null: nullpx

Pentágono se plantea cancelar un programa de alistamiento de inmigrantes y los expondría a su deportación

Según un memorando publicado por el diario The Washington Post, el documento contempla cancelar el ingreso en las tropas de unas mil personas sin estatus migratorio y someter a chequeos adicionales a miles que ya las integran.
27 Jun 2017 – 3:06 PM EDT

El Pentágono está considerando cancelar el alistamiento de unos 1,000 soldados extranjeros sin estatus migratorio, lo que podría exponerlos a una posible deportación, reportó el diario The Washington Post al citar un memorando del Departamento de Defensa.

Además, otros 4,100 miembros de tropas –la mayoría ciudadanos naturalizados– podrían ser expuestos a mayores chequeos. Esto a pesar de que el Pentágono ha manifestado su preocupación sobre cómo enfrentar las "significativas limitaciones legales" de hacer "supervisiones continuas" a ciudadanos sin motivo alguno.


De igual forma, en el memo se recomienda cancelar los contratos de 1,800 extranjeros que esperan iniciar su entrenamiento básico, así como frenar por completo nuevos ingresos. Aproximadamente las visas de unos mil de este grupo han expirado mientras esperan sus órdenes de viaje, lo que podría exponerlos a la deportación pues al llenar sus solicitudes entregan datos como la dirección de su vivienda, teléfonos y sobre su estatus migratorio en el país.

El memo al que hace referencia el Post no tiene fecha de publicación, aunque se conoce que fue firmado el 19 de mayo por un funcionario del Pentágono, Tony Kurta. Fue preparado por el secretario de Defensa, James Mattis, y funcionarios de inteligencia. Describe, refiere el diario, las preocupaciones del gobierno por el reclutamiento de inmigrantes a través de un programa que fue diseñado para conferir la ciudadanía estadounidense de forma más expedita a extranjeros a cambio de que presten servicios en áreas de interés nacional, como la médica o de lenguaje.

Este programa, conocido como Intercambio Militar Vital, arrancó en 2009 y desde entonces más de 10,400 soldados han entrado en las filas del Ejército estadounidense para apoyar en traducciones al ruso, mandarín o chino, determinantes para el éxito de distintas operaciones militares.

Según el documento, casi 10,000 reclutas, en servicio o en espera, están catalogados por niveles de amenaza según características como la proximidad a información clasificada o por la profundidad con la que son investigados.

Una oficial retirada que participó en la implementación del programa en 2009, de nombre Margaret Stok, dijo al Post que el texto fue hecho con mala fe. "Es terrible. Tú confías en el Ejército, quien retrasa el proceso y ahora van a cancelar tu contrato y exponerte a la deportación", aseguró.

Recién en mayo, se conoció extraoficialmente que Estados Unidos consideraba enviar más tropas a Afganistán para reforzar el frente en la lucha contra el grupo radical Estado islámico. La cadena CNN sostuvo entonces que podía producirse un incremento de entre 1,500 y 5,000 soldados en ese país. Las nuevas tropas servirían además para acelerar el entrenamiento de fuerzas locales. Para ese momento, el secretario de Defensa, James Mattis, se mostró a favor al incremento de los soldados en distintas discusiones en el Pentágono.

En fotos: 16 años de presencia militar estadounidense en Afganistán

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés