publicidad

Obama pidió más dinero para seguridad y deportaciones en presupuesto 2011

Obama pidió más dinero para seguridad y deportaciones en presupuesto 2011

Presupuesto de Obama para 2011 prevé un aumento en la seguridad fronteriza y un incremento en las deportaciones.

Miles de millones de dólares

WASHINGTON DC - El presupuesto que presentó este lunes el presidente Barack Obama para el ejercicio del año fiscal 2011 prevé el aumento de los recursos destinados a programas migratorios y reforzar la seguridad fronteriza, con énfasis en la lucha contra los carteles de la droga mexicanos.

Los dos departamentos encargados de esas áreas, Seguridad Nacional (DHS) y Justicia (DOJ), solicitaron presupuestos totales de $56,300 millones y $29,200 millones respectivamente, según informaron en sendos comunicados enviados por ambas carteras.

"Nuestro presupuesto propuesto está diseñado para asegurar los recursos que necesitamos para mantener seguro a Estados Unidos", dijo la jefa de la seguridad nacional de Estados Unidos, Janet Napolitano.

El ministerio bajo el mando de Napolitano tiene previsto dedicar $44.8 millones para dotar a la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, una de las 23 agencias que integran el DHS) de casi 390 nuevos funcionarios, mientras que con $10 millones instalará tres nuevas oficinas para garantizar la seguridad fronteriza.

Otros $10 millones financiarán 103 puestos de trabajo para analistas de inteligencia en la CBP y $1,400 millones renovarán a la Guardia Costera.

Guerra a los carteles de la droga

Por su parte, dentro del presupuesto que solicitó el gobierno, el Departamento de Justicia dedicará $5,000 millones al combate del tráfico de drogas, las redes de distribución y la violencia de los carteles mexicanos y las pandillas.

publicidad

"Los carteles mexicanos de la droga que operan en la frontera continúan teniendo redes de distribución de drogas en más de 230 ciudades de 45 estados" de Estados Unidos, indicó el DOJ en el comunicado.

Señaló además que espera recibir durante 2011 unos 400,000 nuevos casos migratorios, por lo que tiene previsto contratar a 31 fiscales, 21 jueces migratorios y 10 abogados de apelaciones para ocuparse de la carga laboral.

Miles de inmigrantes en la mira

A principios de 2009 la Oficina Aduanas y Control Fronterizo (ICE) reconoció la existencia de equipos especiales que operan a nivel nacional en la búsqueda de unos 540 mil inmigrantes con orden de deportación que viven en territorio estadounidense.

Las unidades rastrean a nivel nacional a los fugitivos con el fin de arrestarlos y deportarlos a sus países de origen.

Los equipos especiales realizan redadas en casas o lugares donde son ubicados los extranjeros con orden de deportación y luego trasladados una de las más de 350 centros de detención de ICE.

Activistas por los derechos de los inmigrantes presionan al gobierno para detener esta orden hasta que el Congreso apruebe una reforma migratoria con vía de legalización. Las organizaciones sostienen que en caso de que el Congreso autorice el beneficio, miles podrían solicitar un amparo y quedarse legalmente en Estados Unidos.

Sistema de verificación de empleo

Por su parte, el DHS anunció que en 2011 dedicará más de $100 millones a expandir el programa conocido como E-Verify, que le permite a las empresas asegurarse de que los inmigrantes que contratan tienen su documentación en regla.

El E-Verify es un sistema en línea al que los empleadores acceden voluntariamente y faculta al gobierno federal para verificar la identidad de cualquier trabajador extranjero, coteje su nombre y números de identidad con otras bases de datos (entre ellas el FBI y la Administración del Seguro Social) y compruebe que tiene visa y permiso para laborar en el país.

Durante el año fiscal 2008 (del 1 de octubre de 2007 al 30 de septiembre de 2008) la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) completó 6,6 millones de consultas de verificación de empleo, comparado con las 3,2 millones hechas en 2007. Entre 1997 y el 31 de diciembre del año pasado la USCIS verificó más de 18 millones de identidades.

El DHS dijo además que otros $147 millones se dedicarán a un programa para identificar y deportar a criminales peligrosos indocumentados.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad