publicidad
Sin oposición, Harry Reid renovará como líder de los demócratas en el Senado, un puesto que ostenta desde 2005.

Senado aplazó el voto del Dream Ac t

Senado aplazó el voto del Dream Ac t

Seis semanas después de los comicios de medio tiempo y pocos días antes que finalice el período legislativo, los demócratas intentarán este miércoles aprobar el Dream Act.

Sin oposición, Harry Reid renovará como líder de los demócratas en el Se...
Sin oposición, Harry Reid renovará como líder de los demócratas en el Senado, un puesto que ostenta desde 2005.

Líder demócrata Harry Reid lo incluyó en agenda

WASHINGTON " La Cámara de Representantes se adelantó al Senado y votará este miércoles el proyecto de ley Dream Act, cuya última versión recomienda otorgar residencia a unos 850 mil jóvenes indocumentados que ingresaron antes cumplir los 16 años de edad a Estados Unidos.

El plan original era que primero votaría el Senado, pero los demócratas modificaron la estrategia y permitieron que primero lo hara la Cámara, donde contarían con los 218 votos necesarios para aprobar el proyecto.

El debate suegió seis semanas después de los comicios de medio tiempo y pocos días antes que finalice el período legislativo.

Escribe hoy a tu congresista para expresar tu opinion sobre el Dream Act

publicidad

También puedes llamar al 1.866.587.3023 para apoyar la ley que beneficiaría a miles de estudiantes inmigrantes.

El líder del Senado, Harry Reid (Nevada), programó el lunes una primera votación del plan para la sesión del miércoles, pero nada garantiza que cuente con los 60 votos necesarios (de los 100 con que cuenta el Senado).

El pasado 21 de septiembre la Cámara Alta rechazó la iniciativa por 54 votos a favor (todos demócratas) y 43 en contra (la mayoría republicanos).

Republicanos no quieren

La oposición se niega a respaldar cualquier tipo de beneficio migratorio a indocumentados y exige al gobierno del presidente Barack Obama endurecer las leyes migratorias y asegurar las fronteras para evitar el ingreso de terroristas y narcotraficantes.

“Presenté la moción para abrir debate en torno al Dream Act, un proyecto de ley bipartidista que cumple con los valores que nos distinguen como nación, mientras fortalece nuestras fuerzas armadas y nuestra economía”, dijo Reid en un comunicado distribuido la noche del lunes.

“Aquellos individuos quienes asisten a una entidad de educación superior y se legalizan con el Dream Act, reducirían el déficit fiscal por más de $1.400 millones en los próximos 10 años con los impuestos que pagarían como doctores, ingenieros o profesionales realizados a plenitud”, agregó.

Beneficios del plan

Reid también señaló que “con nuestro ejército operando al máximo, y nuestros soldados teniendo que ir múltiples veces al frente de batalla, el Dream Act fortalecería a nuestras fuerzas armadas. Por eso el Pentágono, aun bajo administraciones republicanas, lo ha apoyado durante años”.

La nueva versión del proyecto señala que los beneficiarios recibirán una residencia temporal por 10 años y que, al término de ese plazo tendrán derecho a solicitar la residencia permanente. Cinco años más tarde podrán gestionar la ciudadanía.

“Espero que mis colegas republicanos, especialmente aquellos quienes han votado por el Dream Act en el pasado, se unan a nosotros y apoyen este proyecto de ley que ayuda a nuestra economía y fortalece a nuestras fuerzas militares”, apuntó el líder demócrata.

Estrategia de voto

El trámite iniciado por Reid, que se conoce como "cloture", obliga en principio a un debate general y, 48 horas después, a un primer voto sobre el proyecto. Pero el miércoles ese plazo fue extendido de forma extraordinaria por 24 horas.

El anuncio del "cloture" no preludia, sin embargo, buenas posibilidades para el Dream Act, sino que la mayoría demócrata quiere forzar el voto, dijo la Agencia Francesa de Noticias (AFP).

Los republicanos han expresado en varias ocasiones su oposición al proyecto en medio de la crisis económica. Hace diez días los 42 senadores republicanos (frente a los 56 demócratas y dos independientes) advirtieron en una carta que no iban a votar nada en el legislativo antes de cerrar el debate sobre los impuestos.

publicidad

Se acaba el plazo

Los demócratas sólo disponen de una oportunidad real para pasar la ley, y es durante esta etapa final del Congreso actual, hasta finales de año. La legislatura que arranca en 2011 estará dominada por los republicanos, quienes arrebataron el control de la Cámara de Representantes y recuperaron cuatro asientos en el Senado.

La semana pasada la jefa de la seguridad de Estados Unidos, Janet Napolitano, pidió al Congreso aprobar el proyecto y legalizar a los miles de jóvenes que esperan una oportunidad para residir legalmente en Estados Unidos. Un día después, la directora de Asuntos Intergubernamentales de la Casa Blanca, Cecilia Muñoz, reiteró el firme apoyo de la Administración del Presidente Barack Obama al Dream Act.

Sin embargo y pese al optimismo demócrata, ni Reid, ni Napolitano ni Muñoz han garantizado que cuentan con los 60 votos necesarios en el Senado para que el Dream ACt se convierta en ley.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad