publicidad
En el estado de Indiana viven entre 55 y 85 mil inmigrantes indocumentados, la mayoría de origen latinoamericano.

Indiana no apelará fallo judicial que bloqueó ley de inmigración

Indiana no apelará fallo judicial que bloqueó ley de inmigración

El fallo judicial que bloqueó temporalmente las partes más polémicas de la ley migratoria de Indiana no será apelado, a menos que el dictamen se convierta en permanente, advirtió el Secretario de Justicia de ese estado, Greg Zoeller.

En el estado de Indiana viven entre 55 y 85 mil inmigrantes indocumentad...
En el estado de Indiana viven entre 55 y 85 mil inmigrantes indocumentados, la mayoría de origen latinoamericano.

Legislación fue inspirada en la polémica ley SB1070 de Arizona

INDIANAPOLIS " El fallo judicial que bloqueó temporalmente las partes más polémicas de la ley migratoria de Indiana no será apelado, a menos que el dictamen se convierta en permanente, advirtió el Secretario de Justicia de ese estado, Greg Zoeller.

Zoeller dijo que decidió no oponerse al fallo de la jueza federal Sarah Evans Barker, emitido el 24 de junio, por "razones estratégicas", reportó The Associated Press.

Pero el secretario advirtió que seguiría defendiendo la ley en las cortes.

Barker escribió en su fallo de finales de junio que las provisiones de la ley que permiten a la policía detener a inmigrantes que no han cometido delitos y limitan el uso de los documentos de identidad emitidos por consulados extranjeros, infringen el poder del gobierno federal de regular cuestiones inmigratorias.

publicidad

Un fallo similar fue emitido el 28 de julio de 2010 por una corte federal que congeló partes casi idénticas de la ley de Arizona, que además criminalizó la estadía indocumentada en ese estado fronterizo con México.

El fallo de Barker

La jueza federal de distrito Barker accedió a una petición interpuesta por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) y el National Immigration Law Center, quienes demandaron en mayo al estado. Argumentaron que la ley da a la policía poderes amplios para realizar detenciones de inmigrantes que no han cometido delitos.

La ACLU ha señalado que la redacción de la ley permitiría el arresto de cualquier persona contra quien hubiera una nota de acción presentada por autoridades de inmigración, un trámite que afecta virtualmente a cualquiera que solicite estar en Estados Unidos por cualquier razón.

Otra parte bloqueada de la ley de Indiana fue una medida que prohibiría a los indocumentados el uso de cédulas expedidas por consulados extranjeros como prueba de su identidad.

La ACLU calcula que el consulado mexicano en Indianápolis ha emitido aproximadamente 70 mil de esas tarjetas de identificación, y señaló que esas medidas interferirían con los tratados internacionales que permiten su expedición.

La embajada de México acreditada en Estados Unidos dijo a Univision.com que entre 2001 y 2010 sus consulados han extendido 8.3 millones de matriculas, se aceptan en 265 condados, 437 concejos la consideran un documento válido de identificación, 1,426 departamentos de policía y alguaciles la permiten, la aceptan 276 instituciones financieras y en 43 estados al menos una entidad la acepta.

Lista de iniciativas

La ley de Indiana, promulgada por el gobernador Mitch Daniels el 10 de mayo, forma parte de un paquete de al menos 80 proyectos aprobados por la legislatura estatal.

Organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes y de derechos civiles no rechazan todas las provisiones de la ley amplia, que despoja también de ciertas deducciones fiscales a los patrones que contraten a indocumentados. El principal punto de controversia es el poder de las autoridades para realizar arrestos.

La ley de Indiana permite que la policía detenga a inmigrantes bajo ciertas condiciones, como si enfrentan una orden de expulsión emitida por un tribunal de inmigración. La ACLU reiteró que algunas de las condiciones son demasiado amplias, pueden aplicarse a discreción a miles de inmigrantes y violan el requisito constitucional de una causa probable.

Por ejemplo, la ACLU señala que la redacción de la ley permitiría la detención de cualquiera a quien se ha emitido una notificación de las autoridades migratorias, un trámite que afecta prácticamente a toda persona que solicita estar en Estados Unidos por cualquier motivo.

"El estatuto autoriza a la policía de Indiana para arrestar a personas pese al hecho de que no exista causa probable de que esas personas hayan cometido delitos", señalaron los grupos en un informe presentado en junio.

La ley migratoria de Indiana, además de otorgar poderes extraordinarios a las policías para detener a inmigrantes que no lleven consigo documentos de identificación, convertiría en un delito el uso de credenciales de identificación expedidas por consulados extranjeros, como por ejemplo la Matrícula Consular Mexicana.

publicidad

Otros detalles

Entre las legislaciones aprobadas por la legislatura de Indiana, una niega a los indocumentados el derecho de pagar las mismas cuotas que los residentes legales del estado en las universidades apoyadas por Indiana. Otra, revoca algunos créditos fiscales a empresas que contratan a indocumentados.

El Senado de Indiana también aprobó una propuesta que otorga multas severas y retira licencias a compañías que contraten a inmigrantes sin papeles que demuestren su estadía legal en Estados Unidos.

Otra de las leyes emitidas, la SB 590, permite a los agentes de policía locales (estatal y municipal) pedir documentos de residencia a personas que sean detenidas por infracciones menores, como de tránsito, si el oficial tiene una “sospecha razonable” de que el detenido es indocumentado.

Otra ley obliga que documentos oficiales sean impresos sólo en idioma inglés y que no se use otro idioma ni en reuniones públicas o sitios de Internet oficiales.

La ley migratoria de Indiana también obliga a las empresas a participar en el programa federal conocido como "E-verify" para verificar el estatus legal de sus empleados. Y establece que el fiscal general del estado investigue las quejas presentadas contra las empresas e imponga acciones contra quienes violen los nuevos reglamentos.

El fiscal general de Indiana también autorizaría que la policía estatal ofrezca capacitación a la policía local para combatir la inmigración ilegal en "zonas problemáticas" del estado.

publicidad

La Cámara de Comercio de Indiana, al igual que grupos defensores de los derechos de los indocumentados, se opone a las medidas e insisten en que el combate a la inmigración ilegal es tarea del gobierno federal.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad