publicidad

Investigan banda de coyotes

Investigan banda de coyotes

Cuatro personas arrestadas, entre ellas un agente de la Patrulla Fronteriza, por presuntamente pertenecer a una banda de tráfico humano.

Más de un centenar

El PASO, Texas- Cuatro personas arrestadas, entre ellas un agente de la Patrulla Fronteriza, es el saldo de una investigación que adelantan las autoridades federales sobre una banda de traficantes de inmigrantes indocumentados.De acuerdo con la acusación formal contra el agente Jesús Miguel Huizar, éste, en combinación con tres cómplices internaron al país, albergaron y transportaron a más de un centenar de indocumentados desde 2005 y hasta la semana pasada, cuando el oficial fue detenido.

La acusación indica que Huizar conspiró con un tío de su esposa de nombre Jorge Jurado, residente de la ciudad de Chihuahua, México, y presuntamente líder de la banda de coyotes.

Los otros detenidos son Rosa Isela Escajeda, de 46 años, los mexicanos Emeterio Sigala Favela, de 37, y Luis Carlos Chacón Rubio, de 32.

El documento afirma que el grupo "Jurado" estableció una red de operaciones que iniciaba en Chihuahua y que incluía la contratación de polleros para cruzar a los inmigrantes, de choferes locales y del interior y la adquisición de casas-bodega, una de las cuales estaba a nombre de Huizar.

El ex agente presuntamente permitía el paso de indocumentados por el cruce de revisión carretera que custodiaba.

Escajeda, que enfrenta cargos por albergar a inmigrantes indocumentados en su vivienda, compareció hoy ante un juez federal.

publicidad

El expediente señala que algunos de los inmigrantes internados por la organización "Jurado" eran albergados por la mujer mientras se preparaba su salida rumbo a Las Cruces, Nuevo México, donde eran esperados en un punto de revisión carretera custodiado por la Patrulla Fronteriza, y en el que el ex agente Huizar les permitía el paso a cambio de dinero.

La oficina del fiscal federal del Distrito Oeste de Texas, Johnny Sutton, informó que Escajeda enfrenta un cargo de contrabando de indocumentados, que es penado con hasta 10 años de prisión.

En tanto que a Huizar se le negó la libertad bajo fianza, luego de que el magistrado Norbert Garney considerara que existe el peligro de que se fugue, por los estrechos lazos familiares y propiedades con que cuenta en territorio mexicano.

De acuerdo con la acusación, el ex patrullero cobraba a cada inmigrante hasta 500 dólares por permitirles el paso.

Durante la audiencia de fianza, la fiscalía argumentó que Huizar, de 28 años y quien se encuentra en descanso administrativo sin sueldo, tiene un apartamento de tiempo compartido y una parcela en México, así como una tarjeta de 'cliente frecuente' de la línea aérea Aeroméxico.

En esta investigación participan la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) y la Patrulla Fronteriza, entre otras agencias, que adelantan que podrían haber más arrestos en relación con el caso.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad