null: nullpx
Inmigración

Líderes de derechos humanos piden al gobierno proteger a inmigrantes haitianos

“El continuo maltrato y las deportaciones de inmigrantes haitianos y solicitantes de asilo mancharán el legado del presidente Joe Biden”, advierten mas de 40 líderes de derechos humanos y civiles en un documento hecho público el miércoles. También exigen detener las deportaciones aceleradas.
Publicado 18 Nov 2021 – 10:38 AM EST | Actualizado 18 Nov 2021 – 12:22 PM EST
Comparte
Cargando Video...

“El continuo maltrato y las deportaciones de inmigrantes haitianos y solicitantes de asilo mancharán el legado del presidente Joe Biden”, advierten mas de 40 líderes de derechos humanos y civiles en un documento hecho público el miércoles.

La misiva, firmada casi dos meses después de los incidentes registrados en el sector fronterizo de Del Río (Texas), donde agentes de la Patrulla Fronteriza cargaron a caballo contra un grupo de haitianos que había cruzado el río Bravo en busca de comida en el lado mexicano y regresaban con sus familias para seguir aguardando una oportunidad de pedir asilo en Estados Unidos, reitera el llamado a la Casa Blanca para que “tome medidas inmediatas” y frene “las violentas expulsiones de haitianos y otros solicitantes de asilo negros en la frontera entre Estados Unidos y México”.

Los activistas también piden al gobierno que restaure el acceso al asilo y “ponga fin de inmediato al Título 42 del Código de Estados Unidos”, una medida activada en marzo del año pasado durante el gobierno anterior y que permite la deportación acelerada de inmigrantes por la pandemia del coronavirus.

La crisis de Del Río

El 23 de septiembre, cuatro días después de publicadas las imágenes de agentes de la Patrulla Fronteriza montados a caballo cargando contra un grupo de inmigrantes en el río Bravo, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) confirmó que 1,401 haitianos que se encontraban en un campamento improvisado debajo del Puente Internacional de El Paso (Texas) habían sido deportados en 12 vuelos.

El ministerio dijo, además, en esa ocasión, que poco más de 4,600 migrantes que se hallaban en el lugar fueron sacados del lugar y llevados a otras zonas para ser procesados, pero no especificó cuántos de ellos fueron liberados mientras esperaban que un juez de inmigración decidiera sus permanencias en el país.

El DHS también confirmó que un número importante de los cerca de 15,000 migrantes que permanecían en el puente fueron expulsados bajo el Título 42 y otro grupo, que no especificó el número, había regresado a México para no ser deportados.

Cabe señalar que la mayoría de los migrantes detenidos por el DHS venían en busca de asilo, un recurso legal disponible autorizado por el Congreso.

La carta del 21 de septiembre

Cuarenta y ocho horas después de conocida la crisis, los más de 40 activistas de organizaciones de derechos humanos le enviaron una Carta a Biden pidiéndole acciones urgentes para respetar los derechos de los haitianos detenidos y el freno de los vuelos con deportados.

Indicaron que el aumento de las expulsiones aceleradas a Haití “puso en grave riesgo la vida de miles de personas” y exigieron sancionar a los agentes que participaron en la carga montada para impedir el reingreso al país de extranjeros que aguardaban debajo del Puente Internacional de Del Río para pedir asilo.

La primera reacción del gobierno de Biden fue condenar la actuación de los agentes federales y anunció una investigación de los hechos por parte del Inspector General (IG) del DHS. El martes el ministerio dijo que la oficina del IG no investigará la carga y que había remitido el asunto “a la Oficina de Responsabilidad Profesional de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP)”.

Las organizaciones dijeron que “no responsabilizar a los agentes abusivos de CBP del sector de Del Rio por su atroz maltrato a los migrantes haitianos” es un error que comrpomete el legado del gobierno.

“La falta de acciones significativas para abordar esta crisis en curso representará un claro fracaso en el compromiso declarado del presidente con los derechos humanos y la justicia racial”, indicaron.

“La inacción también amenaza con cimentar el legado de Biden como presidente que continuó, en lugar de detener, el desmantelamiento del sistema de asilo estadounidense por parte de la Administración Trump y su objetivo de las comunidades de inmigrantes negros, marrones e indígenas”.

Los líderes de las más de 40 organizaciones fustigaron la actuación del gobierno. Estas son algunas de sus reacciones:

Loading
Cargando galería
Comparte