publicidad
Hay temor en la comunidad por la política de deportaciones.

Gobierno niega política oficial de deportaciones

Gobierno niega política oficial de deportaciones

La jefa de la seguridad de EU, Janet Napolitano, negó que las deportaciones sean la política oficial del gobierno del presidente Barack Obama.

Hay temor en la comunidad por la política de deportaciones.
Hay temor en la comunidad por la política de deportaciones.

Napolitano suaviza memorando interno del ICE

WASHINGTON - La jefa de la seguridad de Estados Unidos, Janet Napolitano, negó el miércoles que el borrador de un memorando del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) sobre la deportación de inmigrantes indocumentados sea la política oficial del gobierno del presidente Barack Obama.

La intervención se produjo un día después de que el Senado rechazara una propuesta para aprobar el Dream Act "ley que daría residencia a miles de estudiantes indocumentados con notas sobresalientes- y una semana después del anuncio de una eventual presentación al Congreso de un plan de reforma migratoria integral.

Un reporte de la Agencia Mexicana de Noticias (Notimex) reveló que el memorando, que recomienda un enfoque especial en las deportaciones de extranjeros con antecedentes penales, “no es la política del ICE”, de acuerdo con declaraciones que Napolitano dio durante una audiencia en el Senado sobre terrorismo tras los atentados de 2001.

publicidad

Sólo una guía

La jefa del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) apuntó que el ICE divulgó recientemente los documentos para guiar a sus agentes a enfocarse en extranjeros criminales, fugitivos por delitos graves, pandilleros y los que representan una amenaza a la seguridad pública, que han sido deportados en cifras récord durante el año fiscal 2010, que finaliza el 30 de septiembre.

Los senadores republicanos John McCain (Arizona) y Scott Brown (Massachussets) preguntaron durante la audiencia si ese memorando puede impedir que la policía reporte al ICE a un indocumentado detenido por un delito menor, como una violación de tránsito.

Según Notimex, Napolitano afirmó que la detención de inmigrantes indocumentados involucrados en delitos menores depende de si tienen antecedentes penales y de la disponibilidad de espacio en los centros de detención.

Napolitano calificó además de “erróneos” los reportes de prensa que indican que el gobierno federal de Estados Unidos busca “dejar libres” a los inmigrantes indocumentados.

Despacho interno

El memorando, con fecha 30 de junio de 2010, fue enviado por el director del ICE, John Morton, a todos los empleados de la entidad federal. El documento enfatiza la deportación de extranjeros con antecedentes penales y los inmigrantes recientes.

En ese borrador de memorando “sólo para su discusión y comentario”, el ICE reconoció que posee recursos limitados que le permiten deportar a unos 400,000 indocumentados por año, menos del 4.0 por ciento del total en Estados Unidos, estimados en 11.1 millones de acuerdo con datos del Pew Hispanic Center (10.8 millones según el DHS).

La organización proinmigrante America’s Voice indicó en un comunicado reciente que el memorando sólo se aplica a unos 17 mil indocumentados en proceso de deportación que ya solicitaron su ajuste migratorio y sus peticiones tienen mucha probabilidad de ser aprobadas.

Señaló que la directriz no evita la deportación de personas cuya solicitud de ajuste migratorio sea rechazada, no se aplica a personas que supongan una amenaza a la seguridad pública y no suspende los procesos de deportación de la mayoría de las personas que ya los enfrentan.

Senadores preocupados

La cadena Fox News informó el miércoles en su blog sobre política que senadores republicanos, encabezados por Charles Grassley (Iowa), expresaron en una carta a Napolitano su preocupación por su aplicación de las leyes de inmigración.

Citaron como ejemplo un memorando del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) que delinea “alternativas administrativas a una reforma migratoria”, lo cual reduciría los esfuerzos del gobierno federal de deportar a “grupos enteros de inmigrantes ilegales”.

El vocero del DHS, Matt Chandler, respondió en un comunicado a Fox News que en 2009 el gobierno deportó a más extranjeros que en toda la historia de esa entidad federal y que ya ha superado récords de deportaciones este año.

Datos del memorando

El pasado 27 de agosto se reportó que el gobierno federal decidió cancelar la deportación de ciertos inmigrantes indocumentados para centrarse en la expulsión de criminales, según un memo interno de ICE que suscitó tanto elogios como críticas de grupos en ambos lados del debate migratorio.
publicidad

El documento, de fecha 20 de agosto, explica que el giro en la política de detenciones forma parte de un replanteamiento de las prioridades de la agencia.

De acuerdo con el documento, ICE revisará "aproximadamente 17,000" casos pendientes en las cortes de inmigración, con la idea de agilizar los trámites de quienes no han cometido delitos graves.

Las autoridades enfatizaron que no se trata en ningún momento de una "amnistía", sino de resolver las demoras en los tribunales, algo que en el pasado ha suscitado críticas.

Miles de casos pendientes

Según el grupo de investigación "Transactional Records Access Clearinghouse", de la Universidad de Syracuse, los tribunales de inmigración tenían, hasta junio pasado, 247,922 casos pendientes, y el tiempo promedio de espera fue de 459 días.

El tiempo de espera, sin embargo, puede ser mayor -hasta dos años- en algunos distritos del país.

El nuevo enfoque de la Administración Obama -reportado inicialmente a mediados de agosto por el diario The Houston Chronicle- será el arresto y deportación de inmigrantes condenados por delitos graves o que son una amenaza para la seguridad ciudadana.

"Esta Administración está comprometida con una reforma migratoria inteligente y eficaz, dando prioridad al arresto y expulsión de inmigrantes criminales y de quienes representan un peligro para la seguridad nacional", dijo entonces a Efe Richard Rocha, subsecretario de prensa de ICE.

publicidad

Rocha subrayó que ICE no está realizando una amnistía "por la puerta trasera" y que, de hecho, "ha colocado a más gente en trámites de deportación este año que jamás nunca".

Escrito y firmado por Norton

El documento de cuatro páginas, escrito por el director de ICE, John Morton, indica que al revisar los casos pendientes para un ajuste migratorio, las autoridades de inmigración tomarán en cuenta factores como antecedentes penales, pruebas de fraude u otra "conducta criminal" y riesgos para la seguridad pública.

Si no surgen "factores adversos", entonces la Oficina de Asuntos Legales de ICE (OCC) y otras oficinas implicadas tendrán la autoridad de descartar los trámites de deportación en ciertos casos pendientes ante la Oficina Ejecutiva para la Revisión Migratoria (EOIR).

El documento precisa también que las autoridades, en todo caso, sólo analizarán cancelar las órdenes de deportación contra aquellos que reúnan ciertos requisitos y que ya hayan iniciado trámites para un ajuste migratorio.

Y, en algunos casos, aún si el solicitante reúne los requisitos para la residencia legal, por ejemplo, ICE se reserva el derecho de continuar el proceso de deportación sin importar si su solicitud ha sido aprobada por la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS).

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad