publicidad
Finales de marzo de 2014. Jersey Vargas abraza a su padre, Mario, tras ser liberado de un centro de detención de ICE en Louisiana.

Jersey Vargas y grupo de mujeres indocumentadas acudirán al Congreso para ver al Papa

Jersey Vargas y grupo de mujeres indocumentadas acudirán al Congreso para ver al Papa

Inmigrates indocumentados fueron invitados para asistir al discurso que el Papa Francisco pronunciará ante el Congreso.

Finales de marzo de 2014. Jersey Vargas abraza a su padre, Mario, tras s...
Finales de marzo de 2014. Jersey Vargas abraza a su padre, Mario, tras ser liberado de un centro de detención de ICE en Louisiana.

Por Jorge Cancino -  @cancino_jorge

publicidad

El nombre de Jersey Vargas, la niña que en marzo del año pasado viajó al Vaticano para pedirle al Papa que detuviera la deportación de su padre e intercediera ante el Congreso para que apruebe una reforma migratoria, se encuentra en la lista de invitados que asistirán el 25 de septiembre al Congreso para escuchar el discurso de Francisco.

También lo harán María Hernández, Carolina Morán e Hilda de Guzmán, tres inmigrantes católicas indocumentadas que fueron invitadas por la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA).

Las cuatro mujeres esperan con ansias un milagro: que el Papa ablande los corazones de los congresistas para que aprueben una reforma migratoria integral.

“Me siento muy emocionada porque voy a conocer otra vez al Papa Francisco”, dijo Jersey a Univision Noticias. “Quiero darle las gracias por lo que hizo conmigo de interceder para que liberaran a mi papá”.

“El es muy milagroso y espero que cambie el corazón a todos los republicanos para que aprueben la reforma migratoria”, indicó.

 

Frustran atentado contra el Papa en EEUU Univision

Reforma para todos

La madre de Jersey, Lola Vargas, que también estará presente en el Capitolio durante la recepción del Papa, dijo que tenía la esperanza de que este viaje “sea el más milagroso” de los que ha realizado Francisco. “Y que al final del día veamos una reforma migratoria para todos los inmigrantes”.

Alex Gálvez, abogado de Jersey, dijo que “los boletos para la asistencia de la familia Vargas fueron cedidos por el congresista Xavier Becerra. “Intentamos hablar con el pontífice pero no conseguimos una audiencia en privado”, agregó.

El abogado dijo además que la visita de Francisco al corazón de Estados Unidos se trata de un “reto” para cambiar los corazones y las mentes de los políticos “para que decidan aprobar la reforma migratoria y sacar a los 11 millones de indocumentados de las sombras”.

“Si duda es un camino delicado pero ya es tiempo de que aprueben la ley, que ya no pospongan esto. Muchos están sufriendo, sobre todo con las deportaciones”, añadió.

 

EEUU se prepara para la visita del Papa Francisco Univision

Alegría en Los Angeles

En CHIRLA ultiman los preparativos para viajar a la capital estadounidense. “Ya nos confirmaron las asistencias”, dijo a Univision Noticias Angélica Salas, directora ejecutiva de la organización. “Nuestra esperanza es que el papa conmueva el pensamiento de los políticos que juegan con las visas de tanto ser humano al no tomar acción alrededor de la reforma migratoria”.

“En este momento hay tanto odio que están promoviendo los que quieren ser candidatos a la presidencia (de Estados Unidos), que nuestra esperanza es que el papa de un mensaje de amor y la necesidad de proteger a las familias, los niños y los trabajadores inmigrantes”, agregó.

“Y definitivamente también esperamos que el papa también hable de las deportaciones para que el gobierno las detenga y permita que las familias se mantengan unidas”, dijo la activista.

publicidad

Un reporte de Univision Noticias la semana pasada reveló que en lo que va de las dos administraciones de Obama el gobierno ha deportado (al 31 de agosto de 2015) a 2,488,302 indocumentados, y que más del 40% de los expulsados en 2015 no tenía antecedentes criminales.

 

Cuba libera a reos por visita del Papa Univision

Caminata de 100 millas

Antes de asistir al Congreso el 25, Hernández, Guzmán y Morán caminarán 100 millas, junto a otras mujeres indocumentadas, desde el centro de detención familiar del condado de Berk, en Pensilvania, hasta la Casa Blanca para llamar la atención del pontífice sobre el tema de los indocumentados.

La marcha arranca el martes 15 y finalizara el 21, el mismo día en que Francisco arribe a Washington tras concluir su peregrinación a Cuba y en la víspera de su encuentro con Obama en la Casa Blanca.

“Mañana celebraremos una ceremonia religiosa en Pensilvania para dar inicio a la caminata”, dijo a Univision Noticias Alejandra Saucedo, del movimiento DREAMers Mom de Florida, uno de los organizadores de la caminata. “En un comienzo éramos 100 mujeres, pero la cantidad de caminantes es mucho mayor que eso, más de lo que habíamos esperado”.

publicidad

"Estamos listas", dijo a Univision Noticias Guzmán en el aeropuerto de Baltomore. "Acabo de bajar del avión y voy con destino a Pensilvania. Mañana comienza la marcha y nuestro principal ruego es que se nos escuchen, que se oiga nuestra voz y el Congreso apruebe la reforma migratoria. Yo vine a este país hace cinco años desde El Salvador y toda mi familia está acá; vino huyendo de la guerra". 

Centro en la mirilla

El centro de detención de Berk es uno de los tres recintos de ICE que en agosto recibieron la orden de una jueza de California para que respete un acuerdo judicial de 1997 y libere a menores de edad y sus madres.

El gobierno tiene hasta el 23 de octubre para cumplir la orden.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés) dijo recientemente a Univision Noticias que no estaba de acuerdo con la decisión del tribunal y revisaba el dictamen.

El padre de Jersey

Mario Vargas López, el padre Jersey, fue liberado a finales de marzo del año pasado tres días después del encuentro entre el Papa y el Presidente Obama en el Vaticano. El inmigrante de nacionalidad mexicana llevaba dos años preso esperando ser deportado tras ser arrestado por una infracción de tránsito en 2012.

Vargas había sido arrestado en Tennessee en septiembre de 2012 por un cargo de conducir ebrio y recibió una sentencia de seis meses en prisión. Cumplida la condena fue entregado a las autoridades de inmigración para ser puesto en proceso de deportación bajo el programa federal Comunidades Seguras.

publicidad

El inmigrante se encontraba en un centro de detención de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en inglés) en Louisiana.

“Estamos en proceso de pedirle a la corte de inmigración que cierre su caso y obtenga la residencia legal permanente. Por ahora tiene un permiso de trabajo”, concluyó Gálvez.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad