ocasiones por la muerte de Robin Samsoe, de 12 años de edad, el 20 de junio de 1979. No obstante, ambas condenas fueron revocadas en procesos de apelación.  Esta fue la primera vez que fue condenado por los otros cuatro asesinatos.

La fase para que el jurado establezca la pena que merece Alcala empezará el martes. Las opciones son cadena perpetua o la pena capital.

El jurado de siete hombres y cinco mujeres acordaron su veredicto durante el segundo día de deliberaciones. El panel empezó a trabajar el martes en la tarde, y deliberó todo el día el miércoles sin más preguntas para el juez de la Corte Superior de Orange Francisco Briseno.

Alcala fue condenado ante cinco cargos de asesinato premeditado, además de un cargo de rapto por Samsoe. Además de matar a la niña, Alcala fue condenado por el asesinato de Jill Barcomb, una mujer de 18 años encontrada muerta en un área remota de las Colinas de Hollywood el 10 de noviembre de 1997; Gerogia Wixted, una enfermera de 27 años finada el 16 de diciembre de 1978; Charlotte Lamb, de 32 años, asesinada el 24 de junio de 1978; y Jill Parenteau, de 21 años, muerta el 14 de junio de 1979.

publicidad

Los miembros del jurado también determinaron como cierto una variedad de circunstancias especiales – entre ellas tortura, violación, rapto y asesinatos múltiples – hechos que podrían ameritar la pena de muerte para Alcala.

Alcala, que fungió como su propio abogado, dijo en su argumento final el martes que las autoridades usaron "pensamiento mágico" para preparar su tercer caso en su contra por el asesinato de Samsoe. Insistió que él estaba en Knott's Berry Farm cuando Samsoe fue asesinada.

Los fiscales hicieron notar que los testigos que estaban en Knott's Berry Farm dijeron que él había estado en el parque de diversiones mucho más temprano de lo que él había dicho.

Tras el argumento final de Alcala – que tardó dos días, el subfiscal de distrito Matt Murphy rechazó la insistencia de Alcala de que él no había matado a la estudiante.

"Rodney Alcala es culpable o la víctima tiene la peor suerte en la historia de la mala suerte", dijo Murphy, refiriéndose al alegato de Alcala de que otro fotógrafo de pelo rizado de su misma estatura y peso estaba tomando fotos de la víctima y su amiga, Bridgette Wilvert, cerca del muelle de Huntington Beach el día que ella desapareció.

"La verdad es que le hizo la cara pedazos. La brutalizó", dijo Murhpy. "Parte de lo que le da satisfacción a este tipo no es sólo la conquista, la violación, el infligir dolor de forma sadista, sino también el poder salirse con la suya".

Los fiscales presentaron evidencia forense y de ADN que vinculó a Alcala a los asesinatos en el Condado de Los Ángeles, pero el caso en el asesinato en el Condado de Orange se valió exclusivamente de testimonios.

Un crimen horrífico

Robin Samsoe desapareció cerca del muelle de Huntington Beach el 20 de junio de 1979, cuando iba rumbo a clases de ballet montada en la bicicleta de una amiga.

Su cuerpo gravemente mutilado fue encontrado en el Bosque Nacional Ángeles 12 días después. Los investigadores no pudieron determinar la causa de muerte ni si la niña había sido atacada sexualmente porque su cuerpo fue atacado por animales salvajes.

Alcala – quien se alació y cortó el pelo luego de que la niña fuera asesinada – se mudó a Seattle, en donde eventualmente fue arrestado y condenado en 1980. Sin embargo, la Corte Superior de California falló que la evidencia de sus ataques anteriores había sido admitida inapropiadamente en el juicio.

El ex fotógrafo ya había estado en prisión por atacar a una niña de 8 años con una pipa en 1968, y por un ataque a una niña de 14 años.

En 1986 fue condenado de nuevo por el asesinato de Samsoe y vuelto a sentenciar a muerte, pero un panel de apelaciones falló que al segundo jurado no se le debió haber permitido considerar el testimonio del primer juicio de la bombero Dana Crappa, quien descubrió los restos de la niña.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad