null: nullpx
Frontera EEUU México

Encuentran cerca de 600 migrantes dentro de dos camiones que viajaban por el sur de México

Los migrantes hallados fueron trasladados a las oficinas de la Agencia de Investigación Criminal de Coatzacoalcos, en el sur de Veracruz. Allí esperan para ser entregados al Instituto Nacional de Migración.
Publicado 20 Nov 2021 – 06:42 PM EST | Actualizado 23 Nov 2021 – 02:23 AM EST
Comparte
Cargando Video...

Casi 600 migrantes que viajaban hacinados de forma clandestina en dos camiones fueron detectados por las autoridades en una carretera del sur de México, en la misma zona por donde se mueven dos pequeñas caravanas de migrantes.

Según informó el Instituto Nacional de Migración en un comunicado, entre los migrantes se encuentran 145 mujeres y 455 hombres de 12 países centroamericanos, pero también originarios de África, India y Bangladesh.

En el grupo, "hay niños y niñas menores, me ha tocado ver mujeres embarazadas, personas con enfermedades, gripas, tos" que ya están recibiendo atención médica, dijo Tonatiuh Hernández, delegado de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Veracuz.

Los migrantes viajaban hacinados en los contendores de los dos camiones, subrayó Hernández, quien confesó que jamás había visto "tantos" migrantes "en un solo evento de este tipo".

Del total, 401 (107 mujeres y 294 hombres) son originarios de Guatemala; 53 (36 hombres y 17 mujeres) de Honduras; 27 (19 hombres y 8 mujeres) de Nicaragua; ocho (cinco hombres y tres mujeres) de Cuba; 18 (cuatro mujeres y 14 hombres) de El Salvador; cuatro (una mujer y tres hombres) de Venezuela.

También fueron identificados 37 hombres originarios de Bangladesh; cuatro hombres de Ecuador; seis hombres de Ghana; un hombre de India; cinco mujeres y 35 hombres de República Dominicana, así como un hombre de Camerún, precisó el INM.

Los migrantes hallados en los camiones fueron trasladados a las oficinas de la Agencia de Investigación Criminal de Coatzacoalcos, en el sur de Veracruz. Luego serán entregados al Instituto Nacional de Migración que, generalmente, los devuelve a sus países.

Las detenciones de migrantes que viajan de forma clandestina pagando a traficantes se han incrementado en las últimas semanas —aunque otros muchos cruzan a diario el país sin ser detectados— mientras otros extranjeros que entraron irregularmente a México caminan por las carreteras de forma visible en caravanas con la esperanza de no tener que pagar a traficantes, viajar de forma más segura y llamar la atención de las autoridades para poder regularizar su situación.

Los líderes de Estados Unidos, México y Canadá se reunieron el jueves en Washington para hablar, entre otros temas, de cómo abordar este aumento de los flujos migratorios y aunque hubo buenas palabras, faltaron compromisos concretos, coinciden los expertos.

Los tres países acordaron aumentar las vías para poder migrar de forma legal, por ejemplo, con más visas de trabajo temporal. También apostaron por ampliar el acceso a la protección de los migrantes y por atajar las causas que les hacen salir de sus países pero faltaron cifras, inversiones concretas o plazos claros para cumplir las promesas.

Loading
Cargando galería

Una caravana visible cruza por la misma zona

La caravana que se encuentra ahora en Veracruz es la primera que logra avanzar tanto en los últimos dos años, porque desde 2019 las fuerzas de seguridad las han contenido y disuelto.

En esta ocasión, el gobierno optó por ofrecer visas humanitarias a la población vulnerable. Muchos han aceptado pero otros no se fían y, según Alejandra Macías, directora de Asylum Access Mexico, la desconfianza se debe a "claras contradicciones” por parte del Instituto Nacional de Inmigración. Según Macías, ese organismo entre documentos que luego no son aceptados en algunos puntos del país.

“Si se les da el documento por razones humanitarias (eso) te permite hasta entrar y salir del país”, explica Macías. “Pero se les está restringiendo la movilidad dentro de México”.

Por eso Abel Louigens, de Haití, decidió incorporarse a la caravana que salió el jueves de Tapachula, casi en la frontera con Guatemala, integrada por unas 2,000 personas que ahora avanzan por el estado de Chiapas.

“Ellos dan un papel pero solo para Tapachula, no puedes viajar en todas las partes de México, no puedes coger un bus para buscar trabajo, pero en Chiapas no hay trabajo”, explicó. Louigens aseguró que él se quedará donde encuentre un empleo y que solo entrará en Estados Unidos de forma legal. “No puedo sacrificarme para que luego me manden a mi país”.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés