publicidad
El gobierno ha gastado más de $1,000 millones desde 2005, cuando fue aprobado el programa conocido como SBInet, que incluye el muro físico y una valla virtual, proyecto que fue detenido por caro y porque no funcionó.

Muro fronterizo Estados Unidos-México será más pequeño de lo planeado por el Congreso

Muro fronterizo Estados Unidos-México será más pequeño de lo planeado por el Congreso

El muro que dividirá la frontera entre Estados Unidos y México tendrá una extensión inferior a lo planeado por el Congreso.

El gobierno ha gastado más de $1,000 millones desde 2005, cuando fue  ap...
El gobierno ha gastado más de $1,000 millones desde 2005, cuando fue aprobado el programa conocido como SBInet, que incluye el muro físico y una valla virtual, proyecto que fue detenido por caro y porque no funcionó.

En 2010 se registraron $4,037 reportes de daños a un costo promedio de $1,800 por cada reparación

WASGINGTON " El muro que dividirá la frontera entre Estados Unidos y México tendrá una extensión inferior a lo planeado por el Congreso. El gobierno del Presidente Barack Obama apenas agregará 1.6 kilómetros a los 1,038 que se levantan en la frontera con México, según reveló el viernes el periódico The Washington Post.

El diario agregó que los planes de la Patrulla Fronteriza parecen reflejar la cauta política de la Administración sobre la efectividad de cercar una mayor extensión de su frontera de casi 3,200 kilómetros con su vecino del sur, escribió la agencia mexicana de noticias (Notimex).

publicidad

Aunque cifras oficiales sugieren que la presencia de bardas en algunas porciones de la frontera no ha detenido los cruces de inmigrantes no autorizados y el tráfico de drogas, los promotores de esta idea insisten en su efectividad.

The Washington Post recordó que el mismo presidente ha dicho que ni siquiera la construcción de una fosa plagada con cocodrilos dejará satisfechos a los críticos de su gobierno.

Ofertas de campaña

Algunos, como el ex gobernador de Massachusetts, Mitt Romney, han ofrecido cercar la totalidad de la frontera con México, en tanto que su rival, Newt Gingrich, ha prometido construir una barda doble. Ambos lanzaron sus respectivas candidaturas para alcanzar la nominación republicana y disputarle la Obama la presidencia de Estados Unidos.

A su vez, agentes de la Border Patrol reconocen que, aunque la barda que se levanta solo en algunas partes de la frontera entre ambos países, ha sido exitosa en detener el paso de vehículos: Pero ese no ha sido el caso con los cruces de inmigrantes y drogas.

“Sin la barda no tendríamos tanto tiempo (para atacar estos cruces), pero su mera existencia no se va a traducir en seguridad fronteriza”, dijo el agente especial Jonathan Creiglow, del sector El Centro en California.

Muro caro

A su efectividad para detener el cruce indocumentado se suman los costos, un aspecto contencioso en momentos en que el debate político en Washington DC gira en torno a la imperiosa necesidad de reducir el gasto y el déficit presupuestario, anoto el diario.

De acuerdo con la Oficina de Contabilidad del Gobierno (GAO), mantener los 1,038 kilómetros actuales de barda representará un gasto de $6.5 mil millones durante los próximos 20 años.

Tan sólo en el año fiscal 2010 se registraron $4,037 reportes de daños a un costo promedio de $1,800 por cada reparación, según cifras del Departamento de Seguridad Interna (DHS).

“Creo que la pregunta es qué estamos tratando de lograr (frente a quienes proponen levantar esta barda en otras zonas)”, dijo Thad Bingle, quien fue jefe de Personal de la Patrulla Fronteriza de 2007 a 2009.

El muro digital

Pero el muro físico no es el único dolor de cabeza para el gobierno de Obama. A principios de noviembre la GAO, en uno de tantos peritajes, recomendó al DHS interrumpir la construcción del polémico muro digital en la frontera con México por su alto costo y su ineficaz sistema de vigilancia y prevención del cruce indocumentado.

El informe recomendó desarrollar nuevas operaciones de vigilancia electrónica en la frontera entre el estado de Arizona y México.

Subrayó que el gobierno ha gastado más de $1,000 millones desde 2005, cuando fue aprobado el programa conocido como SBInet.

El muro digital o muro electrónico, una barrera consistente en torres equipadas con sensores, radares y cámaras automáticas que se ubican de forma paralela a la valla física que se erige en gran parte de la frontera con México fue aprobado por el Congreso a un costo inicial de $2,000 millones, cifra que luego fue calculada en unos $20 mil o $30 mil.

publicidad

Danza de millones

El muro virtual fue autorizado a un costo inicial de $2,200 millones y luego ajustado a $6,700 millones. La cerca virtual de cámaras de circuito cerrado de TV, cámaras fotográficas, sensores y radares se encuentra rodeada de fallas técnicas y demoras en la entrega de las distintas fases del proyecto.

Un primer tramo permanente del cerco fue construido en la zona de Sásabe, Arizona, y tuvo una distancia de unos 37 kilómetros (28 millas). Debió ser entregado a la Patrulla Fronteriza en enero de 2010 por el principal contratista, Boeing Co., pero la entrega fue demorada por problemas relacionados con el equipo de video.

Las autoridades federales estadounidenses no descartaron en esa oportunidad que se terminara colocando cercos virtuales sólo en ciertos tramos y no como había previsto el proyecto original.

El plan original indicaba que el cerco virtual debía estar listo para el 2011. Los problemas técnicos obligaron en enero al DHS a correr la fecha para 2014.

Historia del muro

A finales de septiembre de 2006 Boeing Co. ganó un multimillonario contrato con el gobierno federal para colocar 1,800 torres de vigilancia y otros complejos sistemas de seguridad electrónica.

El día que se adjudicó el contrato, el DHS anunció que el proyecto iba a ser construido en dos fases, y que la primera, un segmento de 45 kilómetros, sería levantado entre Tucson, Arizona, y México.

publicidad

Boeing Co., con sede en Chicago, fue una de las casi 40 compañías que compitieron en 2006 por el contrato con el DHS.

A diferencia de sus competidores, Boeing no basó su oferta de vigilancia en el uso generalizado de vehículos aéreos o terrestres no tripulados, sino que incorporó la construcción de las modernas torres que hoy en día están en tela de juicio.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad