publicidad

Jóvenes hispanos primeros liberados en Georgia bajo nuevas reglas de deportación

Jóvenes hispanos primeros liberados en Georgia bajo nuevas reglas de deportación

Dos jóvenes hispanos celebran su primer día de libertad tras convertirse en los primeros beneficiarios en Georgia de las nuevas directrices en la política de deportaciones.

Beneficiarios de las nuevas directrices en EU

ATLANTA, Georgia - Dos jóvenes hispanos celebran su primer día de libertad tras convertirse en los primeros beneficiarios en Georgia de las nuevas directrices en la política de deportaciones del Gobierno federal, que recientemente anunció que analizaría caso por caso.

Luis Hernández, de 18 años, y Pedro Morales, de 19 años, fueron dejados en libertad el 23 de agosto y sus casos de deportación desestimados tras estar detenidos desde el verano pasado por infracciones de tráfico.

Ambos jóvenes fueron detenidos en retenes de tráfico separados a principios del verano y desde entonces habían estado en el Centro de Detención de Stewart, al sur de Georgia.

Tanto Hernández como Morales llegaron a Georgia con sus padres cuando eran niños y no tenían antecedentes penales previos a la detención por una infracción de tráfico.

"Estoy muy alegre porque ahora sí voy a poder seguir estudiando mi último año de escuela y seguir trabajando como antes", dijo hoy a Efe el mexicano Hernández, quien llegó a Estados Unidos junto a sus padres cuando tenía dos años de edad.

El joven se mostró aliviado de no haber sido deportado a México, país que dijo no conocer y no tener familia o amigos a los cuales recurrir.

Hernández fue detenido por una infracción de tránsito y tras ser cuestionado por su estatus migratorio fue remitido a las autoridades migratorias.

publicidad

Asimismo, familiares de Morales reconocieron que aún estaban asimilando la noticia de la liberación del joven y se mostraron esperanzados de que esta oportunidad le permita continuar con "los sueños y planes" interrumpidos tras su detención.

"Él va a seguir estudiando y va a entrar a un colegio para estudiar para mecánico", aseveró a Efe el padre de Pedro Morales, del mismo nombre.

El joven, que estaba a punto de empezar sus estudios de mecánica en el Northwestern Technical College antes de su arresto en junio, llegó procedente de México a Estados Unidos junto a sus padres cuando tenía siete años.

La Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) habría desistido de deportar a los jóvenes a México debido a que ambos casos coinciden con las nuevas prioridades de deportaciones de las autoridades federales.

El Departamento de Seguridad Nacional anunció la pasada semana cambios en las directrices de su política de deportaciones, que daría prioridad a la expulsión de inmigrantes que hubiesen cometido delitos graves y se revisaría individualmente aquellos casos de personas que no representasen un peligro para la sociedad.

En una declaración al periódico Atlanta Journal Constitution tras la liberación de los jóvenes, el Departamento de Seguridad Nacional indicó que ICE "está concentrado en la aplicación inteligente y efectiva de las leyes de inmigración que den prioridad a la remoción de criminales extranjeros, personas que acaban de cruzar la frontera y quienes violen repetidamente las leyes migratorias".

Previo al anuncio del cambio en la política de deportaciones, activistas pro inmigrantes llevaron a cabo protestas en Atlanta y otras ciudades de Estados Unidos para exigir al presidente Barack Obama detener las deportaciones de indocumentados a través del programa "Comunidades Seguras".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad